News Argentina

viernes 3 de abril, 2009
Proyecto 'ace. Residencias para artistas
Una usina de producción cultural
Proyecto 'ace. Residencias para artistas

Heterogéneo, dinámico y renovador, Proyecto ‘ace es un espacio de convergencia, que ofrece a artistas locales e internacionales la posibilidad de desarrollar sus proyectos artísticos en condiciones únicas: con los recursos técnicos, la infraestructura y el asesoramiento de un equipo de profesionales dispuestos a colaborar y contribuir en todos los aspectos del proceso creativo.

Ideado con la misión de “promover la gráfica como categoría del arte contemporáneo, mediante la exploración de sus interconexiones e hibridaciones con el diseño, la fotografía y los nuevos medios”, este proyecto, con sede en una antigua casona de Colegiales, se ha convertido además en un lugar inspirador, único en su tipo en Sudamérica, que aspira a unir a los artistas alrededor del mundo y reducir las distancias entre las diferentes técnicas y géneros artísticos.
Alicia Candiani, su fundadora y actual directora, ha diseñado este centro internacional basada en sus experiencias como artista, curadora y agenciadora nómada de los circuitos internacionales de la gráfica contemporánea. Arte al Día conversó con ella para conocer a fondo su propuesta diferente, atractiva y en pleno crecimiento.

.............................................................................

¿Cómo definiría el concepto de residencia de artistas?

Los centros de residencias para artistas ofrecen, bajo distintos formatos, la oportunidad de residir en un lugar diferente del habitual con el objetivo de desarrollar un proyecto o producir un cuerpo significativo de obra nueva. En nuestro caso ofrecemos residencias cortas de tres semanas intensas de producción, aunque también -cuando el proyecto lo amerita- como el del artista Rafael Trelles (que se realizó en 2007 y consistió en una intervención urbana, con trabajos sobre muros y aceras en diferentes barrios de Buenos Aires) pueden extenderse un par de semanas más. La convocatoria es internacional y esta abierta tanto para artistas formados como para jóvenes que recién se inician. Se pueden suministrar proyectos dos veces al año (15 de enero y 15 de agosto) a través de Internet (bajando los formularios de la página) o por correo regular. Posteriormente, la propuesta es evaluada teniendo en cuenta la calidad e interés del proyecto presentado, los antecedentes del artista y la viabilidad de realizarse en nuestros talleres. Los artistas aceptados viajan a Buenos Aires a producir la propuesta en un taller completamente equipado y con la asistencia técnica y conceptual para realizar el proyecto. ‘ace provee también un departamento en donde los residentes pueden instalarse cómodamente durante su estadía en la ciudad.

¿Cómo se organizan las residencias durante el año y qué repercusión tienen?

Las residencias se organizan mediante dos programas: el Programa Internacional que esta dirigido a los artistas profesionales y el programa SUB30 que esta dirigido a artistas emergentes menores de 30 años. Las residencias se realizan de febrero a noviembre. Por lo general nos visitan dos artistas que trabajan simultáneamente y se retroalimentan porque están en diferentes etapas de su carrera. El programa se fue construyendo lentamente y a medida que se ha consolidado el interés de venir a trabajar en Argentina y de utilizar nuestro equipamiento para propuestas cutting edge en el campo de la grafica, ha aumentado. Este año, por ejemplo, recibimos más de 90 requerimientos que fructificaron en cerca de 25 propuestas, de las cuales elegimos las más interesantes. Además, ya tenemos artistas que están presentando proyectos para el 2010 y 2011. Hay también un tercer programa, el de los artistas invitados, con los cuales hacemos un par de proyectos internacionales por año. A través de estos, artistas de todo el mundo viajan a trabajar en un proyecto en colaboración organizado e ideado por nosotros en conjunto con una figura destacada del ámbito internacional. En este programa hemos tenido a artistas de Suecia, Norteamérica, Europa y Latinoamérica que han concurrido a ‘ace a trabajar bajo la dirección de Rimer Cardillo, Víctor Vázquez o Malcolm Christian, entre otros.

¿Cómo surgió la idea de formar Proyecto ‘ace?

