Nota publicada online

lunes 31 de agosto, 2015
Retrospectiva de Ignacio Iturria en el MNAV
Un recorrido visual por Pintar es soñar
por Patricia Ianniruberto
Retrospectiva de Ignacio Iturria en el MNAV

Se presenta en el Museo Nacional de Artes Visuales (MNAV) de Montevideo Pintar es soñar, la primera muestra antológica en Uruguay del reconocido artista Ignacio Iturria. 

La exposición reúne un conjunto de 106 obras producidas entre 1982 y 2015, seleccionadas por el curador José Jiménez. La integran pinturas, grabados, objetos intervenidos pictóricamente y un espacio-instalación titulado “La habitación interior”, concebido especialmente para esta ocasión, donde el artista recrea de forma libre su lugar de trabajo y vuelca su intimidad creativa, generando cierta complicidad con el espectador .

Vista de sala Museo Nacional de Artes Visuales (MNAV) Exposición Ignacio Iturria, Pintar es soñar, Montevideo, Uruguay, 2015 Foto: Cortesía Fundación Iturria

La denominación de la muestra, Pintar es soñar, “actúa como un concepto-metáfora para indicar que el núcleo de la pintura de Iturria se sitúa en ese plano del soñar despierto, del ensueño, que conlleva una ampliación de los límites de la vida humana en los planos del deseo y la imaginación”. Este concepto-metáfora del que habla el curador en el catálogo de la muestra sirve como hilo conductor para ordenar la exposición. De hecho, José Jiménez articula su puesta en escena en cuatro núcleos que organizan la mirada y el recorrido del visitante:

1. Las enseñanzas del juego

“...la posibilidad de articular la visión de las cosas en el juego y en las enseñanzas para la vida que de ello se extraen.”

Relaciones (2012). Acrílico sobre tela. 130x160 cm.
Una noche en mi casa. (2000). Óleo sobre tela. 150x190 cm.
Recordando (2015). Óleo sobre tela. 185x295 cm. Fotos: M.Soler y C.Iturria.

2. Las redes del mundo.

“… la representación de la tupida red de este extraño mundo construido por los seres humanos: edificios, medios de transporte y comunicación, redes digitales, etc., en la que todos deambulamos hoy…”.

Todos siempre corriendo como locos (2005). Óleo sobre tela. 100x130 cm.
Ruidos en la ciudad (2015). Acrílico sobre tela. 164x290 cm
Mundo fragmentado (2014). Acrílico sobre tela. 200x200 cm. Fotos: M.Soler y C. Iturria.

3. Brazos al cielo.

“…la expresión de la protesta y el rechazo de las injusticias, la violencia y el daño, en contraste con el deseo humano de elevación y justicia...”.

Violencia (2003). Óleo sobre tela. 60 x 80 cm.
El corazón del corazón (2000). Óleo sobre tela año.195x150 cm.
Trapecistas.(2014). Acrílico sobre tela.180 x 284 cm. Fotos: M.Soler y C. Iturria.

4. La luz de los sueños.

“…la luz tenebrosa de las pesadillas y la luz de plenitud de los sueños abiertos, aquellos que nos conducen a la iluminación de un mundo más allá de éste…”

Catarata (2008). Óleo sobre tela. 100 x 130 cm.
Desde el cielo (1999). Óleo sobre tela. 160 x 225 cm.
La luz de los pozos (1997). Objeto 170 x 125 x 84.cm. Fotos: M.Soler y C. Iturria.

"Después de mirar —concluye el curador— sentir la devolución de la mirada y ver de nuevo. Aquello que nos queda es la pintura. Eso es lo que atraviesa de un extremo a otro las obras de Iturria: en ellas la pintura se ofrece como exceso visual, como resto, como un ir más allá de lo que ocultan las apariencias, más allá de la mirada sumisa y autosatisfecha.” Y las palabras del mismo Iturria avalan el concepto del curador: “El pintor es sordomudo, interpreto más con el ojo que con la palabra: soy puro ojo”.

Vista de sala Museo Nacional de Artes Visuales (MNAV) Exposición Ignacio Iturria, Pintar es soñar, Montevideo, Uruguay, 2015 Foto: Cortesía Fundación Iturria.

 

Ignacio Iturria (Montevideo, 1949). Desde su niñez se relaciona con la pintura. En 1977 se instala en Cadaqués (España) donde trabaja con Ramón Aguilar Moré y se relaciona con los pintores catalanes Tharrats, Cuixart y Pitxot. En 1986 retorna a Uruguay y expone en diferentes ciudades latinoamericanas. En 1995 representa a Uruguay en la 46ª Bienal de Venecia. Las obras de Iturria se expusieron en los museos José Luis Cuevas de México, Museo de Arte Moderno de Bogotá, Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires, Museo Rufino Tamayo de México, Museo de Bellas Artes de Valencia, Fundación Telefónica de Madrid, Marlborough Gallery en New York y Boca Ratón (Estados Unidos), Instituto Cervantes y Galerie Patrice Trigano de Paris, Segunda Bienal Internacional de Arte de Beijing, China, y en el Museo de Arte Contemporáneo Youngeun, Corea.

 

Las obras de Iturria integran colecciones privadas y el acervo de museos tales como: el Museo José Luis Cuevas y el  Museo Rufino Tamayo de México, el Museo de Bellas Artes y el Museo de Arte Contemporáneo Sofía Imber de Caracas, Venezuela, el Museo de la OEA, el Museo Nacional de Artes Visuales de Uruguay y el Museo Youngeun de Corea. Obtiene el Gran Premio de la Bienal de Cuenca, Ecuador (1994). El Premio Especial "Casa di Risparmio" de la Bienal de Venecia, Italia, (1995). Gran Premio de la XII Bienal de San Juan del Grabado Latinoamericano y del Caribe, Puerto Rico. En 2001 obtiene en Uruguay, junto a Clever Lara y Rimer Cardillo, el Premio Figari por su trayectoria.

En 2002 abre una Escuela de Arte: “Casablanca, en busca del arte”. Y finalmente, una década después, crea la Fundación Ignacio Iturria , constituida por una sede central en Carrasco, Montevideo, y una Colonia de Artistas en una zona rural de Rosario, departamento de Colonia. Esta institución, destinada a promover el desarrollo de artistas, inauguró sus actividades abiertas al público en 2013 con la exposición “Desde las entrañas”, un homenaje a su maestro, el notable artista Nelson Ramos.

Título de la muestra:Pintar es soñar

Artista: Ignacio Iturria.

Fecha: hasta el 6 se septiembre de 2015.

Lugar: Museo Nacional de Artes Visuales de Montevideo (MNAV). Uruguay