News Argentina

miércoles 16 de julio, 2008
EJERCICIOS DE MEMORIA
por Laura Feinsilber
EJERCICIOS DE MEMORIA
 

Con motivo de cumplirse treinta años del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 se exhiben simultáneamente en Buenos Aires importantes muestras, entre ellas, "Ejercicios de Memoria-Reflexiones sobre el Horror (1976-2006)", en la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) realizada por artistas, jóvenes en su mayorí­a, que abordan tan doloroso perí­odo de nuestra historia a través de la tecnologí­a.

Con motivo de cumplirse treinta años del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 se exhiben simultáneamente en Buenos Aires importantes muestras, entre ellas, "Ejercicios de Memoria-Reflexiones sobre el Horror (1976-2006)", en la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) realizada por artistas, jóvenes en su mayorí­a, que abordan tan doloroso perí­odo de nuestra historia a través de la tecnologí­a. Sus curadores, Gabriela Golder (1971) y Andrés Denegri (1975), ambos directores de Continente, Centro de Investigación en Arte Electrónico correspondiente a la UNTREF, reunieron a 16 artistas que vienen realizando importantes aportes al campo de la investigación y difusión de esta disciplina en nuestro paí­s y en el exterior.
Graciela Taquini presenta "Granada" (Mención de Honor- Video del Salón Nacional 2005). La cámara recorre el rostro de la protagonista que habí­a estado en cautiverio en 1978, mientras ésta repite sus propias frases relativas a la memoria, dictadas por la directora en una suerte de exorcismo. Carlos Trilnick (1957) cubrió el arco del Monumental, donde se jugó el Mundial '78, con una tela negra. Un homenaje a aquellos que morí­an en silencio al mismo tiempo que se festejaba de manera estentórea el triunfo de la Selección Argentina. Mariela Yeregui (1966) presenta una video-instalación, "Anamnesis", término que se refiere al proceso de recuerdo o reminiscencia: un montí­culo de tela blanca por la que el espectador, con el movimiento suave de su mano, podrá ir descubriendo escrituras que "emergen, se concatenan y construyen sentido".
La angustiante instalación sonora de Ricardo Dal Farra utiliza telas desplegadas en un oscuro recinto invadido por sonidos estremecedores. Un televisor de la década del 70 (blanco y negro) y un video reproductor, despojados de sus gabinetes, muestran el rostro de Videla, borroso, al punto de desaparecer. Una metáfora frente al paso del tiempo y al olvido de Alejandro Schianchi (1980).
Iván Marino (1968), radicado en Barcelona, investiga el tema de la tortura, "ejecutada sistemáticamente a través de la historia". Una escena de "La Pasión de Juana de Arco", film de Carl Dreyer de 1928, de la que fragmentó el acto del tormento en sus 67 tomas originales para la que también usó una forma matemática, golpea duramente al contemplador, obliga a bajar la mirada ante el horror, un horror que no cesa, basta recordar las recientes imágenes periodí­sticas de Guantánamo o Irak. Julieta Hanono (1962) vive actualmente en Parí­s. En 1994 vuelve a "El pozo", donde estuvo detenida, para filmar "el relato donde se encuentra la exploración de ese lugar atravesado por mi historia más í­ntima anudada con la de la Argentina". La cámara nos lleva por las siniestras habitaciones, testigos de toda clase de vejámenes, una barbarie aprendida de otras barbaries. La muestra incluye obras de Claudia Aravena Abughosh, Edgar Endress (Chile), Gustavo Galuppo, Eduardo Molinari y Nicolás Varchausky, Leandro Núñez, Ricardo Pons, Raúl Minsbug quienes junto a los ya mencionados han convertido esta memoria en un hecho estético.
Vale la pena citar algunos fragmentos de los esclarecedores textos del catálogo. En "La necesidad de la memoria" Rodrigo Alonso señala que "son los artistas, principalmente, a través de nuevas configuraciones estéticas los que echarán luz sobre ciertos acontecimientos relevantes". Ana Longoni en "Ejercicios de (otra) memoria" considera que estamos ante un repertorio de trabajos que permite explorar la capacidad del arte como catalizador, su condición de posibilidad de (otra) memoria. Los curadores de la muestra enfatizan que en ella no se narran solamente los hechos del pasado sino que los vuelve un problema en el presente. Por ello se convierte imperiosamente en un hecho reflexivo que nos obliga a preguntarnos el por qué y el cómo de lo sucedido además de haber permitido que sucediera.
En un reciente artí­culo a propósito de la "auténtica" memoria escrito por el filósofo Santiago Kovadloff, leemos que ésta no evoca pero sí­ transforma las condiciones que hicieron posible la impunidad, restablece el estado de derecho, restaña el tejido de las instituciones republicanas. Que se cumpla.

Hasta el 31 de abril en el Museo de la Universidad de Tres de Febrero, Valentí­n Gómez 4828/38, Caseros.

 
  • Abren
  • Siguen
  • Cierran

Newsletter

Para enterarte de las novedades de la escena artística, registrate a nuestro newsletter.