News Argentina

sábado 16 de abril, 2011
Louise Bourgeois en Fundación Proa
por Victoria Verlichak
Louise Bourgeois en Fundación Proa

Dolor y redención, pasión y temor, en Louise Bourgeois: el retorno de lo reprimido, la asombrosa muestra de Louise Bourgeois (París, 1911-Nueva York, 2010), artista fundamental del arte contemporáneo que, con lucidez e introspección, encontró “equivalentes plásticos” a sus “estados psicológicos”.

Las palabras del curador Philip Larratt-Smith subrayan los más de 30 años de psicoanálisis de la artista y acompañan muchas interpretaciones de las obras. Sin embargo, éstas pueden ser percibidas autónomas de todo discurso. En la instalación El desafío II, la artista relaciona a los iluminados y vacantes vidrios de diversas formas, desplegados en un estante, al vaciamiento corporal y existencial. Pero, necesitado de un respiro ante la angustia y dilemas emocionales exhibidos, el visitante puede ver a los vasos como posibles contenedores de emociones positivas; fascinante ambigüedad. El sentido inequívoco de otras piezas no deja lugar para la especulación, pero la muestra hace trabajar al visitante que, probablemente, se vea comprometido por contradictorias emociones.

Sugestivo montaje
Arte público en las calles de La Boca, como antes en París, Londres, Tokio, Bilbao. Cargada de huevos, hecha de bronce, acero inoxidable y mármol, la imponente escultura Maman (Mamá), 1999, recibe a los visitantes en la explanada de Fundación Proa. La araña tiene ocho patas, más de 9 metros de alto y 10 de ancho, y pesa 22.000 kilos; desde lejos parece amenazante pero es una presencia bienhechora. “La araña es una oda a mi madre. Ella era mi mejor amiga. Como una araña, mi madre era tejedora. (…) Las arañas son útiles y protectoras, al igual que mi madre”. En Spider (Araña), 1997, antecedente de Maman, una araña como de siete metros cubre con sus patas una celda circular con una silla adentro y algunos trozos de tapices, en el centro de la primera sala de Proa; acá no hay equívoco la obra habla de confinamiento y mandatos de la familia, dedicada a la reparación de tapices a la que la artista contribuyó desde niña.

El montaje potencia las asombrosas formas e inquietantes significados de las 86 obras expuestas. “Exploración terapéutica” en diversos soportes, los dibujos, objetos, pinturas, esculturas e instalaciones, que discurren sobre la correspondencia entre sexo y muerte, infidelidades. Curiosidad y culpa infantiles en la instalación Cuarto rojo (Padres); catarsis en el deseo de castigar al padre (que no la tomaba en cuenta y le era infiel a la madre) en la pesadillesca mesa de La destrucción del padre, recurrente fantasía de la artista de descuartizarlo y devorarlo junto a sus hermanos.

Ambivalencia y psicoanálisis en las obras escritas; en los generosos y múltiples pechos de la escultura Mamelles y en muchos de los gouaches de sus últimos años; en esculturas colgantes de bronce como Espiral (memoria de retorcer los tapices, deseos de ahorcar a alguien, ascenso y alegría); en la figura tensa de Arco de histeria; en Jano Florido con genitales masculinos/femeninos. Feminismo avant la lettre en dos tempranas pinturas de la serie Mujer casa; prótesis por doquier como en Pareja IV, escultura blanda tejida de una pareja sin cabeza que simula copular; en Niñita. Versión más dulce, nombre en femenino que designa la escultura de goma que representa un gran pene con testículos. “(…) Y aunque siento que el falo necesita de mi protección, eso no significa que deje de tenerle cierto miedo...”, dijo la artista sobre la obra; maternidades en género tejido y cosido con terribles expresiones de rechazo; y tanto más.

Exhibición organizada por el Studio Louise Bourgeois de Nueva York, Instituto Tomie Ohtake de San Pablo (Brasil) y Fundación Proa (con el apoyo de Tenaris), acompañada aquí con un esclarecedor folleto de sala (gratis) y con datos de su biografía; estupendo catálogo y un volumen con selección de escritos de la artista.

...........................................................................
Info
Louise Bourgeois: el retorno de lo reprimido
Hasta el 19 de junio de 2011
Fundación Proa, Av. Pedro de Mendoza 1929, Caminito – La Boca

  • Abren
  • Siguen
  • Cierran

Newsletter

Para enterarte de las novedades de la escena artística, registrate a nuestro newsletter.