Nota publicada online

martes 7 de julio, 2020
Delfina Helguera
"La virtualidad abre un abanico de posibilidades."
Catellani, Vanesa
por Vanesa Catellani
Delfina Helguera

Delfina Helguera es la directora del Museo de arte español Enrique Larreta. Licenciada en letras (UBA). Se ha desempeñado en roles estratégicos dentro de nuestro campo artístico. Desde ser co-representante de la casa de subastas Sotheby´s,  a consultora independiente. Profesora de Curaduría I y Mercado de arte en el Instituto Universitario Eseade en la Licenciatura en Curaduría y Gestión de arte y Directora del Departamento de Arte y Diseño de la misma institución. Socia fundadora de la Asociación amigos de Malba, además de colaborar en diferentes medios como ADN Cultura y Arte Online

La convocamos para escuchar sus estrategias frente a este momento tan particular que vivimos y, también, para el día después, cuando volvamos a cierta “normalidad”.

Desde tu gestión  ¿En esta línea, estás pensando en nuevas modalidades? ¿Cómo funciona el rol del curador en esta nueva realidad?

- En este contexto, todos los museos nos estamos replanteando todo para adaptarnos a una nueva realidad. Desde el caso particular del Museo Larreta, que pertenece al Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, trabajamos por un lado en propuestas que compartimos con otros museos de la ciudad (somos 10 museos)  y por otro lado, en propuestas propias. La nueva modalidad nos pide igual que sigamos estando cerca del público, quizás esta es una oportunidad para ofrecer otro tipo de contenidos, no tanto centrarnos en la "exhibición". En esta línea y con más tiempo, se puede ofrecer una visita más detallada a la colección permanente, conocer el trabajo que hay detrás de la escena. 

El curador sigue siendo el que selecciona el contenido, edita y propone una mirada. En estos momentos lo hace de manera virtual pero es el mismo tipo de operación que realizaba antes, es un poco frustrante no tener la obra adelante pero ya llegará el día en que todo se normalice. De todos modos hace tiempo que podemos pasear por las salas de los distintos museos del mundo de manera virtual, son dos realidades que ya estaban conviviendo. Y creo que la virtualidad abre un abanico de posibilidades a las que antes no podíamos dedicarnos. 

¿Cómo crees que se debería mantener “visible” al Museo Larreta? Ya que habían logrado un fuerte nexo con su comunidad.

- Yo creo que ese lazo con la comunidad no se pierde tan rápido, y menos en un contexto tan especial. Cuando terminemos con la cuarentena la gente va a tener muchas ganas de volver a ver las obras y a pasear por el jardín, disfrutar de un concierto...El museo sigue visible en las redes sociales, muy activo, no solamente en el material que posteamos diariamente sino también en las interacciones con el público. 

Nuestra estrategia es continuar. En este momento tenemos ya subida a nuestro sitio web la exhibición de Esculturas en el jardín 2020 que no pudimos llegar a inaugurar en marzo, con videos y fotos. Y tenemos un plan de subir una exhibición por mes de acá hasta fin de año, exhibiciones pensadas desde la colección. También vamos a subir material de las muestras que ya finalizaron y que tuvieron mucho público desde el 2018: Tauromaquia, Un regalo para Evita, Imagenes de ida y vuelta. Todas las exhibiciones tendrán actividades afines, charlas, propuestas para los más chicos, y para público en general.

Nuestro equipo de educación trabaja intensamente para conectarse con la comunidad, casi todos los programas que se estaban desarrollando de manera presencial, continúan virtualmente, hasta las visitas para chicos. Tenemos también una serie de actividades planeadas para las vacaciones de invierno. 

¿Qué cambios crees que se vienen para cuando podamos re-inventar nuevas formas de encontrarnos?

-Te respondo con una pregunta: ¿seremos capaces de que la visita al museo sea una nueva experiencia?  Espero que si.