News Argentina

miércoles 16 de julio, 2008
TONY CRAGG, MATERIALISTA POR EXCELENCIA
Costa Peuser, Marcela
por Marcela Costa Peuser
TONY CRAGG, MATERIALISTA POR EXCELENCIA
 

Diez imponentes esculturas y una serie de excelentes dibujos conforman la actual muestra en la Sala Cronopios del Centro Cultural Recoleta.

Diez imponentes esculturas y una serie de excelentes dibujos conforman la actual muestra en la Sala Cronopios del Centro Cultural Recoleta. Se trata de un breve recorrido por los últimos diez años de trabajo del artista contemporáneo de gran trascendencia internacional, Tony Cragg. Una de las figuras que protagonizó el renacimiento de la escultura de los años 80 y que llega a Buenos Aires gracias a una iniciativa de Daniel Abate.

Un "materialista radical", así­ se define así­ mismo Anthony (Tony) Cragg. Una definición que nos deja muy lejos de cualquier connotación negativa que pueda sugerir el uso del término "materialista" en su sentido moderno ya que el artista considera que la materia es una sustancia maravillosa; estamos hechos de materia y todo lo que nos rodea es materia, incluso nuestra inteligencia y nuestras emociones.
Curioso por naturaleza, estudioso y analí­tico, Cragg nacido en Liverpool en 1949, se interesó inicialmente por la quí­mica y se desempeñó como técnico de laboratorio para, mas tarde, comenzar sus estudios de arte. De la ciencia aprendió un muy buen método de observación y una forma propia de hacer arte: examinar, interrelacionar, pensar y reinterpretar con la materia. Un ejercicio existencial que lo lleva a modificar el material -su forma y volumen- y dejarse transformar por él. En las inmensas esculturas de Cragg, nada es lo que aparenta ser.
"Paisaje erosionado", de 1998, es una de sus obras mas tempranas, un conjunto de vasijas, botellas, vasos y todo tipo de recipientes de vidrio erosionados con arena, dispuestos dentro de una forma cúbica. Esta obra refleja la preocupación del artista por estos objetos industriales, vasijas que hoy no significan nada para nosotros, pero que tal vez en un futuro, signifiquen para quienes estudien nuestra cultura, lo mismo que hoy los arqueólogos examinan vasijas de antiguas civilizaciones. "Formas tempranas", del 2001, son doce contenedores de bronce que representan la evolución de la forma, aquellas formas que podrí­an existir. Y justamente esto es lo que le atrae al artista de la escultura - una de las actividades menos habituales del hombre-, la posibilidad que brinda de "encontrar" nuevas formas para descubrir impensados contenidos y significados. Esta es la sensación que percibimos al enfrentarnos a "Wooden Crystal", imponente talla de madera de sugerentes formas orgánicas que desafí­an la gravedad y que esconde su esencia detrás del rojizo cristal que la envuelve. Pero son seguramente sus bronces como el que vemos en esta muestra,"Out for Sight, Out of Mind", las piezas mas caracterí­sticas de su producción. Estructuras formadas por cí­rculos concéntricos que se desplazan hacia un lado y hacia el otro en un inestable equilibrio y dibujando misteriosos perfiles y que una vez mas delatan las preocupaciones filosóficas del artista. Preocupaciones referidas esencialmente al hombre y su medio como puede apreciarse en "Secreciones", una fascinante obra recubierta por aproximadamente cien mil dados, en la que cuestiona nuestra falta de responsabilidad frente al uso de determinados materiales, sobre todo los plásticos.
Cada una de las esculturas de Tony Cragg es un viaje, cada paso dado en ellas, una decisión, un diálogo í­ntimo con la materia. En cada uno de estos trabajos puede sentirse la energí­a humana penetrando la materia y es allí­ donde radica la inquietante fuerza vital de su obra. Una obra que habla de un hombre hecho de pura materia.

Hasta el 3 de diciembre Salas Cronopios - Centro Cultural Recoleta - Juní­n 1930

Anthony Cragg nació en Liverpool, Inglaterra en 1949. Luego de trabajar como técnico de laboratorio en la Nacional Rubber Producers Assosation, comienza sus estudios artí­sticos a fines de los 60 y los completa en el Royal Collage de Art de Londres. Desde su primera individual en la Lisson Gallery de Londres, progresivamente ha conquistado el mercado europeo y es considerado como una de las figuras vanguardistas de la escultura británica. En 1982 su obra causó un fuerte impacto en la Documenta de Kassel, representó a su paí­s en la Bienal de Venecia de 1988 año en que es distinguido con el Premio Turner. En 2005 gana el premio a la mejor escultura en la Bienal de Beiing. Importantí­simos museos del mundo incorporaron obras suyas a sus colecciones permanentes. Desde 1977 reside en Wuppertal, Alemania, donde se desempeña en la tarea docente y es codirector de la Kunstakademie de Dusseldorf.

 
  • Abren
  • Siguen
  • Cierran

Newsletter

Para enterarte de las novedades de la escena artística, registrate a nuestro newsletter.