News Argentina

lunes 28 de julio, 2008
Records en las subastas porteñas
por Adrián Gualdoni Basualdo
Records en las subastas porteñas

Mientras que, como vimos en nuestra entrega anterior, Nueva York fue escenario de grandes éxitos del arte argentino, Buenos Aires no se quedó atrás. Numerosos records individuales jalonaron las subastas realizadas en las tarimas locales.

El haber dedicado nuestra crónica anterior a reseñar el éxito del arte argentino en las subastas de Nueva York no significa que hayamos apartado la vista del devenir del mercado local. Y mucho nos place señalar que, a pesar del tan desfavorable marco que le proporciona la situación nacional, plagada de conflictos ante los cuales el gobierno viene revelando una notoria incapacidad para encauzarlos positivamente, el mercado del arte ha vuelto a asumir el rol de ámbito-refugio para ciertos capitales que andan a la deriva.
Quienes hayan participado, aunque sea sólo como pasivos testigos presenciales, habrán advertido las duras pujas entabladas en procura de aquellos lotes más convocantes, como lo fueron los procedentes de la ex colección Minetti (en Bullrich, Gaona y Wernicke), de la ex colección del Dr. Carlos Muñiz, en Sarachaga, o de los libros que fueron de la biblioteca Udaondo, en la misma casa de la calle Juncal.
A la hora de los valores más altos, el sitial de preferencia lo alcanzó -como se advierte en la planilla que hemos preparado- el espléndido “Damas porteñas” que fuera de la ex colección de Jaime Llavallol, y que hoy se ha incorporado, al precio record de casi 230.000 dólares, a una colección de nivel tan alto como baja vocación de exposición. La obra, cuya venta estuvo a cargo de Bullrich, Gaona y Wernicke, había sido vendida hace quince años, en septiembre de 1993, por la ex casa Posadas, en unos 180.000 dólares de la época, por lo que puede estimarse que su nuevo adquirente hizo una excelente adquisición.
Como es habitual en los valores más altos que mes a mes consignamos, es notorio el eclecticismo de los compradores más fuertes de nuestro mercado. No nos sorprende entonces que el segundo valor de este período que comentamos lo haya hecho una escultura “plana”, o un relieve -al decir de otros catalogadores- de Juan Carlos Distéfano, que en el Banco Ciudad de Buenos Aires alcanzó la suma, también record para este artista, de más de 165.000 dólares. Cabe señalar en este caso, que provenir la obra del ex Banco Boston, estaba gravada por el IVA en la totalidad de su monto de venta. No obstante, no vacilamos en señalarla como un gran precio para el autor, su época, y su estilo.
Con reiterado éxito continúa Roldán sus subastas especializadas en arte contemporáneo. No sólo abren un camino a artistas que aún carecen de presencia significativa en el mercado secundario, sino que también marcan la ruta de los remates a cierto público que, por diversas razones, no las frecuentaban. El valor más alto lo alcanzó el maestro Gyula Kosice, con una escultura hidráulica que se vendió en más de 68.000 dólares, pero también alcanzaron niveles record obras de artistas como Marcelo Pombo, Pájaro Gómez, Sonia Decker y Ricardo Roux, entre otros.
En Arroyo, el precio mayor fue para un espléndido tema del maestro rioplatense Pedro Figari, que no cede en las apetencias del público. “La visita” (50x70 cm) superó los 56.000 dólares. En esta venta fue también un suceso la subasta del único Gran Premio de Honor de un Salón Nacional que, por circunstancias vinculadas con las vicisitudes económicas de nuestro país, permanecía no en poder del Estado nacional, como hubiera debido ser dado el carácter de “adquisición” que tiene este máximo galardón, sino en manos privadas. “Moradores de la costa”, el estupendo Adolfo Nigro que obtuvo el premio mayor en 1988, fue adjudicado a una colección particular en la suma de casi 38.000 dólares, lo que también constituye un nuevo record para este cotizado artista.
Y en Sarachaga, el punto más alto en la venta de las excelentes obras que procedían de la colección del ex canciller Dr. Carlos Manuel Muñiz fue para “Figuras Fragmentadas”, escultura original de Marta Minujin que fuera fundida en bronce en Filadelfia y que por muchos años presidiera el pallier de entrada del destacado diplomático y hombre público de nuestro país. Los más de 53.000 dólares pagados por esta pieza excepcional constituyen también un valor record para la artista argentina. La venta de las obras que integran esta colección seguirán ofreciéndose en la próxima convocatoria del hotel de ventas de la calle Juncal, dado el alto número de piezas que la componen y el interés que ha suscitado entre los aficionados al arte en nuestro medio.

................................................................................

VALORES MAS ALTOS EN LAS SUBASTAS MAYO / JUNIO 2008
(expresados en dólares)

PALLIERE, Juan L. / Damas porteñas (50x64cm) / B.G.y W. 229.215
DISTEFANO, Juan C. / Lucha (170x230cm) / Bco.Ciudad 165.850
KOSICE, Gyula / Hidroactividad (92x92cm) / Roldán 68.380
FIGARI, Pedro / La visita (50x70cm) / Arroyo 56.050
MINUJIN, Marta / Figuras fragmentadas (80cm) / Sarachaga 53.810
MACCIO, Rómulo / Exter o Inter (150x150cm) / Arroyo 50.625
BERNI, Antonio / De las dolientes (80x55cm) / Arroyo 48.820
QUINQUELA MARTIN,B. / Niebla en Riachuelo (90x89) / B.G.y W. 39.395
HEREDIA, Alberto / La mesa (180x100cm) / Bco.Ciudad 38.415
NIGRO, Adolfo / Moradores de la costa / Arroyo 37.970

  • Abren
  • Siguen
  • Cierran

Newsletter

Para enterarte de las novedades de la escena artística, registrate a nuestro newsletter.