Nota publicada online

miércoles 30 de septiembre, 2020
Karina El Azem en vivo
Hacemos Arte online desde su casa
Catellani, Vanesa
por Vanesa Catellani
Karina El Azem en vivo

Desde Arte Online conversamos con Karina El Azem para conocer en profundidad sus procesos creativos y realizamos un recorrido por su cuerpo de obra hasta sus últimas producciones.

Karina El Azem trabaja sus obras a través de multi–disciplinas. Se vale de las técnicas del assemblage, de la pintura, de la  fotografía, de la instalación y el uso del ordenador para crear y trabajar su obra. Crea matrices manualmente y luego las fotografía para llegar a la obra única y final. 

 
Lo popular (urbano porteño)*

"Una de las líneas de sentido que transita la producción de El Azem es la de lo popular en general y lo popular argentino, desde un punto de vista urbano. Si bien esto derivaría más tarde en su desarrollo sobre la cuestión del ornato que roza también lo popular, desde el principio la artista se inclinó por tratar cuestiones del gusto «común», no aquel de la sofisticación de grandes marcas, negocios caros, ni especialistas en diseño, sino el de barrios de la ciudad de Buenos Aires, más bien de clase media. La primera producción que tradujo esta inclinación fueron las maquetas o modelos de casas, de edificios o departamentos de barrios de la ciudad. Los tipos de modelos escogidos pertenecieron a un tipo de arquitectura correspondiente al período entre los años 1930 y 1950, y en general, no realizada por arquitectos sino por maestros constructores, además de identificarse con un tipo de construcción no muy costosa." Mercedes Casanegra -extracto de texto-

Colombia 851, 1994 Maqueta de cartón tomada de modelo real Cardboard model after real house 15 × 22 × 30 cm
Ornamento y unidad mínima*

"Si se tuviera que nombrar la cualidad que la define, o el concepto de mayor intervención en la obra de Karina El Azem, seguramente se escogería lo ornamental en primer término. La artista recurrió a otras disciplinas para encontrar un nuevo alfabeto que le serviría paracrear su lenguaje. (…)

Al remitirnos al núcleo mínimo de composición de las obras de El Azem nos encontramos con la unitaria mostacilla que luego se multiplica para componer planos diversos en sus obras. La artista ha elegido este pequeño elemento, que servía antiguamente para realizar objetos y adornos no muy costosos que luego se popularizó en los años sesenta en la confección de bijouterie de estilo hippie, y más tarde se generalizó como una de las artesanías más populares, tanto en otras partes del mundo como en la Argentina. La mostacilla se transformó, de algún modo, en un símbolo del ornamento vistoso, artesanal, semi-industrial, de precio accesible para un rango amplio de personas y que ofrece la posibilidad de construcción de objetos y accesorios, desde los muy sencillos hasta los de una cierta sofisticación y brillo." Mercedes Casanegra -extracto de texto-

Los mitos y símbolos populares y el destino argentino como trama*

"(...) El Azem introdujo el tema de determinados mitos y símbolos populares. Una de esas obras representa a un Juan Domingo Perón, sólo que en una imagen poco habitual, en actitud de esquiar. La artista la encontró en la sección de un archivo fotográfico dedicado a Perón y los deportes. Si bien parece que la toma fue realizada en Bariloche, El Azem agrega su propia interpretación. Supone que el ex Presidente habría sido retratado en Italia mientras recibía entrenamiento de parte de Benito Mussolini. Plasmó también a Evita, «heroína idealista caída en plena juventud»6, en una imagen tomada de un retrato formal muy difundido. La artista representó a ambos personajes, históricos y míticos en el imaginario popular, en un mismo material, acrílico que remite al vidrio de color cambiante según la condición meteorológica ambiente utilizado parasuvenires, como los legendarios gallito o fragata. Casi en similar plano de sentido hizo a Ceferino Namuncurá  y al Gauchito Gil. El primero, beatificado recientemente; el segundo, parte de un santoralprofano, pero ambos de gran devoción popular. En estos casos, plasmó sus imágenes con su técnica habitual de mostacillas. En factura parecida acometió también con algunos símbolos nacionales como el escudo nacional y la Pirámide de Mayo. Si bien Ceferino y el Gauchito son personajes oriundos del interior del país, el hecho de hacerlos de este modo los asimila, al igual que todos estos objetos mencionados, a la cultura popular urbana vinculada al arte pop." Mercedes Casanegra -extracto de texto-

La violencia subyacente*

"«Abordo diferentes formas de violencia y autoritarismo tan características de nuestra idiosincrasia», afirma la artista. 

A partir de 2001, Karina El Azem comenzó a trabajar con municiones y cápsulas de balas, en general utilizadas del mismo modo que las mostacillas. Le interesó tanto referirse a la violencia urbana y cotidiana como a la de grandes conflictos como la Guerra de Malvinas o la Guerra del Golfo. 

Para los primeros trabajos de este tipo, apeló al sistema de representación de las figuras de señaléctica de lugares públicos, edificios de oficinas y aeropuertos, entre otros. Así, aparecieron los polirollers o policías en actitud de preparación para el golpe, la mujer con cacerola, como si ésta fuese un arma de defensa. El hecho de usar este tipo de iconografía tan desafectada de cualquier connotación expresionista es típico de las estrategias de la artista de unir dos realidades en apariencia opuestas. Con respecto a códigos de la violencia urbana, la artista descubrió casualmente una serie de códigos internacionales utilizada por los ladrones para señalar la posibilidad de robo en casas, etc.Mercedes Casanegra -extracto de texto-

14a Bienal Internacional de Arte Contemporánea de Curitiba 

En el marco de la ​14a Bienal de Curitiba:​ Fronteras abiertas​, la curadora argentina Gabriela Urtiaga​ presentó​ ​la exhibición colectiva​ Los hilos del ritual ​como parte del envío argentino  (MON - Curitiba, Brasil). La curadora seleccionó obra de Karina El Azem perteneciente a su última serie, junto a diferentes trabajos de Diana Aisenberg, Marisa Caichiolo, Elena Dahn, Inés Drangosch, Catalina León,  Teresa PeredaInés Raiteri.

"Los hilos del ritual ​se propone esbozar una narrativa construida por la obra de ocho artistas mujeres que, con poéticas muy personales, desarman y desdibujan el relato de la tradición para reconvertirlo en una interpelación urgente sobre lo femenino, la relación con los materiales, lo accidental, el cambio y lo inalterable. Hay un uso de la trama, como medio y patrimonio, que en manos de estas mujeres artistas cobra una dimensión conceptual muy potente al desafiar límites y poner en crisis (aún más) un discurso preconcebido y agotado." Gabriela Uriaga -extracto de texto curatorial-

* Extractos tomados del libro "Karina El Azem" de Patricia Rizzo Editora con textos de Mercedes Casanegra