News Argentina

martes 20 de julio, 2010
Eduardo Serón
Desde la abstracción
por Laura Feinsilber
Eduardo Serón

En la Galería Ángel Guido-Art Project expone Eduardo Serón (Rosario, 1930), figura relevante del lenguaje abstracto iniciado en la Argentina a mediados de los 40, nos referimos a Arturo, revista de Artes Abstractas, los grupos Asociación Arte Concreto Invención, Madí y Perceptismo.

Fue una época de manifiestos, panfletos, conferencias y disputas, que afianzó la corriente abstracto- concreta, y Serón, identificado con ella, se presentó en la escena rosarina hacia 1954 con una pintura estructurada geométricamente que provocó gran controversia a tal punto que se decía que “eso no era pintura”. Debe recordarse que por entonces ejercía la hegemonía el Grupo Litoral integrado, entre otros, por Gambartes, Grela, Herrero Miranda, Toman y Uriarte, reunidos para plantear discusiones sobre el lenguaje pictórico en lugar de las experiencias políticas anteriores, de orden político.

En el subsuelo de la galería se pueden ver algunas de sus manifestaciones tempranas, obras adheridas al planismo y de rigurosa geometría. En 1955, Serón fue invitado a exponer en Van Riel en el Primer Salón No Figurativo organizado por la Asociación Arte Nuevo entre cuyos integrantes estaban Carmelo Arden Quin, Juan Melé y el crítico Aldo Pellegrini, que entonces señalaba: “El movimiento abstracto en la Argentina ya no puede discutirse pero se avecina un momento peligroso, las burlas y la incomprensión han pasado para dar lugar a la confusión y al endiosamiento de los mistificadores del arte abstracto”.

Estamos muy lejos ya de discusiones de ese tenor o de cualquiera otra discusión, ya que el arte está inserto en un mapa de gran diversidad, de acuerdo también a una sociedad que evoluciona hacia una cultura “juvenil” como lo explica José Luis Brea en el número 4 de la revista Exit (2001): “Se terminó esa principalidad de la cultura anciana, patrimonial, basada en la experiencia, la memoria y el asentamiento sedimental de lo ya sabido: carece de respuestas frente al mundo que tenemos, de lo que se viene encima”. Conceptos que creemos sí merece una discusión.

Lo que importa es mirar esta muestra desde otra perspectiva, en la que el artista, consecuente con su pensar y sentir, sin embargo continuamente ha reformulado su quehacer en el que influyeron los viajes, su visita a muestras fundamentales de Mondrian, Miró Klee, Dalí, Picasso.

Es importante la presencia de algunas obras de la Serie de las señoras formas, óleo sobre tela de 200x 100 cm (1970) en la que lo estrictamente racional da lugar a una mayor libertad y lirismo. Desde entonces, su paleta se amplía, las formas como en Señoras formas de aquí nacen danzan dinámicamente y se desplazan en el plano o un círculo rojo en Prestigio de lo absoluto XIV (2003) quiebra el diálogo entre el negro y el blanco purísimos. Esta es una serie comenzada en 2000 de la que destacamos también la número X, una silueta negra que domina un espacio flanqueado por bordes cromáticos.

La libertad es redonda, serie iniciada en 2007, presenta círculos concéntricos de un depurado cromatismo que acentúa la visión sensible de un artista riguroso.

En esta visita no se puede soslayar la obra de Mele Bruniard, esposa de Serón, que exhibe un grupo de xilografías con gatos, pájaros, signos, letras, juegos de palabras de una gracia y exquisitez que brindan gran alegría al contemplador.

...............................................................
 Más info
 Hasta el 9 de julio.
 Ángel Guido Art Project, Suipacha 1217

  • Abren
  • Siguen
  • Cierran

Newsletter

Para enterarte de las novedades de la escena artística, registrate a nuestro newsletter.