19 mayo 2019

News Argentina

sábado 16 de abril, 2011
|
Política Cultural
Magdalena Faillace
por Marcela Costa Peuser, desde New York

Embajadora del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina

El mural de Siqueiros: un legado latinoamericano

Arte al Día dialogó con Magdalena Faillace a propósito de la misteriosa obra del artista mexicano. La actual directora de Asuntos Culturales ha tenido un rol fundamental en el rescate de “Ejercicio plástico”, obra monumental y única que, tras un extenso proceso de recuperación finalmente ha sido enteramente restaurada y, aparentemente, muy pronto podrá ser exhibida públicamente en lo que fue el edificio de la Aduana Taylor.
Todo en esta historia es una gran novela signada por pasión y controversias que nos resume Faillace. Esta singular obra fue encomendada a David Alfaro Siqueiros, en 1933, por Natalio Botana, director del diario Crítica, para su quinta Los Granados. El mural, que escapaba totalmente al tono de denuncia política que caracterizaba la obra del muralista mexicano, fue realizado en una cava de paredes cóncavas, en la que Siqueiros, con la asistencia de los artistas argentinos Berni, Spilimbergo, Castagnino y el uruguayo Lázaro, pintó voluptuosas y sensuales figuras femeninas; entre ellas la de la modelo Blanca Luz Brum con la que Siqueiros tuvo un romance.

Lo revolucionario de esta pintura fue que las figuras se proyectaban de manera envolvente en las paredes, el techo y el piso del espacio subterráneo y fue realizada con resinas epoxi que la protegieron de muchas contingencias posteriores. Tras la muerte de Botana la quinta pasó por distintas manos hasta que en a fines de 1988 un grupo encabezado por Mendizábal compró la propiedad con la intención de tirarla abajo para rescatar el mural. Con ese fin se convocó a una empresa de ingeniería que construyó una estructura de hierro y madera capaz contener las paredes de este espacio magistralmente seccionadas, todo esto bajo la mirada de un experto restaurador mexicano, Manuel Serrano, que dirigió la operación de extracción del mural y su posterior embalaje en cinco contenedores.

Arte al Día: ¿Cómo comenzó a relacionarse con tema del mural?
Magdalena Faillace: Supe del misterioso pleito que llevaba más de una década entre distintas partes que se lo disputaban y cuando asumí como Subsecretaria de Cultura de Torcuato Di Tella pedí con urgencia un decreto para impedir la posible salida del país de esta obra única. Éste se firmó en el 2003 pero quedó frenado por la Justicia y los contenedores quedaron en un playón al aire libre en San Justo. Fue entonces cuando propuse formar la Comisión Siqueiros con figuras académicas del más alto nivel y desligadas de la política para asegurar su rescate y restauración.

AAD: ¿Cómo fue el proceso de recuperación?
MF: El complicado proceso de restauración y traslado del mural iniciado en 2007 fue posible gracias a la decisión política de los gobiernos de Argentina y México y a los aportes de empresas privadas. Techint asumió el acondicionamiento de los contenedores para que la extracción de los fragmentos de “Ejercicio Plástico” se realizara con el menor riesgo posible y construyó el tinglado donde se acondicionó la obra. Delmiro Méndez se ocupó de su traslado a la Aduana Taylor. Ledesma aportó capital y el gobierno firmó, con la Universidad Nacional de San Martín, un convenio para que el Taller Tarea -una garantía en restauración de obras de arte- trabajase junto con restauradores que aportó el gobierno de México.

AAD: ¿Cuáles son las próximas etapas?
MF: En diciembre último, la presidenta Cristina Kirchner y su par mexicano Felipe Calderón inauguraron privadamente el magnífico mural-espacio contenido dentro de una burbuja de cristal que permite ver la impresionante estructura que lo sostiene. A mediados de abril, coincidiendo con la visita de la presidenta a DF se presentará en México una muestra de fotografías del mural tomadas en distintos momentos de su historia por Annemarie Heinrich, Aldo Sessa y Pedro Roth, y la muestra de arte argentino, “Realidad y Utopía”, curada por Diana Wechsler, que se presentó en Berlín en octubre pasado y donde se exhibieron esas fotografías.

Este logro es un nuevo triunfo de la cultura. El mural reúne el alma de Siqueiros y las de los maestros que lo acompañaron en la creación de esta obra maestra del patrimonio cultural latinoamericano.

  • David Alfaro Siqueiros Ejercicio plástico
    David Alfaro Siqueiros
    Ejercicio plástico
  • David Alfaro Siqueiros Ejercicio plástico