News Argentina

viernes 30 de enero, 2009
Curando a Alfonsina
Desde Rosario
por Marcela Römer
Curando a Alfonsina

Un nuevo espacio de artes se abrió en Rosario dentro de las dependencias de la Biblioteca Popular Alfonsina Storni (bibpopalfonsinastorni.blogspot.com).

El movimiento de bibliotecas populares es único en el mundo por atomizar asociaciones civiles sin fines de lucro que fundaron vecinos e intelectuales interesados en tener lugares donde proteger el libro y la lectura, además de realizar diversas actividades culturales. En sus comienzos las bibliotecas se situaban a manera de territorios de extracciones socialistas o anarquistas, y como reservorios de políticas alternativas a la oligarquía letrada argentina. En la actualidad, esa semilla de la primigenia constitución sigue siendo una llama que enciende innumerables actividades paralelas a las oficiales en el campo de la cultura nacional.
La Alfonsina de Rosario abre sus puertas al ciclo “Curando a Alfonsina” con la charla impartida por Justo Pastor Mellado titulada “El curador como cocinero” y la muestra “Me contiene un texto” de los artistas Verónica Orta, Richard Hernández, Carmen Pezido, Barby Sandoz, Leo Pratisoli y Cristian Digirolamo.
El conocido curador diserto sobre los vericuetos de la próxima Trienal de Chile que comenzará formalmente en octubre del próximo año. Su conversa se refirió a las programáticas específicas del diseño de esta Trienal en el Cono Sur, la diferenciación con las bienales del mercadeo absoluto, los programas educativos y sociales a mediano y largo plazo, los artistas “comprometidos” que participarán en locaciones fuera de Santiago de Chile, entre otras cuestiones que nos prometen un encuentro de arte con base fuertemente ideológica y política.
En “Me contiene un texto” los artistas trabajaron sobre las pasiones que les produjeron determinados escritos de autores como Borges, Pizarnik, Berger o Cófreces & Muñoz. El desafío de trabajar desde, o sobre un texto en el ámbito que los contiene por excelencia fue zanjado de la mejor manera por artistas que tienen largas trayectorias, acompañados por algunos más jóvenes.
Así comenzó el ciclo “Curando a Alfonsina” que es una convocatoria abierta para presentar proyectos que intervengan el adentro, o el afuera, del espacio de la biblioteca, con, o sin relación con el libro en sí. Rosario es una ciudad con mucha demanda de espacios para realizar muestras de arte, éste queda en el corazón de barrio Pichincha, a cinco cuadras de la Secretaría de Cultura Municipal.
Siguiendo la tradición de sus fundadores, inclinados abiertamente por las artes, la biblioteca construye un ciclo para aportar, desde el ámbito privado, a la cultura de su ciudad. Rosario continua en su constante búsqueda identitaria, sabe que si no se cuestiona su accionar no puede pretender que desde afuera comprendan qué esta sucediendo en esa ciudad de artistas.

  • Abren
  • Siguen
  • Cierran

Newsletter

Para enterarte de las novedades de la escena artística, registrate a nuestro newsletter.