News Argentina

miércoles 16 de julio, 2008
TERRITORIOS DE DIÁLOGO
por Laura Feinsilber
TERRITORIOS DE DIÁLOGO
 

Un diálogo entre grandes, un encuentro pictórico relevante: España, México y la Argentina, unidos por el arte, constituye el nudo de "Territorios de Diálogo. Entre los Realismos y lo Surreal - 1930/1945".

Un diálogo entre grandes, un encuentro pictórico relevante: España, México y la Argentina, unidos por el arte, constituye el nudo de "Territorios de Diálogo. Entre los Realismos y lo Surreal - 1930/1945". Esta propuesta fue elaborada como uno de los resultados de la Post-Doctoral Fellowship del Getty Grant Program, Fundación Getty (1999/2000) y está a cargo de los curadores Jaime Brihuega (España), Rita Eder (México) y Diana Wechsler (Argentina).

La muestra patrocinada por la Fundación Mundo Nuevo que acaba de llegar de México donde fue exhibida en el MUNAL (Museo Nacional de Arte) está integrada por alrededor de 150 obras de 76 artistas entre pinturas, grabados, dibujos, fotografí­as, folletos, carteles, procedentes de colecciones privadas y de museos, entre ellos, Centro Contemporáneo Reina Sofí­a (Madrid), Museo de Arte Contemporáneo (Toledo), MNAC (Barcelona), IVAM (Valencia) Museo Nacional de Bellas Artes (Cuba), Museo Nacional de Bellas Artes, Museo Castagnino y el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (Argentina).
Dividida en tres núcleos temáticos: "Entre la Melancolí­a y el Presagio", "Imágenes para una Realidad Compleja", "Entre Imágenes de Emergencia y Percepciones Imaginarias", el espectador podrá analizar cómo estos artistas abordaron con preocupaciones parecidas y estéticas diferentes -del realismo a lo surreal- un perí­odo tan difí­cil atravesado por la guerra, el exilio y sus dolorosas consecuencias. El criterio de selección pone el énfasis en los artistas plásticos españoles de las décadas del 30 y 40 que actuaron primero en España y luego migraron a México y Buenos Aires. También en aquellos artistas españoles que siguieron actuando en Europa durante el perí­odo '30/'45 y los argentinos y mexicanos que se vincularon o "dialogan" de algún modo con el debate estético entre realismos y surrealismos.
El propósito de la muestra es, según los curadores, "restaurar las fisuras por donde se escurrieron las palabras, rescatar las inmateriales redes de relaciones perdidas en el tiempo, reactivar las claves ocultas en las obras para leer los fecundos intercambios entre estos artistas". Precisamente este perí­odo presenta una conflictiva historia polí­tico-cultural que se refleja en su producción y que revela su compromiso, de allí­ la inclusión de importantes obras de Raquel Forner, Demetrio Urruchúa, su diálogo con las obras de los españoles Manuel Colmeiro y Luis Seoane, este último considerado argentino dada su larga permanencia en nuestro paí­s. Se dan otros diálogos como el de Berni y Spilimbergo con los españoles Francisco Mateos y Horacio Ferrer que trabajan sobre los realismos contemporáneos.
Hay tópicos como la mujer, las multitudes, la guerra, la desolación, la perplejidad, la muerte. Otra vez Raquel Forner junto a Remedios Varo, Eleonora Carrington, Lola Álvarez Bravo (México), Picasso con "Sueño y Mentira de Franco", "Muralla" de Siqueiros (procedente del Museo Nacional de La Habana), Dalí­, Diego Rivera. Una muestra pregnante por su carácter estético-polí­tico en el que una de sus banderas es el antifascismo, una lucha de los intelectuales por la libertad, la justicia, la democracia.
En el plano de lo surreal está la serie "Radiografí­as Paranoicas" de Juan Batlle Planas y en esa lí­nea estética los españoles Lecuona, Mallo, Palencia, Dalí­ y el Berni de comienzos de los 30. Hay un importante conjunto de grabadores, como Pompeyo Audivert, Ví­ctor Rebuffo, y libros de la época ilustrados por algunos de los artistas incluidos en la muestra.

Hasta el 15 de julio en las salas Cronopios y J del CC Recoleta, Juní­n 1930.

 
  • Abren
  • Siguen
  • Cierran

Newsletter

Para enterarte de las novedades de la escena artística, registrate a nuestro newsletter.