Nota publicada online

martes 12 de noviembre, 2019
108º Salón Nacional de Artes Visuales
Un panorama de la escena artística argentina contemporánea
Altilio, Pilar
por Pilar Altilio
Silvia Gurfein, Inmersión en el mundo, 2019. Primer premio pintura | Diego Alberti La respuesta de los dioses, 2018.
Silvia Gurfein, Inmersión en el mundo, 2019. Primer premio pintura | Diego Alberti La respuesta de los dioses, 2018.

Curada por Nancy Rojas, la exposición reúne más de 180 piezas, distribuidas en cinco niveles. Artistas de todo el país enviaron trabajos que fueron evaluados y seleccionados de acuerdo a las siguientes categrías: cerámica, dibujo, escultura, fotografía, grabado, instalaciones y medios alternativos, pintura y textil.

La edición de este año, la segunda usando el nuevo reglamento, se percibe sólida e interesante de recorrer. Recomendamos pasar por los cuatro pisos y el patio para tener una idea completa del valioso trabajo de los jurados.

La Casa Nacional del Bicentenario alberga nuevamente la selección final y los premiados del Salón Nacional edición 2018. Del recorrido puede decirse que hay una revitalización del dibujo, de la manualidad en general y de la figuración que se detiene en cada detalle. En el campo de la cerámica se percibe la experimentación que con buen oficio están llevando a cabo nuestros buenos artistas y en la escultura tenemos desde la sutileza del anti volumen hasta la fuerza del bloque de color potente. La curadora Nancy Rojas ha pensado la distribución de las obras siguiendo un esquema de módulos conceptuales que operan como contraseñas en cada sala, diseñadas como puestas independientes pero desplegando un relato mayor. Dice en el texto: “estos módulos recalan en temas como la ficción y la auto-ficción colectiva, la memoria y la lucha, los desplazamientos, la fortuna queer, el cuerpo y el drama, lo surreal como emblema de naturalezas extrañadas, la historia del arte como subtexto, la abstracción sujeta al imperio de la trama y de la codificación y la destrucción como imaginario político y documental de la realidad.”

El segmento de los premios que la Presidencia de la Nación otorga a las mejores obras, destacan artistas como los imparables Chiachio & Giannone, con Splash Criollo un mural de gran tamaño hecho enteramente de teselas de telas engomadas y pegadas con calor sobre sábanas recuperadas y teñidas, en un trabajo coral sobre el plano que homanajea a las artistas poco conocidas y a los splash del norteamericano David Hockney. Pablo Insurralde ganó en cerámica con una pieza que es a la vez un autorretrato y un retrato de objetos de los suburbios, miniaturas de un universo cargado de cosas. Florencia Levy con Paisaje para una persona un proyecto que se mete de lleno en el drama de algunas regiones en conflicto bélico usando herramientas de la red y sus propios reportajes.

En escultura el primer premio fue para Martín Di Girolamo con Mediterráneo una obra que destaca por la angustia que refleja. La pieza de Gabriela Heras, también premiada es contundente y tiene una presencia poderosa. Nushi Muntaabski en TETANIA recrea un cuerpo en crisis de calcio y homenajea a sus ancestros con el uso de la decoración húngara en el vestido. Ayelen Coccoz con Pieza probatoria, descripto como ‘una cronología de la imposibilidad de observar la propia mirada’. En Textil hay varios interesantes, el primer premio fue para Milena Correa con Mi yo masculino, de gran factura técnica. Una mención recibió Verónica Somlo con Delta hecha con lana pura de oveja y llama bordada a mano sobre la misma lana.

Cesar Atilio Montangie en Grabado 9 días antes,descripta con imaginación por el propio artista como ‘celebración imprecisa del pensamiento no consciente’ ganó el segundo premio en su categoría. Dominique Lecoq Witteveen con Te fuiste, 3ro premio, arma un plano de aire entre una impresión y la otra que juega con ‘lo etéreo de la imagen del vestido vacío y su sombra que representa la ausencia.’

Ariel Mora de medios alternativos con so obra Sin Tíitulo. Esta permitido tomar fotos con flashplantea un diálogo conceptual entre el arte opt, el Povera, el minimal y el pop. Elisa O´Farrell primer premio en Grabado con Un desastre manifiesto, con una técnica que remeda a las ilustraciones que se hacían en la etapa previa a la fotografía en los medios, Elisa define sus aguatintas como que ‘reflejan el absurdo entre lo dicho y los acontecimientos reales.’

Silvina Paulón mención del jurado en Grabado maneja una técnica interesante conLa permanente distancia entre la teoría y la práctica: fragmentos de una historia. Antonella Meloni en Cerámica recibe una mención por Rio de los Sauces, una mesa-paisaje que está ‘inspirada en los lechos de los ríos de las sierras de Córdoba durante el invierno, cuando el agua suaviza su fluir y expone la belleza, la textura, formas y colores desus piedras y sedimentos, que permanecen invisibles durante el verano.’

Interesante el trabajo emplazado en el patio de Alejandra María Marinangeli con ABELUIOS, recintos de adobe para abejas, definida como ‘propuesta plástica que nos conecta con la ancestral capacidad de construir a mano con tierra.’

Victoria Maréchal en la categoría Instalaciones y medios alternativos,´En casa hablábamos hebreo´ sorprende con un montaje que nos hace reconocer voces mucho antes de entender el dispositivo que se oculta tras una cortina. El primer premio fue para Juan Sorrentino con Derrumbe descripta como ‘instalación que ofrece un dispositivo donde el efecto sísmico provoca una alegoría que mezcla experimentalmente la belleza de la lenta decadencia con los temblores que sacuden los cimientos sociales. Un muro, como objeto en crisis.’ Victoria Papagni, 2do premio, Ficción Monumental, dice ‘construí un busto-autorretrato con tecnología 3D que funciona como monumento itinerante para ser emplazado de manera efímera’ que termino en el "hospital de monumentos", el MOA (Monumentos y Obras de Arte) donde se restauran los monumentos de la ciudad.

Es destacable, por su capacidad técnica y oficio para la captación de los detalles de manera superior, Sebastian Mesa con Un instante de distracción, Paula Grazzini con Duelo, Lucas Di Pascuale con Cartel, Julián de la Mota con Golem o el cuerpo de obra (políptico), Marcelo Canevari con Las Ofrendas, Amadeo Azar con El Tunel. Los Libros. Reconozco que es imposible nombrar a todos, pero hay tres obras que tienen una narrativa onírica muy sugerente en Alicia Haydeé Esquivel con Mandu'á. Recuerdo, Viviana Blanco primer premio de dibujo con una obra S/T y Macarena Asensio con Andando.

Otras de las muchas obras a destacar