News Argentina

lunes 12 de octubre, 2009
Juan Carlos Romero en la Fundación Osde
La mirada política
por Louise Dedemeyer
Juan Carlos Romero en la Fundación Osde

“La producción de Juan Carlos Romero se inscribe en las zonas de intervención diversas y superpuestas: grabado y performer, poeta visual y artista-correo, editor de revistas experimentales y otras publicaciones autogestionadas, archivista y organizador de exposiciones, artista grupal, docente y militante”. Con estas líneas Fernando Davis, curador de la muestra Juan Carlos Romero, Cartografías del cuerpo, asperezas de la palabra, abre el texto del catálogo.

La diversidad y coherencia, son dos de los rasgos que distinguen la sostenida labor de Romero desde finales de los años cincuenta cuando hace su entrada en la escena artística argentina. Esto lleva a Davis a buscar, más que la fijación de un relato para la producción de este artista, la elaboración de un ensayo curatorial plural que sea capaz de dar cuenta de esta diversidad y reponer ante el público, un repertorio vasto de trabajos que –dadas sus características e intensidad política- resultan muchas veces esquivos para el formato “exposición de arte”. Así “cuerpo” y “palabra” se constituyen en las dos dimensiones principales de esta propuesta.

Otra de las claves de esta exhibición está en la identificación de lo político no como un registro externo al arte sino como un aspecto más y por lo tanto integrado al proyecto creador: la elección de las poéticas, las estrategias y las lógicas de intervención exploradas por Romero en cada coyuntura precisa.

El grabado está en la base de su formación y de su obra, y no es casual esta elección ligada a la posibilidad de la reproducción múltiple. Con ella, son múltiples también –como se exhibe en los muros del Espacio de Arte de la Fundación Osde- las operaciones de revisión y reformulación de los formatos tradicionales de esta práctica en manos de Romero. Artista conceptual, actúa desde la lógica de los sistemas para desarrollar lo que entiende como “arte para todos” expandiendo desde esta consigna los –muchas veces- estrechos límites de las artes visuales.
“Mis propuestas conceptuales van dirigidas a la participación del espectador-actor en temas referidos a la realidad nacional,” afirmaba Romero en 1972. Como un sino ineludible, la realidad ha sido y es la materia de la obra de Romero, pero no se trata obviamente de una traducción refleja, sino del sometimiento de ésta a innumerables operaciones de desarticulación de las lógicas hegemónicas que la regulan para provocar, desde cada uno de los trabajos, una “iluminación profana”.

........................................................................
Más info
Hasta el 7 de noviembre
Espacio de Arte de la Fundación Osde,
Suipacha 658

  • Abren
  • Siguen
  • Cierran

Newsletter

Para enterarte de las novedades de la escena artística, registrate a nuestro newsletter.