16 junio 2019

Nota publicada online

miércoles 15 de mayo, 2019
|
Premio Itaú Artes Visuales:
Memoria y balance a 10 años de un premio y una colección. Parte I
por Eugenia Garay Basualdo*

Un premio privado que cumple 10 años y que, como señala la curadora Adriana Lauria, desde el inicio la convocatoria apostó a un arte “sin disciplinas”, reconociendo la realidad del presente que valora todos los recursos a la hora de hacer arte, sobre todo con la irrupción de la tecnología. Así, la exhibición recorre sinuosos ejes que van desde la pintura de inspiración fotográfica, la fotografía que busca las texturas pictóricas o lo performativo, cuando no actualiza su esencia documental atravesándola con conceptos ideológicos.

Puede visitarse hasta el 16 de junio en la casa del Bicentenario, Riobamba 985

Los Premiados 2019

En esta décima edición aniversario, el jurado integrado por María José Herrera, Mónica Millán y Raúl Flores otorga el Primer Premio Adquisición de $ 130.000.- a Daniel Basso de Mar del Plata por Volumen de interior( objeto-escultura); el Segundo Premio Adquisición de $ 80.000.- a Marcela Bosch de Córdoba por El Capital (fotografía); y el Tercer Premio Adquisición de $ 40.000.- al colectivo Básica TV de Uruguay (residentes en C.A.B.A.) por Mesa (video).

Daniel Basso (Mar del Plata, vive en Buenos Aires)
Volumen de interior, 2016
Madera y pana, 166 x 57 x 57 cm
Se trata de una escultura realizada en madera y pana en la que el volumen es protagonista. La suavidad de los materiales utilizados combina en pos de otorgar al espectador una sensación de confort interior. La escala, exagerada, actúa como disparador de sensualidad, sus rasgos fantásticos hallan referencia en el estilo pintoresquista, emblema fundacional de la arquitectura marplatense.

También distingue con menciones de honor a María Luz Lobo de Tucumán por El Eco X (linograbado); Zoe Di Rienzo de Córdoba por Un coso (fotografía); y María José D´Amico de C.A.B.A. por Desmadres (video).

Marcela Bosch (Córdoba)
El capital, 2019
Fotografía: collage digital de fotografías de billetes; impresión de tintas UV s/papel Kozo. 90 x 130 cm
La naturaleza abstracta del dinero le da una cualidad neutra que se adecúa a los códigos que se le impriman. No es bueno o malo en sí sino que la construcción cultural derivada de esa abstracción creó este modelo de carencia, competencia y diferencias sociales. Deconstruyo los billetes de uso en curso en la Argentina, extrayendo toda huella de significante de valor numérico o escrito para luego unir los diferentes fragmentos conformando un nuevo paisaje, volviendo extraño lo familiar para poder pensar acerca de cuál es el verdadero capital.

Otra novedad de este año es la entrega de 2 becas completas, que consisten en pasajes, estadía, revisión de portfolios, y el acceso a todas las actividades para artistas fotógrafos del 5to Foro Latinoamericano de Fotografía organizado por Itaú Cultural, que se realiza entre 12 y 16 de junio en San Pablo, Brasil. Los elegidos por el jurado de premiación para recibir estas becas son Ignacio Iasparra de 25 de mayo, provincia de Buenos Aires, y María Crosetti  de Rosario.

María Luz Lobo (Tucumán, vive en Vicente López, provincia de Buenos Aires)
El Eco X, 2018
Panel compuesto por 30 estampas de linograbado s/papel de molde. 135 x 133 cm
Las estampas que componen el panel que presento generan un entramado que organiza, pero también propicia una nueva secuencia posible. Lo fortuito de cada estampa configura una construcción súbita. Me interesan la capacidad de mutación, el registro de una repetición, las secuelas y fragmentos de alguna secuencia, lo incongruente, el carácter único y múltiple, lo inquietante de la irregularidad, las posibilidades de vacíos, intersticios y fugas entre una cosa y otra.

El premio No adquisición de $ 30.000.- de la categoría especial Impresión 3D es para el Grupo Viento Dorado de C.A.B.A. por la obra Trans. Además, el jurado de esta sección, integrado por Marcela Cabutti, Mariano Giraud y Marcela Astorga, reconoce con menciones a Nicolás Rodríguez de Mendoza por Figura sobre óvalo, y a Juan Pablo Ferlat de C.A.B.A. por Gólem.

 

Básica TV (Luciano Demarco, Guzmán Paz y Emilio Bianchic / Montevideo, Uruguay, viven en Buenos Aires)

Mesa, 2018

Video 1’ 19”

Si ya está todo inventado solo hay que mezclar los ingredientes al revés. Antes las películas nacían de la realidad, ahora la realidad surge de las películas. BTV es la posibilidad de tener un cuerpo diferente cada día, de ser alguien distinto a cada hora. Personas, manteles y mesas. De cierta manera, todo parece convivir en el mismo universo. Como piezas de un rompecabezas. Distintos elementos de un mismo paisaje que se rompe. Mesa no se trata de desmantelar fantasías, sino vivirlas todas...

