News Argentina

lunes 12 de abril, 2010
La Casa Nacional del Bicentenario
Una mirada contemporánea para ver la historia
por Graciela Lehmann
La Casa Nacional del Bicentenario

El mapa cultural de Buenos Aires cuenta con un nuevo punto de encuentro dinámico, pluralista y participativo, con un lenguaje contemporáneo, que propone abordar temás históricos a través de un programa heterogéneo integrado por exhibiciones, debates, seminarios, ciclos de cine, música, danza y teatro, invitando a quienes lo recorren, a reflexionar sobre identidad argentina desde nuestro pasado, presente y futuro.

Entrevista con Liliana Piñeiro

Se trata de la Casa Nacional del Bicentenario, emplazada en Riobamba 985, en dos antiguos edificios simétricos que abarcan 3.500 metros cuadrados, donde los visitantes pueden recorrer una muestra permanente en la planta baja y diversas exposiciones temporales desplegadas en los cuatro pisos que integran el resto de esta suntuosa casa. Cuenta también con un archivo digital, librería, bar, living de lectura y un subsuelo acondicionado para depósito y talleres de montaje. Arte al Día dialogó con su directora, Liliana Piñeiro para conocer la propuesta de este “centro cultural” inaugurado en el marco del festejo de los 200 años del Primer Gobierno Patrio.

AAD: ¿Cómo surgió la idea de crear una Casa del Bicentenario y qué sientes como directora?
LP: Es un proyecto de Presidencia de la Nación y la Secretaria de Cultura, creado hace más de dos años y medio con el anterior Secretario de Cultura José Nun y continuado por Jorge Coscia para llevar adelante exhibiciones de nuestra historia e identidad.
Es maravilloso estar en un proyecto que arranca de cero. Pocas veces uno tiene esa oportunidad. Lo bueno es que podíamos enfocarnos en el diseño de los contenidos y al mismo tiempo, trabajar con los arquitectos en los diversos espacios, sumando el programa educativo y expositivo, y adaptando el lugar a las necesidades futuras.

AAD: ¿Cómo se incorporó el uso de la tecnología a un espacio que propone una mirada sobre la historia?
LP: Tuvimos un aporte muy importante de 300 mil euros por parte de la agencia española de cooperación AECID, que nos permitió dotar a la casa de un sistema tecnológico para brindar exhibiciones a partir de documentos, fotografías de archivo y de autor , con un lenguaje contemporáneo, y también producir y proyectar material audiovisual. También tejimos alianzas con la Universidad Nacional de Tres de Febrero en el diseño de la tecnología y con el Instituto Nacional de Cinematografía, que aportó proyectores.

AAD: ¿Cómo está planteado el programa expositivo?
LP: Lo que hacemos son exhibiciones temporales e itinerantes, acerca de un tema a lo largo de los últimos doscientos años. En este caso, la exposición que ocupa los cuatro pisos de la casa repasa el tema de la mujer con el título “Mujeres 1810-2010”. Con curaduría de Valeria González y la participación de Dora Barrancos y las historiadoras Mirta Lobato y Laura Malosetti, la muestra plantea la articulación de algunas problemáticas, poniendo en perspectiva el escenario social y político de nuestro país, con “las mujeres” como sujeto colectivo protagonista de esa narración.

AAD: Teniendo en cuenta que en la muestra participan destacados artistas como Ananké Assef, Magdalena Jitrik, Res y Gabriel Baggio, ¿qué lugar tiene el arte contemporáneo en una casa que propone abordar temas del pasado?
LP: Decidimos que el arte contemporáneo, o el arte en general, forme parte de los guiones expositivos, además del material de archivo, porque de alguna manera los artistas son aquellos que dan cuenta de los procesos que están sucediendo, muchas veces anticipándolos.

AAD: Además de la muestras temporales hay una permanente en la planta baja titulada “Muchas voces, una historia. Argentina 1810-2010”, ¿cómo fue planteada?
LP: La muestra permanente está integrada por una videoinstalación, que propone recorrer en imagen y sonido dos siglos de historia argentina, a través de seis pantallas que ofrecen la visión de una pluralidad de testimonios de protagonistas y perspectivas de nuestra sociedad. La idea es que sea un lugar que conecte al espectador con la historia y lo embeba del espíritu de nuestra historia y en actitud de preguntarse ciertas cosas.

Programa educativo
Un nutrido programa de actividades educativas a propósito de las muestras en exhibición ofrece al público más joven, la oportunidad de abordar los temas históricos de manera activa y participativa. En ese marco, Faber-Castell, la empresa más antigua de producción de lápices próxima a cumplir su primer cuarto de milenio, participa activamente en los programas e iniciativas educativas de la flamante Casa, proveyendo el material didáctico para diversas actividades. Los programas educativos están orientados a los alumnos de instituciones primarias y secundarias de la Ciudad de Buenos Aires y del Gran Buenos Aires. Los chico que asistan a estas actividades podrán contar con la reconocida calidad de los productos Faber-Castell para dibujar y pintar, además de llevarse un obsequio con útiles escolares de la empresa por haber participado.
INFO
Casa Nacional del Bicentenario
Riobamba 985, C1116ABB
Horarios
De martes a domingo y feriados de 14.00 a 21.00 hs.
Lunes cerrado. Ingreso hasta 30′ antes del cierre.
Entrada Libre

Newsletter

Para enterarte de las novedades de la escena artística, registrate a nuestro newsletter.