News Argentina

miércoles 16 de julio, 2008
COLECCIONABLES Y COLECCIONISTAS
por Mercedes Monti
COLECCIONABLES Y COLECCIONISTAS
 

La muestra que intenta "aquietar el ojo" y sumar nuevo público al museo, hace una distinción entre la planta baja, donde se presentan diversos objetos decorativos exhibibles en vitrinas; y el subsuelo, donde se exponen elementos de uso cotidiano y de fabricación industrial pero de diseño.

Motos, triciclos, binoculares, autógrafos musicales, cajitas de rapé con forma de zapatos y tejas chinas son algunos de los temas de las colecciones que hoy se exhiben en los salones del Museo de Nacional de Arte Decorativo, en la muestra que entregó el Premio MNAD-Banco Galicia.

La muestra que intenta "aquietar el ojo" y sumar nuevo público al museo, hace una distinción entre la planta baja, donde se presentan diversos objetos decorativos exhibibles en vitrinas; y el subsuelo, donde se exponen elementos de uso cotidiano y de fabricación industrial pero de diseño. También se presenta parte de la colección ganadora del Premio MNAD-Banco Galicia al Coleccionista Joven compuesta por 460 dedales perteneciente a Marí­a Soledad Jorge.
Durante los dos años que llevó preparar la muestra, los curadores Hugo Pontoriero, Jefe del Departamento de Museologí­a del MNAD, Juan José Ganduglia, Director Provincial de Patrimonio Cultural y Alberto De Caro, del anticuario Circe, debieron establecer un criterio de selección cuyo primer paso fue distinguir a los coleccionistas de quienes sólo juntan objetos. Los primeros se distinguen porque "junta con un criterio, clasifican, ordenan y saben cuántos ejemplares le faltan porque conoce la población total de este elemento. El coleccionista va más allá de lo estético formal y valora la caga histórica del objeto que en otra época tuvo un uso cotidiano, lo que lo convierte en un testigo histórico", explica De Caro, y añade que otros de los criterios ha sido que las colecciones "fueran de interés para el público en general".
En la planta alta se encuentran dispuestas desde porcelanas, opalinas, marfiles europeos, cristales de bohemia, hasta bastones con empuñaduras con formas de animales, figuras de caballos realizadas en bronce patinado y cajitas de rapé en forma de zapatos o botas. También un conjunto de pantallas que las damas de los siglos XVIII y XIX utilizaban para protegerse la cara del calor de las chimeneas. La muestra sigue en el subsuelo, donde se agrupan diversas colecciones relativas al transporte. Empezando por juguetes realizados en hojalata, el recorrido continúa con triciclos que "toman la forma de los autos de la época", explica Pontoriero, e incluso hay una Bugattina, pequeño vehí­culo basada en el prototipo inicial que Ettore Buggatti diseñó para su hijo. En el mismo piso se presentan también autógrafos musicales, tejas chinas, lanzas y chiwaras africanas.
En cuanto al concurso, Diego Videla, Gerente de Asuntos Institucionales del Banco Galicia, expresó estar muy contento con la convocatoria que atrajo a 106 coleccionistas jóvenes, desterrando así­ la creencia de que esta actividad es algo propio de los mayores. "Quisimos abrir un espacio para que pueda participar la gente joven que hoy no tiene muchas oportunidades", explicó y señaló que hasta participó un niño de seis años que recibió una mención por su colección de caracoles.
La ganadora, Marí­a Soledad Jorge, de 31 años, cuenta: "Compré unos dedales para mi abuela, quien me crió y se dedicaba a la costura, y antes de que se los llegara a dar falleció. Por eso inicié esta colección en homenaje a ella". Y señala que una de las caracterí­sticas que busca en los dedales que atesora es que "tengan un significado para una determinada cultura, que muestren parte de su idiosincrasia".

Hasta el 3 de septiembre en el Museo Nacional de Arte Decorativo, Av. del Libertador 1902.

 
  • Abren
  • Siguen
  • Cierran

Newsletter

Para enterarte de las novedades de la escena artística, registrate a nuestro newsletter.