‘ace esta modelado a partir de mi experiencia en otras residencias en las que fui invitada. Principalmente en Estados Unidos pero también en Canadá y Bélgica. En los años 90 viví en Estados Unidos y en ese país es una práctica muy común. Allí aprendí el concepto de “trabajo en colaboración”, que de todas maneras era algo que yo ya traía de mi formación en la Universidad Nacional de Córdoba, muy especialmente en la Facultad de Arquitectura más que en la Escuela de Artes. Mi idea fue entonces desarrollar ese concepto aquí en Argentina, en donde nos caracterizamos por ser fuertemente individualistas. Desde hace cuatro años que estamos en esta casa. Originalmente estaba en ruinas y decidimos reciclarla y equiparla para que los artistas puedan trabajar y completar sus proyectos. Para nosotros es un sueño poder trabajar en lo que nos gusta e instaurar este nuevo concepto en el medio.

¿En qué se diferencia esta residencia de otras?

Nuestra residencia se basa en los modelos de trabajo artístico en colaboración de los grandes talleres de grafica estadounidenses como Graphic Studio o Tyler Graphics a los que nuestra visión les agrego el trabajo con medios híbridos y la expansión de las fronteras de la gráfica al medio urbano. A diferencia de los talleres de edición grafica europeos, en los que un artista lleva una imagen hecha en diferentes medios y luego en el taller se resuelve con alguna técnica gráfica que parezca apropiada sin que el artista intervenga en la realización, más allá de algunos comentarios. En ‘ace lo que tratamos de hacer es que el artista venga y trabaje en conjunto con nuestro equipo, para que las cosas se resuelvan entre todos. Es decir, el residente propone algo, y luego entre todos vemos cómo se puede desarrollar. Si es necesario inventar o cambiar algo, así se hace. Es por eso que en nuestro equipo la “masterprinter” (Adriana Moracci) es muy importante. La figura de masterprinter no está muy desarrollada en los talleres gráficos de nuestro país y para nosotros es crucial ya que no es un simple “asistente”, sino porque es la persona que esta al lado de los residentes en la solución de problemas técnicos y por ende, en la ampliación del vocabulario visual.

¿Qué orientación predomina entre los artistas que se postulan?

Se pueden postular artistas de cualquier disciplina. Hemos tenido pintores, videoartistas, escultores, performers y artistas gráficos. Pero ‘ace apunta a un foco preciso, que no es todo el arte contemporáneo o todas las artes visuales, sino a la gráfica, la fotografía, los nuevos medios digitales y las intervenciones urbanas. Es un núcleo más específico para lo cual tenemos equipamiento también específico. De modo que los artistas que presentan proyectos, aunque vengan de otras disciplinas, lo hacen porque están interesados en producir obra que involucre alguno de los campos descriptos anteriormente. Y aquí es cuando se produce la “polinización cruzada” y las hibridaciones que tanto nos interesan.

Además, Proyecto ‘ace funciona como un espacio de exhibición…

Tenemos tres espacios de exhibición: la sala Poliglota (que se llama así porque allí se hablan “lenguajes artísticos”), en donde exponen los artistas profesionales y el Espacio Transversal que es un lugar par hacer proyectos de sitio especifico y que esta reservado para los artistas emergentes. Por otra parte en el mezzanine, el Espacio Dialogo muestra proyectos que interrelacionan los nuevos medios y la gráfica con el diseño. Sin bien ‘ace funciona todo el año y está abierto regularmente de 10 a 6 de la tarde todos los días de semana, estas salas no funcionan como una galería de arte (‘ace no tiene fines comerciales) porque su objetivo no es vender obra sino mostrar la obra producida por nuestros residentes. Sí, somos los únicos de Buenos Aires que tenemos sede física abierta el público. No es que se abre para un proyecto y luego se cierra. Por otra parte, también organizamos cursos y seminarios teóricos y técnicos, y proyectos curatoriales en los que participan prestigiosos artistas y curadores extranjeros y argentinos. Nuestro último proyecto internacional fue una exposición de artistas latinoamericanos dentro de un evento internacional sobre grafica organizado por la Estampería Quiteña y la Pontificia Universidad Católica del Ecuador en Quito.

