21 mayo 2019

News Argentina

domingo 20 de noviembre, 2011
|
Inés Katzenstein
­­­­­­­­­­­­­­­­­­Directora del Programa de Artistas de la Universidad Torcuato Di Tella
por Marcela Costa Peuser

El Programa de Artistas de la Universidad Torcuato Di Tella, vincula la genética experimental del Instituto con la excelencia a­ca­démica de la Universidad con el objetivo de brindar un espacio único de formación y reflexión pa­ra artistas visuales. Arte al Día conversó con la directora del programa para conocer las novedades de esta 4ta edición.

AAD: ¿Cómo y cuándo nace el programa?
IK: La Universidad de la familia Di Tella, fundada en los 90, siempre quiso retomar el espíritu experimental que caracterizó al Instituto en los años 60. Después de evaluar diferentes proyectos seleccionaron el mío; se trata de una escuela de arte acorde a las necesidades de los artistas de hoy y al arte del futuro. Así fue como iniciamos el programa de artistas en el 2009. El 1 de noviembre y hasta el 18 de febrero los interesados podrán inscribirse para la cuarta edición que inicia en marzo.

AAD: ¿Cuáles son los requisitos?
IK: Se trata de un programa intensivo para artistas en formación, no hay límites de edad ni se requieren títulos habilitantes. Se presentan alrededor de 300 postulantes por año, cada uno con su portfolio; un jurado elige aquellos que considera que tienen potencial, aquellos que ya son artistas. Los que hacen el programa completo son solamente 20. Generalmente el grupo resulta bastante heterogéneo en ese sentido; por ejemplo este año participó un joven de 24 años que proviene de la arquitectura y Santiago Porter, que es un conocido fotógrafo. Porter sintió que necesitaba un contexto estimulante para repensar su trabajo y pensó que lo lograría al estar en contacto con artistas jóvenes para salir de lo que estaba haciendo.

AAD: ¿ En qué consiste programa?
IK: Los participantes participan de una clínica con seminario anual de obra, tienen su espacio taller colectivo en el que pueden trabajar todos los días de 8 a 22 horas; talleres prácticos y distintos cursos teóricos que pueden tomar con los distintos profesores y cada uno lo hace de acuerdo a su personalidad artística. Por ejemplo Marcelo Pombo, a quien le encanta la historia del arte argentino olvidada, los lleva a conocer la colección del Museo Sívori, a descubrir una escultura en Boedo o a visitar el Museo Provincial de La Plata. Diego Bianchi, por su parte, trabaja en su taller el anti-proyecto, con improvisación de materiales para realizar esculturas. La idea siempre es movilizar, que cada uno confronten distintos modelos de pensamiento para que encuentren su camino. Los cursos teóricos son excelentes. Mónica Girón será la responsable del análisis de obra de la edición 2012, los talleres estarán a cargo de Eduardo Navarro, Alberto Goldestein, Eduardo Stupía, Alejandra Seeber y Diego Bianchi. Los cursos teóricos a cargo de Graciela Esperanza, Valeria González y Claudio Iglesias. Lo novedoso es que están abiertos para todos los interesados; las vacantes están limitadas al cupo.

AAD: ¿Cuál es el costo del programa para un artista?
IK: Una característica particular del programa es que recaudamos fondos para subvención y que resulte accesible a todos los artistas. Por ejemplo, este año costó $450 por mes. Estamos hablando de un programa muy consolidado, que creció mucho, aplican unos 300 aspirantes y del que todos los artistas jóvenes quieren participar. Y la idea es hacerlo crecer aún más. El Programa de artistas cuenta con el apoyo del Instituto Torcuato Di Tella, la Fun­da­ción YPF, la Fundación arteBA, Son Sard Trust, Arnet y un grupo de donantes comprometidos con las artes: la familia Guilligan, Mariana Povarché, a través del Fondo de Becas Natalio Povarché, Sergio Quattrini, Juan Cambiaso, María Inés Justo, Marcela y Fernando Sánchez Ziny y Sofía Weill de Speroni.
En el 2010 sumamos la Beca Kuitca, un verdadero semillero de arte contemporáneo y, en el 2011 sumamos otro proyecto: el Laboratorio de cine, dirigido por Andrés Di Tella y Martín Rejtman y empezamos a trabajar en la sala de exposiciones. Se trata de una sala para proyectos experimentales, para que los artistas puedan trabajar en total libertad. Hasta el 3 de diciembre se presenta el ciclo Sábados en la Beca Kuitca UTDT, en Sáenz Valiente 1010, de 16 a 21 hs.

AAD: ¿Cuál es el mayor desafío?
IK: Brindar educación en arte contemporáneo de primer nivel a través de la docencia, la investigación y la producción experimental. Para ello nos estamos rodeando de docentes que son artistas activos con obra importante en la escena internacional, que creen en lo que hacen y están comprometidos con la docencia. Nuestro próximo paso es la creación de la carrera de Licenciatura de Arte, para ello ya estamos trabajando con un consejo asesor formado por Jorge Macci, Pablo Siquier, Mónica Girón, Guillermo Kuitca y yo. Pero para concretarla todavía falta.

  • Inés Katzenstein
  • Inés Katzenstein