News Argentina

jueves 6 de noviembre, 2008
Acercar el arte a la gente
Fernando Farina
Acercar el arte a la gente

Ingeniero civil y Licenciado en historia del arte, el actual secretario de Cultura de Rosario fue, desde noviembre de 1999, director del Museo Castagnino y del Museo de Arte Contemporáneo (Macro) y responsable y curador general de su Colección de Arte Argentino Contemporáneo.

Hoy además es el principal responsable de la Semana del Arte de Rosario, uno de los encuentros culturales más importantes de esta ciudad y del que por primera vez participan Rafaela, Reconquista, Venado Tuerto y Santa Fe. Sus calles, se convierten en el escenario de los sucesos más importantes del arte contemporáneo.

La historia de la SAR se remonta al año 2005, cuando se decide llevar por siete días las obras de los museos Castagnino y macro a la vida cotidiana de los rosarinos. La consigna: poder exhibir simultáneamente y en diversos lugares de la ciudad la vasta colección arte argentino contemporáneo (posiblemente la más grande de Argentina), junto a actividades performativas e instalaciones urbanas. Sobre la relación del museo Castagnino+macro y SAR, el actual Secretario de Cultura de la Municipalidad de Rosario Fernando Farina nos dice: “La semana del arte está asentada sobre el macro (Museo de Arte Contemporáneo de Rosario) con su política institucional de pensar que el museo no se termina en las paredes propias de la institución… La SAR es una síntesis muy pequeña, pero una síntesis al fin, de gran parte de lo que nos proponemos nosotros a través del museo de arte contemporáneo.”

El evento, con todas las actividades y propuestas, mantiene varios objetivos pero el fundamental sigue siendo el reformular el concepto de ciudad en relación al arte. Bajo esta premisa se desarrollan diferentes exposiciones, acciones e interferencias urbanas tendientes a resignificar el diálogo entre lo íntimo y lo público, buscando fortalecer vínculo de los ciudadanos con las producciones artísticas de hoy. Sobre estas relaciones, Fernando Farina nos comenta: “El arte contemporáneo indudablemente se escapa a cualquier límite y por lo tanto es necesario pensarlo en términos de ciudad –por lo menos-. Y por eso, la Semana del Arte es una acción absolutamente trascendente. Si el macro (Museo de Arte Contemporáneo de Rosario) aparece como una institución líder con relación al arte contemporáneo en la Argentina, y con una proyección internacional importantísima, la SAR se podría decir, que es una de las acciones -a nivel ciudadano- que más claramente simbolizan los planteos en la producción contemporánea que tiene el macro.”

Este año la propuesta se asienta en el disparador “Calle principal y Bar tradicional”. En la primera jornada, cientos de rosarinos y varios turistas acompañaron al “carro de las inauguraciones” por los espacios sobre calle Córdoba. “las obras son sumamente diversas por que hicimos una convocatoria abierta para intervenir espacios públicos y locales comerciales. Además invitamos a arquitectos quienes tienen un contacto mucho mas intimo con el espacio urbano. Hay más de treinta intervenciones a lo largo de calle Córdoba y generamos una gráfica con mapas como para que nadie se pierda y todos puedan visitar los espacios trabajados”.

Entre las actividades gratuitas se realizaron talleres al aire libre con atriles y modelos en vivo en plaza Pringles, exhibición de obras reproducidas a gran escala en medianeras de edificios de la ciudad, elaboración de esculturas en Plaza 25 de Mayo, visitas guiadas para establecimientos secundarios de la ciudad y talleres didácticos para jóvenes y adultos.
Cada año se suman creativas propuestas, La Fugaz, una experiencia vertiginosa y efectiva para que todos puedan adquirir una obra de arte. “Es el primer eslabón de una cadena de acontecimientos que tienen que desarrollarse de ahora en más para tratar de activar lo que sería un mercado del arte en la ciudad de Rosario”.

La subasta Cámara Sorpresa, la del Artista enmascarado que promete premiar a los que más saben de arte contemporáneo y apuesten a sus conocimientos y el menú macro-económico en el Bar Davis, realizado con las mejores verduras de la macro-huerta (lechuga morada y común, puerro, repollo blanco y morado, cebolla colorada y de verdeo, ajo de verdeo, albahaca, romero y tomillo) cultivadas en los espacios adyacentes al museo gracias a la generosa participación de la gente del Programa Agricultura Urbana, una organización sin fines de lucro que se dedica a crear espacios productivos que permitan a quienes participan, generar recursos para su subsistencia y crear una red de producción de bienes de calidad de modo artisanal, son solo algunos de los ejemplos de cómo se puede acercar día a día el arte a la gente.

  • Abren
  • Siguen
  • Cierran

Newsletter

Para enterarte de las novedades de la escena artística, registrate a nuestro newsletter.