Nota publicada online

miércoles 8 de abril, 2020
Reflexiones que inspiran: Ana Lizaso
En tiempos de #Coronavirus, #QuedateEnCasa
Reflexiones que inspiran: Ana Lizaso

Lo primero que se observa frente a las esculturas de Ana Lizaso, son formas geométricas hechas con chapa y madera, recubiertas con pintura industrial de colores planos entre los que predominan los primarios, secundarios, gris y blanco. Rápidamente pensamos en una filiación con la abstracción geométrica, el minimalismo e, incluso, el cinetismo. Pero la artista se sirve de estas corrientes para hacer una propuesta personal y distinta a cada una de ellas.  

Desde Arte Online compartimos sus reflexiones en estos tiempos de introspección obligada.

"Agradezco infinitamente haber podido llegar a este “paraíso” que es Traslasierra, justo antes de la cancelación de vuelos de cabotaje…

Aquí disfruto todo…, aquí viven mis amores (hijos y nietos) que, aunque sólo los veo de lejos, se que están cerca. Disfruto el aire…el paisaje…el silencio los pájaros, la Naturaleza …

Disfruto cada día las tareas que antes no eran tan afines y ahora me gustan mucho como cocinar,arreglar la casa y todo a lo que la casa se refiere.

Lectura, películas, música y mi trabajo: todo está allí, sobre la mesa de trabajo; así cada vez que paso, lo puedo ver, reflexionar, agregar algo o tirarlo.

No extraño nada…

Este momento inédito que nos toca vivir a todos los humanos…me llevó de entrada a pensar que es EL FIN DE UNA ERA.

Seguro que no seremos los mismos después de esto. Siento y veo que estamos siendo mas solidarios. Esta tremenda incertidumbre nos une y, si no nos dejamos tomar por el miedo, seremos mejores seres humanos. Ya vemos: el planeta se esta limpiando …todo esta mas bello, los animales en su libre albedrio…

No, seguramente nada será igual..

El tema de mi trabajo es EL QUIEBRE…"

El Quiebre, boceto para escultura

La abstracción y el color de Ana Lizaso en el Palacio Duhau

por Laura Casanovas. Publicado en febrero de 2003

La palabra samsara significa en algunas doctrinas orientales como el budismo y el taoísmo el ciclo repetitivo del nacimiento, la vida, la muerte y el renacimiento, y se lo representa con la forma de un círculo o rueda. 

La escultora argentina Ana Lizaso se apropia del término tanto por el empleo de formas circulares como por los términos de dicha cosmovisión que parecieran latir en sus trabajos. Pero esta explicación es tan solo una de las tantas posibilidades a través de la cual podemos ingresar en su obra. 

Lo primero que observamos frente a sus esculturas son formas geométricas hechas con chapa y madera, recubiertas con pintura industrial de colores planos entre los que predominan los primarios, secundarios, gris y blanco. Rápidamente pensamos en una filiación con la abstracción geométrica, el minimalismo e, incluso, el cinetismo. Pero la artista se sirve de estas corrientes para hacer una propuesta personal y distinta a cada una de ellas.  

En sus obras no todo es tan evidente como parece en un primer momento. A esto contribuye también cierta expansión y contracción de las esculturas en el espacio por el ocultamiento y la aparición de algunas de sus vistas según nuestra posición como observadores. EnSamsaragris, por ejemplo, con círculos que rodean a un eje, de acuerdo con el lugar en el que nos situemos veremos más o menos círculos y nos parecerá la obra más extensa o estrecha. Por lo tanto, no hay un punto de vista privilegiado, lo cual enriquece la dinámica entre la obra y el espectador y genera cierta ilusión de cambio, a pesar de la inmovilidad de la pieza.

Leer nota completa