Nota publicada online

lunes 19 de octubre, 2020
"Sin falla" de Marlin Velasco y Mariela Yeregui
Obra que se exhibe en Pabellón 4
"Sin falla" de Marlin Velasco y Mariela Yeregui

En el marco de la muestra "Las ruinas que el vacío dejó" curada por Néstor Zonana, se exhibe esta obra que forma parte de un proyecto mayor,  junto a trabajos de Diego Alberti, Jorge Haro, Poul Sende y Javierl Biltaz

SI SE FALLA Y NO SE LLEGA NUNCA, TAMPOCO ES SEGURO QUE NO SE HUBIERA VISTO EL CAMINO

 

Esta obra forma parte del proyecto Bordes (Todas las utopías son deprimentes), basado en una dinámica de trabajo a partir del concepto de deriva.
Bordes abordó problemáticas específicas en un entorno propio y abierto desde el cual se implementaron estrategias de experimentación creativa en el ámbito del arte, la acción, la tecnología y el territorio, poniendo en crisis las nociones tradicionales de cartografía institucionalizada y cómo estas resuenan en los bordes de la Avenida Gral. Paz.

A partir del concepto de “espacios residuales” de Francesco Careri se generaron estrategias y dispositivos de acción y visibilización de recorridos, alumbrando en cada uno de ellos zonas de desestructuración urbana. El autor dice que “el andar, el estar ahí, es un acto democrático de reapropiación del espacio público, en cierto modo un acto revolucionario”. A partir del caminar, pensando que el caminar produce activaciones vitales de apropiación y de resignificación del paisaje, se realizaron acciones (intervenciones textiles, electrotextiles en la arquitectura, fotos, videos, habitaciones temporariaa, reciclado de desguace electrónico, etc.), pero también se generaron diferentes piezas, entre ellas "Si se falla y no se llega nunca, tampoco es seguro que no se hubiera visto el camino".

Munidas de un carro, fabricado por nosotras e intervenido con técnicas textiles, caminamos durante 90 días (2019), mínimo dos horas diarias, por la franja aledaña a la mencionada avenida. Para nuestras caminatas, hemos desarrollado un software de visualización de recorridos, a partir de la detección de trayectorias, vía GPS. Elaboramos dispositivos específicos portables (lo que comúnmente se denomina “wearable”), de bajo costo, embebidos en la vestimenta por nosotras diseñada y creada, compuestos de un minidisplay LCD de 1.7 pulgadas (5 cm aprox), blanco y negro, con el GPS incorporado. Sobre los mismos, se dibujaron en tiempo real los trayectos a medida que nos íbamos desplazando. Durante el proyecto, se utilizó un display por día (90 displays en total) que grafica de manera muy sencilla, con líneas netas, el recorrido de la jornada. Con estos 90 displays creamos, a posteriori, una estructura textil que junto con las huellas de la acción (casacas con pantallas embebidas y videos de registro) articularon "Si se falla y no se llega nunca...".

 

Esta obra está compuesta por tres elementos interrelacionados:

1- Un bastidor de 150 cm de largo x 110 cm de alto y 6 cm de espesor, emplazado contra una pared (blanca, de preferencia). Sobre el bastidor, están las 90 pantallas que grafican con una línea blanca los 90 recorridos. Las líneas no son imágenes fijas sino que son animaciones de los recorridos (video) en loop, de manera asincrónica (cada animación difiere en su duración). Cada pantalla tiene un marco de tela de color que va cosido al bastidor. Los colores de los marcos van generando secuencias cromáticas. El bastidor y sus pantallas generan una suerte de "pantalla de LEDs" de manufactura textil.

2) Cuatro de las casacas utilizadas durante las derivas. Las mismas tienen también displays embebidos y bordados que dan cuenta de la cartografía recorrida. Estarán suspendidas del techo.

3) Una pantalla LCD con secuencias de video de registro de las acciones.

Técnica:

Instalación electrónica con sistema se tracking, multiplexado de señal de video y técnicas electrotextiles. Video de registro documental.

El software de trackeo de recorridos es una app de diseño propio.
Los displays son OLED 1.7 pulgadas. Se desarrolló un sistema de multiplexado de señal con placa Arduino y microcontroladores SP-32 para el bastidor. Toda la electrónica va contenida dentro del propio bastidor.

Las casacas se confeccionaron a partir de técnicas electro-textiles.

Incrustaciones permanentes de dispositivos lumínicos con chatarra electrónica

El equipo:

Colectivo artístico formado por Marlin Velasco y Mariela Yeregui que es parte del grupo de investigación “Geopoética subalternas” (UNTREF). Buscamos explorar cómo el dispositivo (entendemos a éste no sólo en su connotación tecnológica sino como una máquina morfológicamente abstracta) puede funcionar como herramienta de autoreconocimiento, reconstrucción y movilización colectiva y territorial. Para el colectivo, las geopoéticas de los territorios implican pensar en torno a la construcción de posibles herramientas de conciencia y conocimiento geográfico y territorial. Las prácticas de Marlin Velasco involucran al sonido y al electrotextil en cruce para así generar múltiples sentidos en relación a la creación de nuevos espacios y territorios. Mariela Yeregui produce obras robóticas y de arte público poniendo el foco en la cosntrucción social de los territorios. Juntas producen acciones sobre los espacios urbanos residuales, generando sistemas de visualización que proponen un desguace del propio territorio.