Nota publicada online

martes 16 de agosto, 2022
Cristian Mac Entyre
Tiempo de inmersión en Zurbarán
por Juana Alzamora Cabred
Sala Cristian Mac Entyre en Zurbarán
Sala Cristian Mac Entyre en Zurbarán

Cristian Mac Entyre expone en la galería Zurbarán su nueva producción realizada entre el 2020 y 2022. La muestra de obras geométricas óptico-cinéticas se puede visitar hasta el 30 de Agosto.

Quienes bucean por primera vez describen sensaciones similares. En principio la incomodidad del traje apretado de neoprene, el tanque de oxígeno colgando de la mochila, la dificultad de moverse con las patas de rana y la piel tensada por una máscara que sopapea la cara. Una vez en el agua, todas parecen coincidir en experimentar una sensación de ingravidez y liviandad sorpresiva. Paralelismos que se podrían trazar con la muestra de Cristian Mac Entyre en la galería Zurbarán que inauguró el 4 de agosto y cierra el 30 del mismo mes. Uno ingresa con la incomodidad propia de transitar las calles porteñas para, una vez adentro, dejar la ansiedad atrás y sumergirse en un espacio de atención plena. La muestra expone obras geométricas, óptico-cinéticas de la última producción del artista argentino realizadas en su mayoría entre el 2020 y 2022.

Entre conversaciones sobre su proceso artístico y sobre cómo incidió en él la famosa producción de su padre Eduardo Mac Entyre, precursor junto con Miguel Ángel Vidal del Arte Generativo en Argentina (1959); Cristian reflexiona sobre la similitud entre trabajar en sus obras y la sensación de bucear. Similar a sumergirse en las profundidades del océano, la concentración devenida en calma lo lleva a explorar lienzos de gran tamaño donde el punto y la línea se ponen en movimiento a través de desplazamientos y vibraciones meditativas.

En la galería se exhiben obras nuevas de diferentes tamaños, acrílicos sobre lienzo y cajas cinéticas del 2012, las únicas de tiempos anteriores, en donde se exploran las distintas caras de un mismo objeto. Las cajas tienen la particularidad de contener una chapa espejo que, además de distorsionar los elementos compositivos de la obra, reflejan la imagen del espectador que las observa. Se vuelven participativas, de alguna manera, ampliando la percepción individual lúdicamente. Al igual que los títulos de sus obras pasadas, que se inspiraron en cuestiones autobiográficas o referentes al aparato psíquico, estas cajas retoman el mismo proceso inmersivo. El artista menciona: “...estas obras me hacen bucear dentro de mí, sumergirme y ahondar en mis preguntas y repreguntas…”

Con antecedentes en el padre del movimiento ilusorio Victor Vasarely, las obras de Cristian Mac Entyre adoptan el efecto muaré mezclando una aplicación de colores pulsantes que ponen a prueba y refrescan la sensación retiniana de movimiento. En entrevistas anteriores, el artista hace referencia a su cercanía con la música como fuente de inspiración. Lo podemos observar en series previas como Tango o Construcciones en donde descompone la morfología de una guitarra.

En esta ocasión la sonoridad visual se nos presenta de manera meditativa, como escuchar sonidos debajo del agua, encontrando en esa cápsula de tiempo inmersivo nuevas tensiones vibratorias.