18 noviembre 2018

Nota publicada online

miércoles 15 de abril, 2015
|
Adriana Lestido
Dos facetas que la conjugan
por Marina Oybin

Por estos días pueden verse dos muestras hipnóticas: en la galería Rolf (Posadas 1583 PB A), “México” (hasta el 12 de junio) reúne fotografías que Lestido tomó durante un año en ese país, y “Bernard Plossu – Françoise Nuñez. Juntos” (hasta el 24 de mayo), en el MNBA, con imágenes de esta gran pareja de fotógrafos, cuenta con la curaduría de Lestido.

Un banquete para los amantes de la fotografía: eso es lo que uno se encuentra en estas dos muestras. En Rolf, “México”, con curaduría de Adriana Lauria, reúne dos series de fotos que Lestido tomó en 2010 en ese país. Una de ellas es un ensayo que le encargaron para registrar paisajes de diferentes zonas de México por la conmemoración del Año Internacional de los Bosques, declarado así por la ONU. “Hierve el agua” es un ensayo que pone el foco en una localidad cercana a Oaxaca.

Adriana Lestido
México, Molinillo, Durango dia 2 camino, 2010, toma directa, gelatina de plata sobre papel baritado, 24x37,5cm, ed. 15+AP

Adriana Lestido, México, San Juan nuevo, Michoacán dia 12 flora, 2010, toma directa, gelatina de plata sobre papel baritado, 24x37,5cm, ed. 15+AP

Hay en las fotos expuestas un encuentro intenso con la naturaleza. El montaje es una especie de bosque tupido que invita al espectador a descubrir pequeños tesoros, a iniciar una aventura personal como la que llevo adelante la fotógrafa. Es posible encontrar algunas fotos cerca del zócalo, esquivar una mata y toparse, por ejemplo, con un paisaje de ensueños. 

Lestido tiene la singular capacidad de partir de la realidad pura y dura para desatar imágenes que habitan en la frontera difusa entre realidad y ficción. A no dudar: no hay ningún artificio. Cabalga desenfrenado un hermosísimo caballo cerca de la tierra vuelta superficie agrietada vuelta extraña textura. Tres figuras como siluetas, fuera de foco, espectrales, caminan a ciegas. La bruma no da respiro.  

Adriana Lestido, Hierve el agua, Oaxaca, 2010, toma directa, gelatina de plata sobre papel baritado, 38,5x58cm, ed. 15+AP

Hay en estas imágenes, especie de diario de viaje, la misma intensa sensibilidad que en los inolvidables ensayos fotográficos “Mujeres presas” y “Madres e hijas”. En algunas fotografías que se acercan al precario mundo del trabajo con el carbón da la impresión de estar ante una pintura con luz bien teatral; en otras, la imagen es materia, pura abstracción; algunas recuerdan a obras de Caspar Friedriech.

A unas cuadras, en el MNBA, “Bernard Plossu – Françoise Nuñez. Juntos” incluye medio centenar de obras de esta pareja de fotógrafos que recorrió el mundo. Cámara en mano, la fotógrafa Françoise Nuñez le tomó el pulso a las calles de Polonia, México, India, Grecia, Italia, Etiopía, España, Francia. Y la lista sigue.

Marseille 1975

France 2003 - Isabelle Huppert

Espagne 2003 - Nijar

Nacido en 1945 en Vietnam, el joven Bernard Plossu se fascinó con la Cinemateca, donde se formó visualmente. La influen­cia del cine de la nouvelle vague es potente en sus fotos. “Es lo que se ve sin mirar lo que enseña a ver, lo que se acumula en la memoria (…)”, sostuvo Plossu.

Cuenta Plossu que hubo películas que lo marcaron para siempre y, claro, dejaron fuella profunda en su forma de ver y retratar el mundo. Su cámara pasa desapercibida. Muchas de sus fotos son recortes, fragmentos, escenas que desatan miles de imágenes y resultan hipnóticas. Recuerdo algunas especialmente: un gato que juega entre las piernas de una joven que por la vestimenta da la impresión de trabajar en un hotel. Otra foto: las piernas con medias red de una mujer recostada; en otro ángulo, el rostro de un hombre dormido, plácido. Y una mujer de espaldas, acaso esperando una caricia, y la luz que da de lleno en el mantel de una mesa vacía, y un largo viaje en tren hacia un posible reencuentro, y la joven Isabelle Huppert pensativa. Al ver las fotos de Plossu uno no puede dejar de preguntarse cuántas posibles narraciones desata una imagen potente.

Santa Fe – USA 1983

Mexique 1981

Más allá de la toma directa y el registro en blanco y negro, Adriana Lestido, Bernard Plossu y Françoise Nuñez comparten un modo singular de sorprender a la realidad desprevenida, de espiar a los personajes. Aquí, la fotografía es travesía, diario de viajes intensos, inolvidables.

 

 

 

  • Adriana Lestido
    Hierve el agua, Oaxaca, 2010, toma directa, gelatina de plata sobre papel baritado, 38,5x58cm, ed. 15+AP
  • Adriana Lestido
    Hierve el agua, Oaxaca, 2010, toma directa, gelatina de plata sobre papel baritado, 38,5x58cm, ed. 15+AP
  • Adriana Lestido
    Hierve el agua, Oaxaca, 2010, toma directa, gelatina de plata sobre papel baritado, 38,5x58cm, ed. 15+AP
  • Adriana Lestido
  • Adriana Lestido
  • Adriana Lestido