Nota publicada online

jueves 30 de septiembre, 2021
"Al azar del viento" de Carola Zech
En los jardines de la Embajada de Alemania
"Al azar del viento" de Carola Zech

Curada por Diana Wechsler, directora artística de la bienal, la obra de Carola Zech intervienen en el jardín de la Embajada de Alemania en la Argentina, propone jugar a experiencias que permitan transitar de la curiosidad a la sorpresa, del juego a la reflexión.

El color, el espacio y la forma son los ejes principales alrededor de los cuales gira la obra de Carola Zech, una obra marcadamente contemporánea que se abre a un nuevo e infinito mundo de interrelaciones y cuyo magnetismo podemos comprobar, tanto desde lo visual como desde lo constructivo. Su obra tiene como premisa construir espacios que invitan a interactuar con ellos y contribuyen a concientizar acerca de la responsabilidad que como seres sociales tenemos los unos con los otros. Las relaciones humanas y las tensiones políticas y sociales que provocan rondan simbólicamente la instalación. La construcción de espacios nos ofrece el desafío de la existencia de otros, es la dimensión de lo social y lo relacional. Es lo que plantea la cuestión política más fundamental: ¿cómo vamos a vivir juntos?, ¿cómo lograremos convivir o coexistir?

Como planteó el Dr. Ulrich Sante, embajador de Alemania, durante la inauguración de la muestra “La cultura es una gran promotora para abrir las mentes y erradicar el odio y la exclusión” y sobre la obra de la escultora argentina señaló, “Carola Zech tematiza el diálogo de las formas y el color, entre el hombre y la naturaleza. Ella disfraza las estructuras dadas y nos desafía a verlas con otros ojos: diseña espejos móviles que agrupa a nuestro alrededor y nos obliga a ver nuestro entorno con perspectivas diferentes. Coloca cuerpos en medio de la naturaleza, en aparente caos y, sin embargo, vistas desde mayor distancia, preservan su armonía. Pero nos deja con la pregunta: ¿qué hacen estos bloques gigantes en la naturaleza? Estos bloques somos nosotros y la naturaleza es nuestra tierra. El mensaje de Carola es muy claro: tenemos que encontrar respuestas a las preguntas globales mas urgentes, y tenemos que hacerlo rápidamente. En cambio los que estamos discutiendo entre nosotros, luchando por ser el mayor bloque en el caos y olvidando lo que está en juego en el panorama general, la unidad de nuestras sociedades, la existencia pacífica de los pueblos y la preservación del equilibrio entre los seres humanos en torno a la naturaleza. Es esta cuarta dimensión de las obras que me fascinan tanto.”

Para Diana Wechsler, directora artística de BIENALSUR y esta muestra en particular, Zech “trabaja de forma modular, construye piezas en las que el rastro de su mano o el gesto emocional se diluyen en busca de acercarse a una realización industrial. Construye espacios en el encuentro de variadas formas geométricas y colores. Establece presencias que perforan virtualmente muros, techos o suelos, e instala direcciones potentes que atraviesan vacíos para dar lugar a otros volúmenes, para obturar o expandir el espacio. Su obra se inscribe de lleno en la problemática humana al preguntarse: ¿podremos aprender a vivir y resistir en un planeta dañado y crear nuevos lazos con lo que nos rodea?”

 

También en el jardín se instaló “Nosotros y los otros”, una instalación pública, lúdica y participativa creada por Carola Zech que hace foco en el espacio, tanto en sus cuestiones físicas como en sus vínculos con el contexto en el que está ubicado. “Los espectadores crean simultáneamente nuevos nexos entre ellos al accionarla haciendo girar cada uno de esos planos de color espejados, construyendo, a su vez, nuevos espacios”, explica la artista. “La obra se basa en las investigaciones que realizó Doreen Massey, científica social contemporánea, en relación al espacio y sus implicancias. Es un tema que me interesa especialmente porque se articula con la escultura contemporánea.”

La invitación a intervenir en el jardín de la Embajada de Alemania en la Argentina se presenta como una nueva ocasión para ensayar algunas respuestas. El azar y la naturaleza en tensión con la producción artística son dos de las dimensiones puestas en juego. La interactividad entre ellas, así como quienes recorran este espacio rediseñado, dará lugar a experiencias que permitan transitar de la curiosidad a la sorpresa, del juego a la reflexión.

¡Están todos invitados!

Visitas: Sábados y domingos de 14 a 18h 

Villanueva 1055, Belgrano CABA

Hasta el 28/11/2021,