News Argentina

martes 29 de julio, 2008
HOMENAJE
a Corinne Sacca Abadi

En medio de la vorágine de arteBA, todos los que de una manera u otra formamos parte del mundo del arte en nuestro país, fuimos sacudidos por la triste noticia de la muerte repentina de Corinne Sacca Abadi. Crítica de arte y curadora independiente, además de excelente profesional fue una lindísima persona que dejó su huella en este camino. Por iniciativa del galerista Horacio Dabbah y del artista Carlos Gallardo, durante la feria se le rindió un sentido homenaje en el cual Mercedes Casanegra, colaboradora y amiga, destacó sus cualidades humanas.

A Corinne
En estos días, hemos podido comprobar la conmoción que el fallecimiento de Corinne Sacca Abadi causó. Si todos los que tuvimos la fortuna, la dicha, de tratarla, contáramos nuestra experiencia de trato y relación con ella, serían relatos diferentes pero tendrían tanto en común.
Su vida profesional tan activa, una hacedora nata, capaz de llevar a cabo cualquier desafío. No importaba el tamaño. Así lo fue el de la Bienal del Fin del Mundo, por citar uno de los ejemplos muy importantes y más recientes.
Yo podría dar mi versión desde lo que fue trabajar con ella en la AACA, otro desafío, lugar no fácil por cierto. Pero, siempre vamos a llegar a la PERSONA que ella fue. Con cualidades humanas tan difíciles de encontrar en este medio. Era alguien de presencia íntegra, que siempre estaba, pero estaba de verdad, contábamos con ella. De allí en más, era humana, cálida, comprensiva, gran compañera, entre tantos otros rasgos.
La vida acaece y la muerte también. Mientras la muerte no llegó, la vida se puede vivir de tantas maneras.
Corinne eligió vivir la vida con intensidad y generosidad lo que significa haber entendido la responsabilidad de dar forma y contenido a la acción que tenemos que llevar a cabo en el tiempo que nos toca vivir sobre esta tierra.
El jueves pasado oí varios comentarios sobre lo inexplicable, por qué le tocó a ella. Sabemos que la vida es injusta, lo sabemos. Pero, tanto por intentar hallar una explicación apenas consoladora y para no quedarnos sólo como arrasados se me ocurrió imaginar un sentido para esta ausencia de Corinne. Pues, toda muerte de una persona en plenitud resuena a sacrificio.
En los mundos arcaicos los sacrificios tenían el sentido de pretender augurar que algo de la vida que seguía su curso fuese mejor. El privilegio de haber conocido y tratado a Corinne, no puede otra cosa que regalarnos además, un modelo de persona, en un momento histórico en que los referentes parecen extinguidos.
Corinne se nos entregó por demás.
Al menos a mí me hace bien pensar que en el sacrificio de su despedida, hay también escondido un acto de amor hacia nosotros, y que desde donde sea que estés, Corinne, nos decís: que estés bien, que seas una mejor persona, que seas muy feliz.

Mercedes Casanegra
2 de junio de 2008

  • Abren
  • Siguen
  • Cierran

Newsletter

Para enterarte de las novedades de la escena artística, registrate a nuestro newsletter.