News Argentina

jueves 10 de septiembre, 2009
Semionautas en el intersticio
por Graciela Distéfano, Desde Mendoza
Semionautas en el intersticio

“Lo artístico se instala en el intersticio entre el pasado y el futuro, implica transmutar valores. Innovar es transformar jerarquías y valores” - N. Bourriaud

¿Cómo lograr comunicar sentidos? ¿Cómo jugar con las tramas sin enredarnos en sus hilos? Los desafíos que implica conducir un espacio convocan a la mirada autoreflexiva y desde este nuevo reto establecer el diálogo. Este largo (parece interminable) verano, la vendimia es una actividad sostenida en Mendoza y es un núcleo denso donde las representaciones sociales enfrentan sus miradas. “Vendimia: Miradas y perspectivas. La cosecha de lo popular en el arte contemporáneo” fue la muestra que señaló una inflexión en las políticas de visibilidad en el Espacio Contemporáneo de Arte (ECA). La invitación a jóvenes críticos a participar de este espacio es también parte de la misma. Cecilia Andresen escribió sobre ella: “Vendimia es una excusa para pensarnos y mostrarnos como sociedad, para descubrir nuestras fortalezas y nuestras debilidades. Las presencias y las ausencias en los discursos, en los relatos. Un espacio y un momento público para concientizarnos sobre nuestros roles como seres sociales, nuestras proyecciones y pertenencia identitaria”.

Y así, estéticas disímiles, algunas producto del profesionalismo centradas en la búsqueda del lenguaje plástico, y otras, generadas incluso por autodidactas que llegan al arte a través de un empleo saludable del tiempo libre; convergen para mostrar una necesidad común: la de representar y representarse, y ser protagonistas en un proceso dinámico de la construcción de nuestra identidad.

En la puesta de abril una cuádruple muestra internacional: “Sinopsis” una selección de la obra del alemán más cotizado, Gerard Richter, “El rodaballo” con el develamiento de Günter Grass como grabador, “Noa, el paisaje recorrido” con las fotografías de Hans Siebenhaar, un alemán que se amendocinó y “Descubrir Perú” una muestra fotográfica del Consulado General del Perú . Nuestra crítica invitada viene de la filosofía, la mejicana Diana Serratos, que hace una apuesta audaz y escribe: “En la reflexión pausada de la muestra en su conjunto parece una tirada de cartas diferentes, una tirada de Tarot de cuatro cartas; en donde cada carta tiene un valor y a su vez es un ideograma”.
Gerard Richter: La búsqueda, Günter Grass: la sensualidad, Hans Siebenhaar: la visión y Perú: La presencia. En este curioso ideograma conjuga dos miradas: la interna para dos los primeros y ”la otra parte, la del lado de afuera…” para los dos segundos, en una acertada clasificación.

De Richter dice: “En su obra hay reflexión sobre la validez epistemológica de la pintura, actúa como artista y piensa como esteta. Contrarresta los impactantes efectos de la fotografía pintando con la mirada del ojo, un ojo humano “defectuoso” y así valida su postura: la imposibilidad de conocer, ante lo limitado de la ciencia compara las fotos obtenidas del interior de un átomo con una mirada difusa:…no es posible obtener imagen científica y nítida de la realidad, ni siquiera usando instrumentos de alta tecnología”.

La convivencia y la praxis sobre la teoría de lo contemporáneo parecen unir estas propuestas, es su conclusión con la que me place coincidir.

  • Abren
  • Siguen
  • Cierran

Newsletter

Para enterarte de las novedades de la escena artística, registrate a nuestro newsletter.