Nota publicada online

jueves 21 de mayo, 2020
Gestores que hacen Camino: Marina Pellegrini y Lauren Bate
“El mercado del arte va a tener que adaptarse a esta nueva realidad”
Gestores que hacen Camino: Marina Pellegrini y Lauren Bate

Fundada en 2005, por Marina Pellegrini y Lauren Bate, Vasari se focaliza en representar artistas argentinos modernos y contemporáneos, como Kazuya Sakai, Rómulo Macció y Gachi Hasper, principalmente los primeros fotógrafos modernos en Argentina como Anatole Saderman y Liliana Maresca, entre acompañando la consolidación de la fotografía en el ámbito local y su divulgación en el exterior. Bajo el sello Ediciones Vasari publica libros monográficos de artistas como Alfredo Prior, Juan José Cambre, Anatole Saderman, José Garófalo, Sameer Makarius y Rafael Bueno.

Desde Arte Online las convocamos para conocer su visión en estos momentos de cambio en el escenario mundial y pensando también en el día después, cuando volvamos a cierta “normalidad”.

Si bien nuestra programación anual consiste en exposiciones individuales y colectivas, en este momento estamos llevando la galería a que funcione online, con catálogos virtuales a clientes especiales y con un e-shop que está en construcción.

Para las muestras que teníamos programadas en la galería, no tenemos fecha por ahora y tampoco tenemos claro si -y cómo- las haremos.

Cómo te está resultando la experiencia en ferias online como arteBA/ Artsy?

-La feria arteBA /Artsy estuvo bien. Me parece que fue una buena manera de no perder la continuidad de la feria pero lógicamente el formato es muy distinto y, aunque nosotros vendimos bien, fue a nuestros propios clientes. Nadie nuevo, y eso es muy malo en una feria.

En una feria virtual se extraña mucho la efervescencia y el clima de fiesta que tiene una feria “de verdad”. El reencuentro con los amigos, los artistas, los curadores, en fin, de todos los que formamos este mundillo. Es el momento de verse y cambiar ideas, además de hacer negocios. Ese clima nunca lo va a lograr una feria online. Y ni hablar de la experiencia frente a la obra. De hecho, me reservaron dos obras muy importantes pero condicionado a “las quiero ver antes de cerrar el trato”.

¿Estás pensando en participar próximamente en alguna otra?

En septiembre vamos a participar, por supuesto, de la nueva edición de BAPhoto.

¿Qué cambios crees que se vienen?

-El mercado del arte va a tener que adaptarse como todos los demás mercados a esta nueva realidad. Que no sabemos si es temporaria o es para siempre. Con esto quiero decir que los precios tendrán que acomodarse. Hasta que no haya una vacuna, la mayoría de los precios lamentablemente van a bajar, porque la incertidumbre se traslada a todas las actividades, a la vida misma.  Después, como ya vimos en el 2001, las cosas pueden volver a donde estaban antes de este momento tan bizarro.

El mercado de casi todo lo que se vende va hacia lo virtual, pero en nuestra actividad creo que siempre será una combinación de las dos cosas: verán la foto en la computadora o el teléfono, pero si realmente les interesa la obra van a venir a ver a la galería.

Lo que aún no imaginamos es que va a pasar con la costumbre de los vernissages, hace rato que cambió también el publico que asiste. Los compradores miran primero en sus casas, si les interesa, van. Lo cierto es que al opening vienen nuestros amigos y los de los artistas.