El Premio Itaú en números:

10 ediciones

22.127 obras inscriptas

482 obras finalistas

30 premios adquisición

5 premios especiales no adquisición

33 menciones de honor

24 espacios de exposición

171 jurados de selección

46 jurados de premiación

3 curadoras

1 coordinadora (en las 2 últimas ediciones)

1 colección de 30 obras de arte contemporáneo

Categoría Especial Arte con Impresión 3D
Ganadoras Único Premio Impresión 3D
Viento dorado (Celina Baldasarre, Ornella Pocetti y Mili Poy / Buenos Aires)
Trans, 2016
Impresión 3D
Figura: 180 x 50 x 40 cm
Roca: 70 x 50 x 60 cm
En las instalaciones de Viento Dorado se percibe un lenguaje grupal constituido a partir de la asociación de las tres artistas. A partir del escaneo de sus cuerpos y su posterior ensamble por medio de un software, recrean una cuarta mujer que las aúna y representa, a pesar de sus diferencias. Trans, prefijo que significa del otro lado, conforma un pasaje de lo imaginario a lo real.

1ra mención de honor Impresión 3D
Nicolás Rodríguez (Godoy Cruz, Mendoza; vive en Vicente López, provincia de
Buenos Aires)
Figura sobre óvalo, 2018
Impresión 3D, filamento PLA y errores de software, pintura látex s/pared
150 x 55 x 30 cm
Propongo un diálogo con la obra del artista renacentista Andrea Della Robbia. Cuestiono la tradición del artista periférico que construye su identidad a partir de un imaginario que proviene de otro lugar y otro tiempo, diferentes al suyo, y que asimila como propios, dando lugar a la identidad de la copia. El sujeto histórico aparecerá en la medida que reproduzcan satisfactoriamente determinadas prácticas. Realizo un scanneo digital de mí mismo para luego imprimir en 3D una escultura en escala 1/1. Paradójicamente surgen errores durante el proceso de impresión.

El contexto

Repasando en modo panorámico la década de 2000 del ámbito artístico en el país, se observan varios acontecimientos que apuntan hacia la formación de colecciones y al incremento de la visibilidad del arte contemporáneo en espacios institucionales públicos y privados, algunos ya instalados pero con el ímpetu de la transformación, y en otros totalmente nuevos.[i]

En septiembre del 2001 se inaugura el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, Malba – colección Costantini; un patrimonio privado que se muestra públicamente y se incrementa con los años, apostando también por el arte argentino contemporáneo. Con el fin de propiciarlo desde 2003 programa un ciclo de exposiciones temporarias curado por profesionales invitados de reciente inserción en el campo curatorial por aquel entonces.[ii]

En julio de 2002 abre el Museo de Arte Contemporáneo de la Universidad de Misiones (MAC-UNaM), fundamentalmente para promover el arte contemporáneo local; pero lamentablemente cierra sus puertas en 2007. Aunque no deja una colección, llega a convertirse en un hito cultural para la provincia que sigue siendo evocado y estudiado dado a las veinticinco muestras con artistas de la región que llega a realizar en cinco años.[iii]

También en 2002 la Universidad Nacional de Tres de Febrero crea su museo en la localidad de Caseros con una programación atenta al arte moderno y contemporáneo nacional e internacional, a través de exhibiciones y distintas actividades. Al mismo tiempo, apunta a constituir una colección recientemente mostrada por primera vez con 40 obras.[iv]   

En abril de 2004 el Museo de Arte Contemporáneo de Bahía Blanca estrena su nueva sede. Cabe recordar que desde 1996 y 1997 tanto el Museo de Bellas Artes como el de Arte Contemporáneo de esta ciudad llevan a cabo las bienales “regional” y “nacional” con el objetivo de acrecentar sus colecciones con premios adquisición. 

En julio del mismo año en la ciudad de Salta comienza a funcionar el Museo de Arte Contemporáneo. “En julio de 2005 el MAC comenzó a formar su colección en el marco del Proyecto DonARTE por el que numerosos artistas de la provincia cedieron obras al museo con motivo de su primer aniversario.”[v] Las donaciones continúan hasta la actualidad.

En noviembre de 2004 abre el Macro, Museo de Arte Contemporáneo de Rosario, con un conjunto inicial de 300 piezas que “se formó en muy poco tiempo, a partir de la confluencia de políticas institucionales, del dinamismo de un gestor y de cierta cuota de azar.”[vi] En poco tiempo esta colección se convierte en una de las más relevantes del país con un recorte temporal que inicia en los sesenta y llega hasta entrados los dos mil; “partió de las obras inicialmente cedidas por Antorchas y de un subsidio para compras, pero contó luego con el aporte de la Fundación Museo Castagnino, de empresas privadas y, fundamentalmente, con la donación generosa de los artistas y de sus familiares.”[vii]

Desde el mismo año la Fundación Osde empieza a conformar su colección, la que exhibe con escasa regularidad pero que se encuentra abierta a investigadores.