Con respecto a las residencias, ¿cómo se postulan y quién son los artistas que participan actualmente?

Los interesados se postulan a través de Internet y nosotros evaluamos la posibilidad de realización del proyecto. Generalmente tenemos un artista por debajo de los 30 años que trabaja compartiendo la residencia con un artista profesional. En este momento está trabajando con nosotros Laura Bromwich, de Canadá; y una artista formada y de carrera como Mia Pearlman, de Nueva York, que si bien tiene un poco más de 30 años, ya tiene una carrera sólida y está preparando una muestra importante en el Museo de Arte y Diseño de Nueva York para septiembre. Ella trabaja en papel, básicamente hace instalaciones con esculturas de papel, algo que parece muy lejano de un taller de gráfica. Sin embargo, estamos preparando un prototipo de pequeña escala de una obra que se pueda cortar con rayo láser. El museo estará realizando estos cortes láser sobre papel al mismo tiempo que la exposición esté en curso, así el público podrá comprar las esculturas planas y en su casa armarlas y jugar con una pieza tridimensional, de modo que este es un proceso que comienza aquí pero termina en Nueva York.

Teniendo en cuenta la calidad de los proyectos y las especificidades técnicas que requieren para su realización, ¿Cómo se financian las residencias?

Se hacen convenios con universidades y centros culturales del país de origen. Nosotros no tenemos apoyo gubernamental y aquí no se comercializa nada ya que esta no es nuestra función. En el caso de Mia Pearlman, por ejemplo, ella venderá las obras que se corten con la matriz digital que se realizo en Buenos Aires en el Museo de Arte y Diseño de Nueva York, pero nosotros no tenemos ganancia sobre esto, el copyright es siempre del artista y la pieza que el artista deja en ‘ace forma parte del acervo de una colección de gráfica y obra sobre papel que se conserva para documentar y estudiar no para comercializar. Entonces, la única manera que tenemos de llevar adelante los proyectos, con el nivel de excelencia que queremos, es con auspicios que nos dan los países de origen de los artistas, en general son las universidades, con las que tenemos una muy buena relación pero también hemos tenido el apoyo de agencias culturales, fundaciones e instituciones de arte internacionales entre ellas la Berkshire Foundation y el Art Trust así como varias universidades de Estados Unidos, Perú, Ecuador y centros de arte de Canadá, Ljubljana y Suecia, entre otros. Es por esto que es muy importante los formularios que nosotros hemos diseñado para que los artistas presenten las propuestas de residencia, porque a través de ellos calculamos el costo del proyecto, vemos si es factible, de producir y luego en conjunto con los candidatos aprobados buscamos los fondos para realizarlos y hacemos convenios con las instituciones.

¿Y en el caso de los artistas locales que residen en otras provincias?

Esta es nuestra asignatura pendiente. Al tratarse de artistas argentinos es difícil conseguir el apoyo interno de nuestro gobierno o de nuestras empresas. De todos modos, hemos traído artistas de distintas provincias, pero haciendo lo que podíamos. Cuando organizamos Objetivos Móviles, participaron cien artistas de toda América: yo hice la curaduría del sur y John Hitchcock (artista invitado) hizo la del norte. Participaron 25 argentinos, menores de 35 años, y de ellos, tres fueron seleccionados para la exposición que se hizo aquí para trabajar con John en colaboración. Uno de ellos era de Córdoba y no logramos ningún apoyo económico oficial ni en su provincia ni en la capital. Finalmente conseguimos por amigos de amigos un hotel para que se alojara. Pero queremos hacer algo más. La idea es juntar a la gente del interior, con la gente del exterior, porque nos parece que eso puede ser muy enriquecedor y estamos trabajando en ese sentido.

..........................................................................

Más info

PROYECTO’ACE, Conesa 667. Colegiales, Buenos Aires

www.proyectoace.com.ar

  • Abren
  • Siguen
  • Cierran

Newsletter

Para enterarte de las novedades de la escena artística, registrate a nuestro newsletter.