Nota publicada online

viernes 17 de diciembre, 2021
Sinestesia aguda en el Decorativo
Sinestesia aguda en el Decorativo

Andrea Fried y Nicolás Bernaudo, con curaduría de María Carolina Baulo presentan Sinestesia Aguda, donde el espectador se ve involucrado en una experiencia única.

Aseguran saborear las palabras, ver la música o sentir el color de las personas. Aunque su forma de percibir puede resultar un tanto peculiar para la mayoría de los mortales, no se trata de personas enfermas ni con superpoderes. Simplemente tienen sinestesia, una conexión inusual entre áreas cerebrales que provoca una alteración de los sentidos.

Visitar la actual muestra en la sala de arte contemporáneo del Museo Nacional de Artes Decorativas puede hacernos vivir esta experiencia. Y es que Andrea Fried y Nicolás Bernaudo, en complicidad con María Carolina Baulo, curadora de la muestra, desafían nuestros sentidos provocando y alterando nuestra percepción, ampliándola a niveles superlativos.

En una sala a media luz, las pinturas geométricas y vibrantes de Andrea Fried (Buenos Aires, 1972) -estratégicamente iluminadas- dan la sensación de flotar en el espacio. “Con el color como protagonista, la combinación de los planos puros con la línea geométrica que estructura las abstracciones que propone la artista, las obras de Fried establecen diálogos entre sí, agrupándose en conjuntos autónomos que comparten códigos comunes. Los patrones que se repiten, la forma y el color que establecen intervalos silenciosos y la rigidez de la línea en tensión con la pincelada intuitiva, son ejes estructurales de la obra de Andrea Fried, quien pone su trabajo a disposición de otra mirada interpretativa para crear ese micro mundo relacional y desarrollar al máximo el capital simbólico que ya es inherente a ellas,” aclara la curadora en su texto.

Nicolás Bernaudo, quien se autodefine como diseñador de experiencias audiovisuales y realiza instalaciones interactivas, trabaja sobre las obras pictóricas de Fried en código sonoro-lumínico. “A partir de sus conocimientos prácticos sobre los efectos de la interactividad en el público, Bernaudo propone un corpus de obras digitales que se combinan con las artes plásticas, llevando al visitante a transitar un espacio donde pueda intervenir –con su sola presencia física- directamente sobre las obras audiovisuales creando un registro propio, único e irrepetible.

El espacio del museo, totalmente reestructurado, propone un recorrido para vivir la experiencia inmersiva y dar rienda suelta a nuestros sentidos.“Sinestesia Aguda es pintura en estado puro, pintura digitalizada, sensores, dispositivos tecnológicos, sonido ambiente, iluminación escenográfica, corredores y espacios centrales repletos de estímulos  en la medida justa, de forma tal que el espectador se vea involucrado en una realidad superadora, intensa, distinta, creativa pero no invasiva o asfixiante sino motivadora y desafiante.”

Sinestesia Aguda no es una muestra sino una experiencia maravillosa que nos permite sumergirnos en universos alucinantemente novedosos. ¡Imperdible!