News Argentina

miércoles 16 de julio, 2008
LA ESCULTURA VIVA DE AURELIO MACCHI
Costa Peuser, Marcela
por Marcela Costa Peuser
LA ESCULTURA VIVA DE AURELIO MACCHI
 

Monsieur Macchi, como suelen llamarlo muchos de sus alumnos, es un apasionado de Rodin, Bodellere y Zadkine, con quien estudió en Parí­s. De oficio escultor, es un artista humilde y metódico.

Monsieur Macchi, como suelen llamarlo muchos de sus alumnos, es un apasionado de Rodin, Bodellere y Zadkine, con quien estudió en Parí­s. De oficio escultor, es un artista humilde y metódico. La fortaleza y nobleza de los materiales con los que trabaja, tienen que ver con su propia vida. Aurelio Macchi es un gran intuitivo que saca a la luz la raí­z del alma humana, de la misma manera que arranca de la veta de la madera sus formas cuidadosamente escondidas. Esto queda demostrado en "Dolor" la talla sobre madera de caldén que conmueve por la sí­ntesis de su lí­nea y por la angustia que trasmite; si nos dejamos invadir por el silencio, podremos escuchar el grito de la madera.
La actual exposición en el Museo Nacional de Bellas Artes de sus últimos cuarenta años de trabajo, pone de manifiesto que se trata de un joven artista clásico de 90 años, heredero del movimiento europeo del siglo pasado y, a la vez, tremendamente contemporáneo, que trabaja con temáticas con las que nos topamos en el dí­a a dí­a. "Homenaje a Cabezas", "La barrendera", "Idilio", cada una de sus obras nos recuerdan la verdadera función del arte: hacernos vibrar y sentir que estamos vivos. Como su escultura.

Hasta el 18 de junio MNBA de Buenos Aires, Av. del Libertador 1473.

 
  • Abren
  • Siguen
  • Cierran

Newsletter

Para enterarte de las novedades de la escena artística, registrate a nuestro newsletter.