Nota publicada online

miércoles 2 de diciembre, 2015
La Menesunda, según Marta Minujín
Libro-Catálogo de la muestra
La Menesunda, según Marta Minujín

El libro que acompaña la muestra homónima, presentada en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires y que se extiende hasta el 28 de febrero de 2016, forma parte del fondo editorial del propio museo y cuenta con el apoyo de Mecenazgo Cultural de la Ciudad de Buenos Aires.

Cuenta con textos de Sofía Dourrón, reproduce Film Stills de la película La Menesunda (1965) de Leopoldo Maler que registra la experiencia de los visitantes de la obra original. Cincuenta años después de su exhibición original en el Instituto Di Tella, el Museo de Arte Moderno de Bueos Aires reconstruyela compleja obra creada por Marta Minujín y Rubén Santantonín en colaboración con los artistas Floreal Amor, David Lamelas, Leopoldo Maler, Rodolfo Prayón y Pablo Suárez. 

La Menesunda por Sofía Dourrón

A mediados de mayo de 1965, cientos de porteños se agolpaban en la calle Florida haciendo cola a la intemperie durante horas, bloqueando las entradas de las boutiques y provocando miradas y cuchicheos entre los transeúntes. Aguardaban, pacientes, para ingresar de a uno por vez a La Menesunda, la mítica obra que Marta Minujín y Rubén Santantonín construyeron dentro del Instituto Torcuato Di Tella. Bajo la premisa “Más acá de dioses e ideas / sentimientos / mandatos y deseos”,[1] el enrevesado laberinto confrontaba, incomodaba, sorprendía y zarandeaba a todo aquel que osara traspasar su umbral. Sacudiendo al espectador de su habitual pasividad y sumergiéndolo en un agitado revoltijo, la obra confundía la cotidianeidad doméstica con el bullicio de las calles del centro y el más reciente de los lenguajes de la vanguardia, todo en una misma sala. Uno tras otro, los visitantes eran impulsados a través de estrechos pasillos que los conducían de un insólito ambiente a otro, en medio de una sucesión de estímulos multisensoriales, estéticos y éticos ideados para impactar sus sentidos y su sensibilidad, incluso la de los más escépticos, desconfiados y temerosos.La Menesunda, dijeron sus creadores, no era obra nihappening, tampoco espectáculo. Entre rito folclórico porteño y espectáculo mediático,La Menesunda, con su desfachatez, espíritu revulsivo e histrionismo, era pura experiencia y provocación. Un proyecto de una magnitud descomunal que se convertiría en el escándalo del año, pero también en uno de los grandes hitos de la historia del arte argentino.

....

Puede adquirirse en la Tienda del Museo

San Juan 350, CABA

$ 300.-