Nota publicada online

martes 20 de octubre, 2020
Cristian Mac Entyre en vivo
“Lo importante es la idea.”
Costa Peuser, Marcela
por Marcela Costa Peuser
Cristian Mac Entyre en vivo

Artista plástico, autodidacta y daltónico. Hijo del artista plástico Eduardo Mac Entyre y María Carmen Apicella una apasionada por la música. Huellas que dejaron su marca: desde muy chico sintió inclinación por la música estudió guitarra y cello.

Hablamos de su infancia que transcurrió en este mismo taller donde se crió; allí donde llegaban los amigos de su padre -artistas y críticos-, como Magariños, Pirivano y Rafael Squirru. Nunca sintió el peso del apellido, por el contrario, el legado de su padre lo siente como una mochila llena de herramientas. Disfrutó compartir el taller, los viajes juntos y trabajar como pares, consultándose por la obra en la que cada uno estaba trabajando.

En este mismo taller -hoy museo-, Eduardo Mac Entyre y Miguel Angel Vidal realizaron las investigaciones para dinamizar la pintura que culminaron en el “Arte Generativo”, término propuesto por Pirovano. Lograron algo nuevo y totalmente original, que hoy rememoramos, a 60 años de la emblemática muestra en Galería Peuser.

Padre e hijo MacEntyre

Inicialmente Cristian cursó la carrera de Diseño Gráfico para luego, en 1997, dedicarse de lleno a la pintura. Ese mismo año fue seleccionado para el primer concurso internacional "TANGO", una mega exposición realizada en las Salas Nacionales del Palais de Glace. La serie, basada en una abstracción geométrica, se caracteriza por su musicalidad y su ritmo donde se resaltan las curvas en la mujer y las rectas en el hombre; los fondos espaciados y las transparencias que transmiten la sensualidad de esta danza. Esta serie le sirvió para experimentar con el movimiento: “las diagonales que sirven para expandir la obra, los ritmos que se repiten de izquierda a derecha y el color: azules y violetas que denotan gran intimidad. En este momento estaba muy atento a Tamara de Lentica y al Futurismo Italiano.”  

La guitarra se convirtió también en una suerte de musa. Ella da lugar a una nueva serie cuya sonoridad visual en una especie de armoniosa y perfecta combinación de colores-sonidos, espacios-silencios. Hablamos del sonido de las notas, asociadas a la descomposición de la luz a través el prisma en los 7 colores del arcoiris.

Curioso por naturaleza, se siente atraído por distintas técnicas y nace la necesidad de investigar y aparecen nuevas búsquedas y aparecen por ejemplo el “Hombre encerrado en el monitor”.

En sus trabajos cinéticos y de arte óptico las apariencias se convierten en protagonistas: la distorsión de lo real y lo manifiesto, lo aparente, aquello que se ve y lo que se esconde, le sirven para trasmitir su interes por la psicología.  

En este tiempo de pandemia se volvió a enamorar de la pintura sobre tela y trabajó en varias de gran tamaño. Una obra precisa, en la que también está presente el error y la impronta humana porque, como aprendió de Miguel Ocampo, “lo importante es la idea.”

A lo largo de su obra se observa un alto grado de espontaneidad expresiva y, al mismo tiempo, una importante introspección.

Cristian Mac Entyre es un artista guiado por su propia la sensibilidad y la autoexigencia y no precisamente por el exitismo. Siempre en la búsqueda, pero fiel a tu propia voz.

Aquí la entrevista: