Nota publicada online

miércoles 20 de noviembre, 2019
XXIII Premio Federico Jorge Klemm a las artes visuales 2019
Un termómetro en la producción de arte contemporáneo argentino
Catellani, Vanesa
por Vanesa Catellani
Primera sala, vista
Primera sala, vista

En la Fundación Federico Jorge Klemm quedó inaugurada la muestra en su XXIII edición del premio, fiel al espíritu con el que fue concebido desde su primera aparición. La diversidad, la pluralidad y lo interdisciplinario, tanto en materialidad, temática y subjetividad, están presentes conviviendo en un diálogo reflexivo. Los artistas se anticiparon a una ¿utopía? necesaria de convivencia y de diálogo ante la diversidad, y el jurado tuvo la sensibilidad de captar estos discursos presentes en sus producciones.

"Llevar la realidad al arte, cuando en un principio la realidad era aquello que el arte debía representar, cambió la forma de entender el arte." Arthur C. Danto

Primera sala, vista

Este año el premio recibió una cantidad de 500 obras, por sobre las cuales quedaron seleccionadas 30 que participan de la muestra y premiación.

La artista Matilde Marín en su rol de presidenta de la Fundación Jorge Federico Klemm, por ser miembro de la Academia Nacional de Bellas Artes, -ente que administra la Fundación como lo indicó Klemm respecto a su legado- en conversación exclusiva con Arte Online nos comenta: “El premio básicamente esta dirigido para artistas jóvenes y de generaciones intermedias. Es un premio que puede recibir obra de diferentes estéticas y técnicas muy abiertas, no tiene disciplinas ni categorías." 

El listado de artistas seleccionados está conformado por Esteban Álvarez, Erik Arazi, Daniel Basso, Mara Caffarone, Carlos Cima, Cotelito, Nicolás Domínguez Nacif, Alfredo Dufour, Estanislao Florido, Diego Fontanet, Jimena Fuertes, María Guerrieri, Carlos Huffman, Nina Kunan, Lucrecia Lionti, Mariana López, Gustavo Marrone, Nicolás Martella, Elisa O´Farrel, Alita Olivari, Magdalena Petroni, Gilda Picabea, Tiziana Pierri, Agustina Quiles, Fabio Risso Pino, Florencia Rodríguez Giles, Celeste Rojas Mugica, Belen Romero Gunset, Martin Sichetti y Ana Won. De los cuales salieron los ganadores:

Primer premio adquisición y $ 200.000  para “Biodélica” de Florencia Rodríguez Giles, dibujo con lápiz sobre papel de 150 x 200 cm. Obteniendo una exhibición individual en la institución a realizarse dentro de los dos próximos años, además de pasar a conformar la colección de la Fundación.

Segundo Premio adquisición y $ 100.000 para “Rowena” de Martín Sichetti; un video en blanco y negro que también pasa a conformar el legado de Klemm

Mención no-adquisición y $ 20.000 para el trabajo “Un desastre manifiesto” de Betina O´Farrel, instalación gráfica de aguatintas realizadas a partir de imágenes de noticias sobre catástrofes en viviendas durante el 2018 y 2019. 

Mención no-adquisición y $ 20.000 para la obra “Sin Titulo” de la serie técnicas y tecnologías en ascenso de Magdalena Petroni que realiza una obra bidimensional valiéndose de un portaequipaje de auto al que le suma acrílico, hierro y durlock. 

El jurado 2019 cuenta con un plantel importante dada sus experiencias y actuaciones dentro de nuestra escena. Estratégicamente conformado por Adriana LauriaFlorencia Qualina y Francisco Lemus, actores en los campos de la historia del arte, investigación y la curaduría. También se suman desde su rol de artistas Max Gómez Canle y Matilde Marín

Conversando con ellos coincidieron en que fue un honor participar del proceso y que todo el desarrollo de selección transcurrió dentro de un marco de respeto, diálogo y cordialidad mutua. Al respecto Adriana Lauría nos comparte “Hay un intercambio con los jurados donde uno está abierto a recibir cosas nuevas. Un Intercambio de argumentación al cual podés ir adhiriendo o no, y es muy respetuoso entre colegas donde todos tenemos la capacidad de escuchar.

En tanto criterios de selección fueron contundentes y coincidentes sobre la potencia de la imagen y el manejo de la producción como las claves a tener en cuenta. El CV del artista casi no tendría incidencia. Para Max Gómez CanleEl premio Klemm tiene dos características definitorias en su identidad -además de ser  un premio muy querido por los artistas en general-, es uno de los primeros en proponer desde sus bases la no división por disciplinas, por lo cual todas las disciplinas del arte contemporáneo conviven. Y por otro lado lo que busca es adquirir obra que pase a formar parte de la colección; con la que también muchos artistas crecimos visitándola, estudiándola, de acceso facil para ver obras en los 90 que no podías ver en otros museos. (…) Teniendo en cuenta esas dos instancias, el CV no tiene demasiado peso, uno ya conoce en general a los postulantes, pero por sobre todo importa mucho la calidad de la obra que envían. Importa que cada artista esté enviando una obra potente, ahí es donde el CV no implica una aceptación para nada. Y por otro lado, las decisiones fueron tomadas muy de consenso, conjuntamente el jurado sin ningún miembro que estuviese totalmente en contra.”

Adriana Lauría aborda este certamen con el mismo criterio de selección “Mirar la obra propuesta, la imagen. La primera evaluación es la imagen y en cómo se adecua a la convocatoria. Sin perder de vista las bases del premio entendiendo que hay obras  muy buenas pero no son pasibles de coleccionar por su modo de existencia o conservación. El último recurso es mirar el CV. Cuando uno duda, comienza a mirar el CV, para entender cómo se inserta esta obra dentro de su producción. Mi consejo siempre es mirar la imagen, mirar la obra. El ojo entrenado es el primero que te dice cosas, y en una segunda y ultima instancia si dudas, en un 10%, recién ahí mirar el CV."

Francisco Lemus piensa en  “una selección que sea representativa del arte contemporáneo. Que sea plural, que haya diversidad y una idea de indisciplinado. Diferentes registros del arte y de la cultura. Pensar en una selección con pluralidad y diversidad poética. Y en cuanto a los premios de adquision que generen un diálogo con la colección Klemm. Es bueno también pensarlos como una premiación a la trayectoria,  por lo general son artistas con mas de 10, 15 o 20 años de trabajo sostenido y comprometido en extender el contenido de su obra. No contemplo el CV. Pesa la obra y también la obra en relación a la producción de su línea de trabajo. Se presentan y habitan artistas con diferentes antecedentes y regiones.”

Por su parte Matilde Marín suma “son los dos componentes, la obra en sí misma que sea interesante e inquietante, y su carrera y formación.

Sobre la densidad y calidad de obras recibidas no hubo dudas: Max Gómez Canle sostiene “tal vez el primer premio era el más claro. Pero había muchas obras para premios y mención, una selección bastante pareja, contamos con obras muy buenas que nos sorprendieron. Como jurado es muy lindo trabajar de esa manera.

Para Adriana Lauría fue una selección fácil “Este año si bien hubo obra muy buena, hubo un grupo muy marcado que descolló por sobre el resto. Por ejemplo la obra de Rodriguez Giles llamó la atención instantáneamente por el manejo de la técnica del dibujo -viene trabajando desde la performance-, y por la potencia de la imagen. Así como la obra de  O´Farrel, que supe estaba destinada a pelear una distinción. Esta artista se encuentra trabajando inserta en esa tendencia por rescatar las técnicas del grabado pero con un enfoque contemporáneo. Respecto del trabajo de Martín Sichetti , que es un video muy particular, una video performance donde trabajó con la memoria y las divas del cine clásico argentino muy sofisticado. Lo mismo la obra de Magdalena Petroni resaltada en su bidimensionalidad." 

Francisco Lemus cree que “es interesante ver la convivencia de trabajos sobre relatos claros con otras obras que operan desde la subjetividad. Hay diferentes discursos, desde la intimidad o desde las minorías, hay cultura camp, cultura gay. Y todos conviven en esta selección. Es el caso de la obra de Rodriguez Giles que nos plantea una relación utópica entre la convivencia del hombre con los animales; o las conflictivas políticas presentes en las obras de Florido o Alvarez."

Desde Arte Online compartimos la importancia del premio Klemm que genera un estímulo para la creación y producción del arte contemporáneo. Como lo destaca Adriana LauríaLa gran valoración que tiene el premio entre los artistas dentro de la causa del arte contemporáneo. Es una distinción ya ser seleccionado. Desde que se instaló tiene una presencia muy meritoria. La memoria de Federico Klemm se preserva

Todos estos premios que año tras año se dan, conforman una colección muy importante de arte contemporáneo de jóvenes artistas y de generaciones intermedias de nuestro país.Matilde Marín

Felicitaciones para todos!