News Argentina

miércoles 16 de julio, 2008
PANORMA INTERIOR
Desde Mendoza
por Graciela Distéfano
PANORMA INTERIOR
 

El discreto encanto de un mes sin estridencias ni sobresaltos, de lánguido sol invernal, no debe llamar a engaño: sin prisa pero sin pausa la actividad se mantuvo en todos los sitios, aunque no tengamos lugar para reseñarlos a todos.
"Quien recibe un nombre recibe un destino" decí­a el recordado Marechal, y es lo que parece ocurrir con DAR (Daniel Augusto Rueda) y su emprendimiento de circulación artí­stica.

Silencios trepidantes

"En realidad, para los fogones -indí­genas negros de África- el silencio, cuando no es fruto del miedo, constituye una cualidad social muy apreciable".
Antonio Di Benedetto
(El silenciero)

El discreto encanto de un mes sin estridencias ni sobresaltos, de lánguido sol invernal, no debe llamar a engaño: sin prisa pero sin pausa la actividad se mantuvo en todos los sitios, aunque no tengamos lugar para reseñarlos a todos.
"Quien recibe un nombre recibe un destino" decí­a el recordado Marechal, y es lo que parece ocurrir con DAR (Daniel Augusto Rueda) y su emprendimiento de circulación artí­stica.
Silenciosamente, ha ido moviendo la obra de los mendocinos con inteligencia y destreza por distintos lugares. Y así­ fue que, en el curso de poco más de un mes, unió a "Spilimbergo y Pardo, maestro y discí­pulo. Un mismo lugar: Tucumán", una muestra en la galerí­a Encuentro de un retazo de historia plástica del interior del paí­s. También la obra de Alberto Thormann viajó a Buenos Aires de la mano de este inquieto art dealer y se proyecta en el Viejo Mundo, con la exposición que realizara en Marbella junto a Viviana Herrera, Juan Castillo, Alejandra Civit, Osvaldo Chiavazza, Fernando Jereb, Cristóbal Peña y Lillo entre los mendocinos. Un joven abogado, que pareciera materializar el sueño de Patiño Correa (un gran soñador de los años 60) de esta exitosa difusión del arte de sus coprovincianos. Con gentileza, con humildad, con perseverancia se fue introduciendo y haciendo de esta actividad una empresa rentable, donde los artistas encuentran un gran facilitador de oportunidades.
También se respiraba un clima de intimidad y silencio en el MMAM, donde exponen dos de los pintores premiados en sucesivos salones Victoria, de San Rafael. Enrique Testaseca, con "Paisaje interior" se sumerge en esa fecunda tradición mendocina a la que explora, dándole una vuelta de tuerca, sin efectos ornamentales y con intensidad minimalista. En tanto que Carlos Escoriza, en "frágil humano amor", muestra una transición hacia rumbos conceptuales sin despegar de la pintura, sino desplegando una variedad de recursos que incluí­an un video de Diego Campoo, quien compaginó con acierto y solidez una serie fotográfica del autor, creando un extrañamiento que parte de la imagen de la manzana, sí­mbolo ¿universal?, ¿occidental? y sus metáforas y estados.
Por otro lado, en el ECA el Encuentro de Tejedores: "Hombre-fibra-tiempo", del que Beatriz Báez es "alma mater" comprobó las posibilidades de una convocatoria realmente federal y abierta a todas las tendencias que conviven en los diferentes espacios.
Otra acción de apertura -y es bueno decirlo- son las muestras itinerantes que se ofrecen a las localidades alejadas de la capital provincial de parte de la Subsecretarí­a de Cultura. Le tocó al sureño departamento de General Alvear recibir a Ofelia Santos, Betty Ordóñez, Maria Gabriela Isola y Roxana Bermejo y sus obras. Las artistas se prodigaron en el lejano sur, básicamente en el espacio escolar y quedó la inquietud de una mayor asiduidad.
Así­, en un silencio fecundo, se desplegaron muchas acciones que hablan de la vitalidad de este "interior" que aunque no se dejen escuchar demasiadas voces, trepida en sus encrucijadas.

 
  • Abren
  • Siguen
  • Cierran

Newsletter

Para enterarte de las novedades de la escena artística, registrate a nuestro newsletter.