News Argentina

jueves 6 de noviembre, 2008
La tribu electrónica
onedotzero
por Jorge Zuzulich
La tribu electrónica

La tecnología digital ha irrumpido en diversas esferas de la vida del hombre provocando cambios tanto en un sentido cualitativo como cuantitativo.

La economía, la política, las relaciones entre los sujetos aparecen modificadas por la vehiculización de la información a través de redes de alta tecnología produciendo un universo que parece centrarse más en los flujos que en la solidez.

El campo de la expresión artística ha asumido rápidamente estos cambios que ya parecen lograr una alta identificación en especial con las generaciones más jóvenes. Música e imagen electrónicas acompañan el dsarrollo exponencial, en la web, de fotologs y videologs en los cuales resuenan ecos de esas franjas etarias.
La rítmica marcada, la imagen evanescente, efímera, artificialmente inasible, también son marcas indelebles que la digitalidad allí donde ciertos sectores de la juventud se reúnen.
Y una espacialidad también efímera, de corta duración pero intensa, caracteriza el ritual del encuentro: el festival.

Onedotzero tiene una historia de más de diez años de desarrollo, siendo la tercera vez que se realiza en el país. El mismo fue creado con el objeto de generar exploraciones en torno a la imagen animada en pantalla, en donde la interactividad ocupa un rol central así como los trabajos audiovisuales en vivo.

En esta ocasión lo visto en el Centro Cultural Recoleta, totalmente ocupado entre el 26 y 28 de setiembre, incluyó instalaciones, screenings (proyecciones), dj’s, vj´s, shows en vivo, un ciclo de conferencias y el despliegue de un concurso.

Entre los “talentos locales” (tal es la denominación de la sección) se han destacado trabajos que transitan por diversas estéticas. La obra de Natalia Rizzo, con una sugestiva propuesta que reenvía al festejos del día de los muertos pero con una fuerte impronta ominosa, la hipnótica anamorfía de Agusto Zanella, la multidisciplinariedad del Proyecto Untitled provocando, demiúrgicamente, cambios climáticos. Sergio Avello con su despliegue abstracto-lumínico, la interactividad de “Dispersiones” de Leo Nuñez, y la débil frontera entre mundo real/ mundo virtual en la obra de Mónica Jacobo “00:02:15”. En música: Entre Ríos, Victoria Mil y Gaby Kerpel, entre otros.

Los premiados en el concurso han sido, en la categoría Premio Instalación Nacional, Christian Wloch por su obra “Enlaces”, en tanto que Christian O’Farrell e Ignacio Sandoval obtuvieron el máximo reconocimiento en el Concurso animación. Categoría dj+vj por su trabajo visual para No Lo soporto. María Leonor Barreiro y Pablo Picyk fueron distinguidos en la categoría animación.

“El festival recorre el Reino Unido, Europa, Asia, el Báltico, el continente americano y Australia. Este alcance global es la inspiración de la perspectiva internacional subyacente en la programación de onedotzero. El año pasado, la gira visitó más de 60 ciudades.”, según afirman sus organizadores.
En este sentido, Buenos Aires formó parte de ese flujo global que tiene a lo digital como el elemento impulsor.

  • Abren
  • Siguen
  • Cierran

Newsletter

Para enterarte de las novedades de la escena artística, registrate a nuestro newsletter.