News Argentina

jueves 17 de julio, 2008
“LA LÍNEA PIENSA”
Un proyecto para el dibujo
 

En el vasto campo del arte, los recursos expresivos son ilimitados. Cada vez más distintas experiencias estéticas, de múltiples disciplinas que constantemente nacen, mueren y resurgen, nos dan cuenta de la gran potencialidad del arte. El dibujo en Argentina es una de las prácticas artí­sticas siempre vigentes, a pesar de su gran edad, con una presencia que data varios siglos.

En el vasto campo del arte, los recursos expresivos son ilimitados. Cada vez más distintas experiencias estéticas, de múltiples disciplinas que constantemente nacen, mueren y resurgen, nos dan cuenta de la gran potencialidad del arte. El dibujo en Argentina es una de las prácticas artí­sticas siempre vigentes, a pesar de su gran edad, con una presencia que data varios siglos. Artistas destacados como Luis Felipe Noé, Yuyo, y Eduardo Stupí­a lo saben, por ello elaboraron el proyecto "La Linea Piensa", una serie de muestras que se realizan actualmente, en el Centro Cultural Borges con el objetivo de hacer resurgir una disciplina, que a criterio de los realizadores, no está lo suficientemente valorada pese a tener extraordinarios cultores.

WALTER JAC - Un pensador que dibuja
por Cecilia Fiel

Entre algunos datos que no pasan desapercibidos, Walter Jac fue alumno de Pettoruti y participó de la mí­tica exposición "7 pintores surrealistas", junto a Chab y Borda. Hoy varias décadas después, el artista sorprende con la exposición "En la frontera."
Sus dibujos son un punto de encuentro entre el imaginario oní­rico del surrealismo y elementos formales del expresionismo alemán. Del primero su conexión con el inconsciente, gracias a su fluida práctica de meditación budista, y del segundo, el gesto variado de sus lí­neas.
Esta exposición está orientada a evidenciar los lados de una frontera, es decir, mostrar los "extremos" de un lí­mite que, como dice el artista, separa estados: orden y destrucción, vida y muerte, blanco y negro.
Preocupado por realizar una crí­tica a las certezas, Jac afirma: "Hoy prefiero ser un pensador que dibuja y no un dibujante que piensa". En este sentido apunta su utilización de la ironí­a, de aquí­ tí­tulos como "Apoteosis de Eva en el jardí­n de las delicias."
De concepción barroca, el artista cubre la totalidad de la superficie pictórica con distintos tipos de lí­neas, a veces en tinta china y otras con rotling. Cuando aparece el color, lo hace en acuarela pero procurando que mantenga un lugar secundario porque para Jac lo importante es el dibujo.
El uso de un "azar controlado", como prefiere decir el artista, lleva a que cada una de sus obras esté cuidadosamente bocetada con anterioridad. Así­ los tí­tulos vienen a deducirse de algo que ya está terminado.

Info: Galerí­a Suipacha, Suipacha 1248 Hasta el 14 de septiembre

ANíBAL CEDRÓN - Más allá de los lí­mites
por C.F.
A través de la lí­nea, sus dibujos se transforman con la exactitud de un cirujano en la vibración del alma dolorida. Porque su obra es el eco del dolor frente al avasallamiento del hombre que simplemente protesta", así­ de exacto define Noe el arte de Aní­bal Cedrón. "La lí­nea piensa" maravilloso ciclo de exposiciones dedicadas al dibujo y organizadas por Felipe Noe y Eduardo Stupí­a presenta su edición Nº 8. Excelente dibujante y gran luchador social, los dibujos de Cedrón condensan estas dos cualidades.
Entre sus obras presentadas están las que refieren a momentos puntuales de la historia argentina, como el bombardeo a Plaza de Mayo en 1955, y aquellas que prefieren cierta metaforización de los acontecimientos. Pájaros, toros y citas como la del Quijote son plasmados con diversidad de lí­neas y trazos; las hay finas, gruesas, homogéneas y moduladas como aquellas que arrancan con todo y se pierden o encabalgan con el final de otras. Bien podrí­amos preguntarnos si en Cedrón la lí­nea es medio o fin de la representación.
Su dibujo no es sólo tinta sobre papel sino que toma libertades y se anima al cruce con lo digital. De esta forma, Cedrón empuja un lí­mite y lleva al dibujo un paso hacia delante.

Info: Cerró en el Centro Cultural Borges. Viamonte, esq. San Martí­n

ANDRÉS BANCALARI - Escenarios inverosí­miles
por Victoria Verlichak

Misteriosas e í­ntimas, las obras de Andrés Bancalari (Resistencia, 1961) describen, con una aparente naturalidad, mundos imposibles en distintas series -"Nidos", "No sustentable", "Chuquimata me mata", "Sin tí­tulo" - realizadas en los dos últimos años. El artista dibuja, sobre papel blanco o de color y sobre planchas firmes de PVC, una sucesión de elementos conocidos -casa, árbol, torre, silla, chimenea- e insólitos dispositivos que crean escenarios inverosí­miles.
Un repaso por las, mayormente, pequeñas tintas sobre papel como por los grandes calados sobre plástico, incisiones de siluetas en el PVC, parecen anunciar una aventura existencial. ¿Son "una arquitectura de resistencia", tal como lo anuncia James Oles desde el tí­tulo del catálogo? Pareciera que sí­.
Tanto las í­nfimas casitas como las absurdas construcciones, que se multiplican en las imágenes, tienen algo de surreal; inclusive algunos trazos se aproximan al dibujo automático. Así­, entre la cotidianeidad y el disparate, las fugas de Bancalari reclaman la mirada del espectador tanto por su delicado oficio como por las sorprendentes atmósferas que recrea.

Info: Terminó el 10 de septiembre en Galerí­a Palatina, Arroyo 821

 
  • Abren
  • Siguen
  • Cierran

Newsletter

Para enterarte de las novedades de la escena artística, registrate a nuestro newsletter.