News Argentina

jueves 17 de julio, 2008
PARA MIRAR LO ANTIGUO CON OJOS NUEVOS
Premio Museo Nacional de Arte Decorativo – Banco Galicia
por Graciela Lehmann
 

Exquisitos, enigmáticos y elegantes, los muebles antiguos producen reacciones diversas. Sus admiradores pueden limitarse a observarlos con fascinación. Otros van más allá, y optan por restaurarlos y conservarlos. Pero, ¿qué sucede cuando la propuesta es reinventarlos desde nuestra contemporaneidad? ¿Cómo conservar su funcionalidad? ¿Cómo repensarlos desde nuestro presente?

Exquisitos, enigmáticos y elegantes, los muebles antiguos producen reacciones diversas. Sus admiradores pueden limitarse a observarlos con fascinación. Otros van más allá, y optan por restaurarlos y conservarlos. Pero, ¿qué sucede cuando la propuesta es reinventarlos desde nuestra contemporaneidad? ¿Cómo conservar su funcionalidad? ¿Cómo repensarlos desde nuestro presente?
Este fue el desafí­o del original certamen presentado por la Asociación de Amigos del Museo Nacional de Arte Decorativo y el Banco Galicia, en el marco de la edición 2007 de la Feria de Anticuarios: reinterpretar un mueble de época.
Mediante esta original convocatoria, los organizadores invitaron a jóvenes diseñadores, y arquitectos, a rediseñar con total libertad y creatividad, cinco piezas originales. El Primer Premio se lo llevó Alejandro Palandjoglou; el segundo fue para Luciana González Franco, y el tercero para Valeria Matayoshi.
Una coqueta silla (chaise í  lyre), parte de la colección del Museo de Arte Decorativo, se convirtió en una práctica y funcional "lira para armar", en manos de Alejandro Palandjoglou, diseñador industrial, de 24 años. "El diseño permite una desarmabilidad distinta al resto de las sillas, ya que se puede desarmar y meter debajo de la cama. Es ideal para una venta masiva, ya que también se puede comercializar dentro de una caja plana", señaló a Arte al Dí­a el acreedor del primer premio.
Entre los jóvenes galardonados, Luciana González Franco, estudiante del último año de la carrera de Diseño Industrial en la Universidad Nacional de Córdoba, se llevó el segundo puesto. El concurso la atrajo de inmediato. "Me despertó curiosidad la posibilidad de, a partir de un elemento representativo de una determinada época/estilo, generar una propuesta más acorde al lenguaje actual", dijo a Arte al Dí­a y comentó que decidió trabajar sobre la Chaise í  Porteur del SXVI, porque "le interesaba jugar desde una noción espacial y desplazar el interés por el aspecto utilitario, abriendo la mirada hacia un universo más vasto".
Motivada por el espí­ritu lúdico de la actividad creativa, Valeria Matayoshi, arquitecta, de 29 años eligió repensar una mesa de juego (table í  jeux), por ser la pieza que más posibilidades le daba para la transformación. Y así­ surgió el tangram. "En el objeto original, la "table í  jeux", se puede jugar al backgamon y a las damas. En el tangram se agrega la posibilidad de este rompecabezas de origen chino, que a la vez amplia la experiencia de juego al armado del tablero. En este caso la mesa es el juego en sí­ mismo", explicó la arquitecta.
Las piezas originales y sus dobles, propuestas criteriosas en lo proyectual y en lo técnico, pueden verse en la Feria de Anticuarios 2007. El desafí­o está planteado: reflexionar sobre antigüedades desde la visión y las posibilidades propias de nuestra contemporaneidad.

 
  • Abren
  • Siguen
  • Cierran

Newsletter

Para enterarte de las novedades de la escena artística, registrate a nuestro newsletter.