News Argentina

jueves 17 de julio, 2008
LAS GALERÍAS TIENEN LA PALABRA
por Elena Antonini
LAS GALERÍAS TIENEN LA PALABRA

La Galerí­a Vasari abrió sus puertas en 2005 con la incorporación como socia de Lauren Bate, residente en Chile, quien viaja regularmente a Buenos Aires. Junto con Marina Pellegrini, comparten el criterio estético y la metodologí­a de trabajo.

¿Hace exhibiciones de artistas nuevos?
No, ésta no es una galerí­a de artistas emergentes, todos tienen una trayectoria, aún los de 28 años como Lorena Guzmán.

¿Cómo surge el contacto con ellos?
Generalmente por haberlos visto en alguna muestra institucional o por descubrir su obra en casas de amigos. No estamos buscando constantemente, pero si vemos algo interesante, lo indagamos.

¿A la hora de seleccionarlos, qué tiene en cuenta?
En primer lugar, la profunda afinidad con su obra y en forma excluyente el coincidir con la ética, el buen humor y la actitud del artista. Convivimos todos de alguna manera en la galerí­a y la armoní­a hace la vida más agradable.

¿Cómo se organiza la muestra, catálogos, gastos, etc?
Con nuestros artistas la galerí­a se hace cargo de todo, para eso se cobra una comisión. Nos ponemos de acuerdo Lauren, el artista y yo para decidir las imágenes del catálogo y elegir un crí­tico que haga el prólogo.

¿Ha hecho libros de artistas?
Sí­, hicimos el libro de Alfredo Prior que tras más de un año de trabajo fue presentado en marzo en el Malba. Tiene más de trescientas páginas, diseño de Juan Cavallero, textos de Rafael Cipollini y fotos de Gustavo Sosa Pinilla. Ahora estamos trabajando en tres libros más: Juan José Cambre con diseño de Alejandro Ros y textos del artista e Inés Katzenstein, previsto para la próxima arteBA, un libro sobre Anatole Saderman preparado por Luis Prí­amo y Carlos Thays, ya que es un libro sobre plantas aborí­genes y otro de retratos de artista de Sameer Makarius, que será el primero en salir, con diseño de Juan Cavallero.

¿Cómo resultan las exhibiciones de fotografí­a?
Estamos fascinadas con ellas, nos ha ido muy bien. Me encanta la fotografí­a moderna. Me interesó mucho trabajar con los europeos que vinieron en tiempo de entre guerras como Heinrich, Saderman, Stern, con quien empecé en 1999. Luego fuimos incorporando a Alicia D'amico, Juan Travnik, Marcos Zimmermann y, la más joven, Melina Berkenwald . Presenté un proyecto en un lugar muy importante de Nueva York y les interesó muchí­simo el tema de los artistas europeos de la modernidad que se radicaron en la Argentina. Tuve una respuesta inmediata, cosa nada usual. La fotografí­a es apasionante. El mercado local compra copias numeradas y los extranjeros que vienen o viven en el paí­s coleccionan las vintage.

¿En qué perí­odo de la plástica argentina pone su acento y por qué?
Nos identificamos con la obra de los artistas de la generación del ochenta, porque ese es el arte de nuestro tiempo. Y hemos elegido representar a algunos emblemáticos de ese grupo porque nos encanta su producción actual. Quisiéramos tener a varios más en la galerí­a, pero no nos da el tiempo para ocuparnos bien de todos. También nos dedicamos mucho a los artistas de los sesenta, importantes para todos.

¿Cómo conservan a sus clientes?
Tanto a los clientes como a los artistas les mostramos que hacemos un buen trabajo. El artista debe sentir que se le incluye y participa en el proyecto. Juntos elegimos obras de otros artistas: Prior y Cambre ven la obra de Garófalo que próximamente estará exponiendo.
Con los compradores tenemos un trato muy cercano y de muchos años, también participan en nuestras ideas y siguen de cerca el taller y armado de las muestras. La transparencia y la calidad de las obras son los pilares.

Mencione una cosa del sistema de compra-venta de obras que le gustarí­a cambiar
El regateo, sin ninguna duda. Es muy cansador.

¿Por qué aconseja comprar en galerí­as?
Porque la galerí­a va a estar siempre ahí­ para solucionar los problemas que eventualmente pudieran surgir ante cualquier reclamo o modificación que el comprador quiera hacer, ya sea cuestiones de gusto, conveniencia, certificados. Si le hemos vendido una obra de un artista es porque creemos en él y nos ocuparemos de apoyarlo en su carrera. Por sobre todo, le brindamos una continuidad en el medio. El artista elegido está avalado por una infraestructura que promueve su carrera a través de ferias acá y afuera, con libros y frecuentes exhibiciones. Todo ello, importante para el mercado y la cotización de sus obras.

¿Qué aporta estar en una feria?
Sólo he participado en las ferias locales. Recién ahora puedo ir afuera, iré a Pinta en Nueva York. Aporta el intercambio con colegas de acá y del exterior, el acceso a nuevos coleccionistas y una evaluación de lo que está pasando en el ambiente. arteBA este año tuvo una edición impecable, tanto por la organización como por los extranjeros que visitaron la feria, los coleccionistas o las charlas del auditorio. Pienso que el ir afuera es esta misma posibilidad llevada a mayor escala, mostrando a nuestros artistas más allá de las fronteras.

¿Por qué comprar arte?
Porque es un lujo vivir rodeada de él.
Porque es un placer para el alma.

 
  • Abren
  • Siguen
  • Cierran

Newsletter

Para enterarte de las novedades de la escena artística, registrate a nuestro newsletter.