En 2005 el Museo Nacional de Bellas Artes renueva sus salas permanentes con un exhaustivo guion de la prolífica curadora María José Herrera, y presenta un final del recorrido en donde se exhiben las obras más recientes del acervo pertenecientes a la década del ochenta. Si bien no resulta lo más actual, la intención de esta curaduría es claramente la de dar también lugar al arte contemporáneo en un museo de bellas artes, portador de un patrimonio que refleja la identidad nacional.[viii]

En el año 2007 el Museo Emilio Caraffa de Córdoba se remodela triplicando el espacio expositivo, aspecto que aumenta el número de muestras de arte contemporáneo.

En 2008 abre al público la Colección Amalia Lacroze de Fortabat con un vasto corpus de arte moderno y contemporáneo. Desde 2012 y tras cambios en la disposición de sus obras, ofrece una sala de muestras temporarias principalmente para el arte argentino.[ix]

En 2010, con motivo del Bicentenario de la Gesta de Mayo, se crean el Centro Cultural del Bicentenario en Santiago del Estero y la Casa Nacional del Bicentenario en la ciudad de Buenos Aires. Si bien ambos no presentan colecciones propias, tienen salas dedicadas a la exhibición de arte contemporáneo y atractivas actividades que lo impulsan.

Es así que en la década de 2000 tras las aperturas de museos y espacios para la exhibición de arte contemporáneo, como la inserción de nuevos certámenes que lo fomentan, se convalida la necesidad de contar con instituciones públicas y privadas de visibilidad, pero también de investigación sobre las corrientes más actuales. Asimismo, estas terminan siendo plasmadas en publicaciones propias como Arte argentino contemporáneo. Obras de la colección del Museo de Arte Contemporáneo de Rosario[x] de 2004, o Poéticas contemporáneas. Itinerarios en las artes visuales en la Argentina de los 90 al 2010[xi],editada por el Fondo Nacional de las Artes en 2010, entre muchas otras.  

Sobre Eugenia Garay Basualdo*

*Es licenciada en curaduría e historia del arte (UMSA). Se encuentra realizando su tesis de la Maestría en Crítica y Difusión de las Artes (UNA). Es curadora, investigadora y diseñadora de montaje independiente; y docente de Curaduría II y Seminario I de Curaduría de Eseade, y de Curaduría I e Historia del Arte III del Centro de Investigación Cinematográfica. Coordina la Asociación Argentina de Críticos de Arte entre 2011 y 2016. Es la coordinadora del Premio Itaú Artes Visuales 2017-2018 y 2018-2019.

 PARTE II

[i] Se mencionan solo algunos espacios con la intención de establecer una breve cronología que evidentemente soslaya instituciones, dado a que su análisis excede la extensión de este trabajo.

[ii] En el año 2000 se crea el Museo de Arte Contemporáneo de la Universidad Nacional del Litoral en Santa Fe, y compone su colección, a través del tiempo, con  donaciones y varios certámenes que propician el arte contemporáneo local.

[iii] Inauguraron muestra doble que rememora al MAC-UNaM. (8 de noviembre de 2013). Recuperado de: https://misionesonline.net/2013/11/08/inauguraron-muestra-doble-que-rememora-al-mac-unam/

[iv] Conformada a partir de donaciones, adquisiciones, vestigios de exposiciones temporales, la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de América del Sur (BIENALSUR), el Premio Braque y el Premio UNTREF a las Artes Electrónicas. Véase http://untref.edu.ar/muntref/noticias/en-construccion/

[v] GIUNTA, A. (2009). Poscrisis: arte argentino después de 2001. Buenos Aires, Argentina: Siglo Veintiuno Editores.

[vi]Op. cit.

[vii]Op. cit.

[viii] HERRERA, M. J. (2013). Introducción. En Herrera, M. J. (Ed.). (2013).Exposiciones de arte argentino y latinoamericano. El rol de los museos y los espacios culturales en la interpretación y la difusión del arte. (Pp. 11-31). Buenos Aires, Argentina: Arte x Arte.

[ix] Actualmente se encuentra abierta la convocatoria del Premio Fundación Fortabat 2019.

[x] ECHEN, R. (Ed.). (2004). Arte argentino contemporáneo. Obras de la colección del Museo de Arte Contemporáneo de Rosario. Rosario, Argentina: Ediciones Castagnino+macro.

[xi] FARINA, F. Y LABAKÉ, A. (Ed.). (2010). Poéticas contemporáneas: itinerarios en las artes visuales en la Argentina de los 90 al 2010. Buenos Aires, Argentina: Fondo Nacional de las Artes.