Nota publicada online

miércoles 16 de marzo, 2022
Yente y Del Prete
Unidos por una pasión
Costa Peuser, Marcela
por Marcela Costa Peuser
Yente y Del Prete

Curada por Marita García, curadora en jefe del museo, “Vida Venturosa” los reúne por primera vez con una selección de más de 150 obras, entre pinturas, esculturas, tapices, dibujos y libros de artistas; y abarca el amplio rango de sus trayectorias, desde los años 30 hasta los 80. Las piezas en la exposición provienen principalmente del Archivo Yente-Del Prete, Buenos Aires, a cargo de Liliana Crenovich (sobrina de la artista) y de importantes colecciones privadas y públicas del país

Yente (Eugenia Crenovich, Buenos Aires 1905 - 1990) y Juan Del Prete (Vasto, Italia, 1897 - Buenos Aires, 1987), -reflexiva ella, volcánico él -compartieron su vida como pareja y además compartieron su pasión por el arte. Realizaron numerosas muestras individuales y participaron en diferentes colectivas, sin embargo nunca exhibieron juntos. Esta es la primera oportunidad que podemos admirar el trabajo de ambos en singular diálogo; una selección de más de 130 obras, entre pinturas, esculturas, collages, tapices, dibujos y libros de artistas .

La primera obra de la sala es la que Del Prete le regaló a Yente y que los acompañó a lo largo de sus vidas, varias veces retocada, debido al espíritu crítico del artista. “No es casual que nos reciban sus “besitos”, comenta la curadora con sonrisa cómplice. Son pequeñas piezas que hablan del vínculo que los unía.

La muestra organizada en dos núcleos La unión en la abstracción y Voracidad, cuenta con el impactante diseño de montaje -a cargo de Mariano Del Verme, Mariano Clusellas y la propia García- con paredes curvas y envolventes permitiendo un recorrido armonioso por las obras de ambos artistas siguiendo el hilo de sus búsquedas compartidas tanto por la abstracción como por los distintos materiales que utilizaban para desarrollar sus obras.

La muestra se inicia con las primeras piezas abstractas y de experimentación que Del Prete exhibió entre 1933 y 1934 en Amigos del Arte, y que fueron recibidas sin demasiado éxito por la crítica del momento. Yente siempre fue un sostén en la carrera de su marido, organizando su obra para libros y catálogos y reflexionando sobre ella. Acompañan este núcleo un libro de Yente, “Circo” exhibido con un sorprendente montaje aéreo y, un segundo libro, que da el título de la muestra “Vida Venturosa”, una saga de 7 libros donde con humor, la artista, hace un paralelo con sus propias vidas: Onofrio Terradonda, un pintor apasionado que lucha por su expresión y Fragilina, la "maestra de labores que borda por vocación". Si bien los roles de la pareja estuvieron marcados por un clima de época, Yente y Del Prete investigaron juntos y, “en su incontenible pasión por el hacer, se apropiaron del canon del arte moderno a través de diversos referentes, corrientes y representaciones”, como destaca la curadora en jefe de Malba.

Una serie de dibujos de Yente son una demostración de sus búsquedas abstractas en diálogo a una excelente pieza de Del Prete del 32, del Museo Nacional de Bellas Artes y a tallas de él realizadas en materiales diversos. Cerrando el núcleo de abstracciones, un grupo de obras, con prominencia del color rosa -muy raro y criticado por los abstractos- y que, sin embargo son usuales en las producciones de los artistas contemporáneos. Un eco hacia el futuro.

En el segundo gran núcleo “Voracidad”, mapea esta amplitud de búsquedas de ambos-constantemente trabajaban tanto en la figuración, en la abstracción incluso en el informalismo; era conocida la necesidad de Del Prete para tener disponible todo el tiempo para trabajar en su obra. Aquí una preciosa serie de collages de los años 60 dan cuenta de la intimidad de la pareja al compartir experimentaciones, materiales y procedimientos.

En otro núcleo se destaca el interés de Yente por las culturas antiguas americanas en motivos totémicos. Lo textil es otra manera de trabajar que les interesa a ambos artistas. En este núcleo se encuentra un importante textil de Del Prete junto a una de las últimas adquisiciones de Malba: un precioso tapiz de Yente.

El telgopor y el cartón coarrugado fueron materiales que utilizaban a menudo y aquí una anécdota divertida de su sobrina: “cuando a finales de los 70 cambiaron su artículos domésticos el verdadero “botín” a repartir fue el material con que estaban envueltos”.

Es interesante un conjunto de ambos que coincide con la búsqueda de los artistas de los años 40 vinculada al marco recortado que involucró a Lozza, Maldonado, Hlito, y Kosice, entre otros, pero “muy distante de la severidad concretista” como remarca Marita García, “el la obra de Yente y Del Prete está la huella, los grumos en la superficie y la rugosidad de los materiales, alejándose de la pulcritud de los artistas concretos e invencionistas”. 

Cerrando este núcleo un grupo de retratos -de uno a otro-, autorretratos de ambos, y retratos “recuerdos” de familia como los llamaba Yente. Aquí se destaca un impactante relieve de Del Prete realizado con arena y óleo y otros cubistas. Cierran la muestra: “Primavera en el Bosque”, una pareja de Yente de 1968 y otra pareja de Del Prete de 1933 exhibida en Amigos del Arte y que no contó con la aprobación de Yente.

Una muestra para disfrutar desde el principio al final y que nos dejará con la certeza de haber entrado al mundo íntimo de una de las parejas de artistas mas prolíferas de la historia del arte argentino. Un guiño a una verdadera historia de amor con la complicidad del arte.

 

Visitas guiadas: Jueves, viernes y sábados a las 17:00

Actividad incluida con el ticket de ingreso al museo.
No requiere inscripción previa.
Punto de encuentro: ingreso a la sala, nivel 2.