News Argentina

miércoles 16 de julio, 2008
DESDE ROSARIO
“El mal menor” y otras pinturas de Daniel García en el Pasaje Pam
por Nancy Rojas
DESDE ROSARIO
 

El viernes 7 de julio se inauguró la serie de muestras que cada mes realizan los distintos espacios de la antigua galerí­a del Pasaje Pam, ubicada en la peatonal Córdoba de Rosario.

El viernes 7 de julio se inauguró la serie de muestras que cada mes realizan los distintos espacios de la antigua galerí­a del Pasaje Pam, ubicada en la peatonal Córdoba de Rosario. "Resentimiento", de Carlos Meneguzzi, en el "EXP.A.C.I.O" de la marquerí­a Rivoire; una instalación de Julio t. en Marasca Trip Gallery, que funciona en los baños bajo la dirección y curadurí­a de Carlos Herrera y José Pfaffen; fotografí­as de Marta Ares en las vitrinas y el patio; "Trastienda en bruto" en la librerí­a Imaginen Todo, son parte de este circuito al que se agrega Peccata Minuta. Un comercio dedicado a la venta de "objetos irresistibles" que cuenta con una sala de exposiciones por donde este año han pasado Norberto Puzzolo, Rubén Echagüe y Román Vitali. Allí­ Daniel Garcí­a presenta "El mal menor" y otras pinturas.
Su trayectoria marca una de las lí­neas de producción presentes en el desarrollo del arte argentino de los últimos tiempos. Pues la pintura, como procedimiento llevado a una esfera de lectura y revisión crí­tica, es la modalidad que entre los años 80 y 90 incorporó nuevas discusiones que oscilaron entre su reivindicación y su muerte.
La obra actual de este artista rosarino muestra una posición clara tanto ante su propio lenguaje, como ante el arte contemporáneo. Pese a los cambios que pudiésemos encontrar, hay algo en lo que se mantiene firme: la iniciativa de seguir hablando de la pintura desde la pintura misma. Los trabajos presentados en esta muestra, que pertenecen a su perí­odo más reciente de producción, ponen en escena otro rango más de apertura dentro de su proceso, tanto en el aspecto formal como en la figuración.
De lo drástico de ciertos tópicos propios de las series anteriores, en dos de estas pinturas aparece otro elemento temático que le agrega una cuota de humor, totalmente socavada en otros trabajos anteriores, a este discurso pictórico. Nos referimos a la presencia de personajes femeninos ilusorios que forman parte de cierto repertorio de figuras de la cultura de masas. Pero además, la imagen cuenta con otra particularidad en el plano formal, que remite estructuralmente a obras anteriores: la superposición de otra figura puramente abstracta, cuya cualidad es la continuidad y marcación de un recorrido dentro del contexto de la tela. De este modo, el palimpsesto propio de su procedimiento técnico, queda enriquecido por este otro juego, de í­ndole espacial y formal, con el que Garcí­a aprovecha las ventajas de la modalidad de producción con la que trabaja.
Como en toda muestra, los diálogos son constitutivos de un clima expositivo determinado. Es común a este artista la inclinación por una atmósfera poco silente. Su pintura no es una pintura muda y, en este caso en particular, esta caracterí­stica se hace visible en la disposición de este par de obras mencionadas, entre las que se halla la emblemática pieza "She's a sensation" (2006), junto con otras pequeñas obras que remiten a repertorios empleados en trabajos de años anteriores. Éstas, son piezas mucho más gestuales y simbólicas cuya presencia hace que el montaje se transforme en una auténtica y compleja miscelánea, favorecida también por las caracterí­sticas de este espacio.
Estas poéticas de Garcí­a, en conjunto, nos hablan de una actualidad compleja, pero fundamentalmente, se hallan atravesadas por una preocupación latente en toda su obra: la pintura. Modalidad que, en esta exposición, es tanto un medio como un tema. En este sentido, hablar de la pintura, preguntarse "¿por qué pintura?" son iniciativas que forman parte de los debates actuales sobre los medios, los procedimientos y las estructuras que hacen a un determinado proceso de producción.
En el marco de esta muestra, este planteo queda explí­cito en un texto que acompaña la exposición. Allí­, el artista señala su encuentro con una publicación de Jacques de Autun, de 1646, de donde surge una cita respecto de la pintura: "sin dejar de ser un mal, su importancia es mí­nima".

Hasta el 31 de julio en Peccata Minuta - local 26 de la galerí­a Pasaje PAM - Córdoba 954, Rosario.

 
  • Abren
  • Siguen
  • Cierran

Newsletter

Para enterarte de las novedades de la escena artística, registrate a nuestro newsletter.