News Argentina

martes 5 de agosto, 2008
Inicia la temporada del Museo Nacional de Bellas Artes
Nuestra historia pintada
por Por Laura Feinsilber
Inicia la temporada del Museo Nacional de Bellas Artes

Entre las muestras con que se abre la temporada 2008 del Museo Nacional de Bellas Artes destinadas a revalorizar su patrimonio se destaca “Las Armas de la Pintura—La Nación en construcción (1850/1870).

Según su curador, Roberto Amigo, en el exhaustivo ensayo del catálogo, “la pintura de historia, momento clave de la conformación del arte argentino, también sirvió como instrumento de propaganda del liberalismo triunfante”.
Por ello es importante repasar aspectos de nuestra historia, familiarizarse con temas como la batalla de Caseros, la guerra del Paraguay, la batalla de Pavón, el rol de Sarmiento, de Urquiza, cómo fue cambiando la imagen hegemónica de Rosas y cómo a partir de 1852 el país comienza a crecer artísticamente con la creación del museo publico, la academia de arte, el salón y también el comienzo de la crítica de arte. Llegan artistas italianos como Ignacio Manzoni (1799-1888) a quien le interesaban los temas realistas así como Baltasar Verazzi (1819-1896) que viene para decorar el techo del antiguo Teatro Colón construido por Pellegrini y que atraído por el tema militar pintó “La Batalla de Pavón”
Considerado por José León Pagano como un pintor estático y por Julio Payró como “el cronista más agudo y sensible de la vida del campo argentino en los primeros años de la organización”, Jean León Palliere (Brasil, 1823-1887) fue un gran acuarelista como puede comprobarse en “Guardia Nacional”, reveladora del entusiasmo patriótico de las diferentes clases sociales que confraternizaban en las mañanas de domingo.
Fue el uruguayo Juan Manuel Blanes (1830-1901) un destacado pintor de temas históricos “Batalla de Laguna Limpia” (1856//) es uno de los 8 cuadros apaisados en los que desrrolló el tema de las batallas ganadas por Urquiza y que decoran el Palacio San José. Esta época, como lo señala el crítico uruguayo José Argul, “se relaciona con la de los ingenuos y anónimos pintores ruralistas del Uruguay”.
Realismo minucioso, naturalista, un pincel de miniaturista que se detiene en las hojas de un árbol, en los soldados tanto alineados como dispersos en el campo de batalla, luminosidad, perspectiva de las barrancas del Paraná y la selva paraguaya, así es la pintura de un pintor solitario: Cándido López (1839-1900), documentador de la guerra de la Triple Alianza.
Cuando en 1885 presenta los 29 cuadros, Mitre señala que “son verdaderos documentos históricos por su fidelidad gráfica y contribuirán a conservar el glorioso recuerdo de los hechos” que en el texto de Amigo se la califica como “una pintura funcional para los discursos nacionalistas y militaristas de fin de siglo que justificaban aquella guerra fratricida”.
“Salvamento en la Cordillera” (1855) representa a los unitarios vencidos en la batalla de Rodeo del Medio atrapados en una tormenta de nieve, un anciano en primer plano, tres figuras mendigantes, Sarmiento con poncho y galera, auxiliándolos, los generales Aráoz de Lamadrid y Alvarez ensimismados por la derrota. Un cuadro muy importante de Benjamín Franklin Rawson (San Juan, 1820, que estudió con García del Molino y Monvoisin, autor también del “Asesinato de Maza” pintado con “todo el horror del hecho, toda la verdad del crimen y con toda la lobreguez de aquella noche fatal para Buenos Aires” hecho que había acontecido en 1839 y que también había sido pintado por Prilidiano Pueyrredón.
La muestra incluye obras de Augero, Carlsen, Novarese además de una sala dedicada a Luis Felipe Noé.
Estamos aquí frente a una visión contemporánea, lejos de toda connotación descriptiva pero no menos testimonial a través de su “Serie Federal” de 1961 constituida por 13 obras que expuso entonces en Galería Bonino. Domina el rojo “ese color sangre que además fue el emblema de los “federales” en la historia argentina, plagada de muerte”. La pasión volcada en manchas que cubren las telas “una invocación a los demonios” que es lo que Noé quiso hacer con su obra.
Además de las obras del patrimonio, contribuyeron a esta exposición las provenientes del Museo Histórico Nacional, Palacio San José, Museo Mitre, Asociación Italiana Unione e Benevolenza, Complejo Museográfico Enrique Udaondo y colecciones particulares.

Info: Hasta el 1 de junio
Museo Nacional de Bellas Artes,
Av,. Del Libertador 1473

  • Abren
  • Siguen
  • Cierran

Newsletter

Para enterarte de las novedades de la escena artística, registrate a nuestro newsletter.