Nota publicada online

miércoles 8 de junio, 2016
Reabrió el Salón Regencia del Museo Nacional de Arte Decorativo
Para coronar las etapas de restauración que tuvo el Palacio Errázuriz Alvear en los últimos años
Reabrió el Salón Regencia del Museo Nacional de Arte Decorativo

El Museo Nacional de Arte Decorativo reinauguró el Salón Regencia que vuelve a mostrarse al público con su singular decoración que incluye dieciséis trofeos ornamentales, arañas y apliques con bronces forjados por Bargués con caireles de Cristal de  Baccarat.

Las obras en el Salón demandaron 12 meses de trabajo y contaron con el apoyo de American Express que invirtió $ 1.7 millones a través del Programa de Mecenazgo Cultural. También colaboraron en el proyecto el departamento de museología y del área de conservación del MNAD y la Asociación de Amigos del Museo. El trabajo en conjunto fue clave para la concreción de la obra.

La decoración interior del Salón de Baile del Museo Nacional de Arte Decorativo, recrea la boiserie del salón de música del príncipe de Rohan-Soubise, diseñado por el arquitecto Germain Boffrand a principios del siglo VXIII. El nombre Regencia, se debe al período que comprende la época de Luis XIV Y Luis XV que se caracterizó por un estilo decorativo transicional que pasaba de la suntuosidad barroca a la ligereza asimétrica del rococó.

Comparado con el salón de Rohan-Soubise, los tonos pastel y blanco del original fueron reemplazados por dorados a la hoja y superficies de color marfil. El Salón de Baile del MNAD, de planta oval y dos falsas puertas, contiene dieciséis trofeos ornamentales, compuestos por motivos y emblemas que apelan a lo musical: violines, mandolinas, gaitas, castañuelas, entre otras que se asocian con los atributos de Apolo, Dios de la Música.

Las tres puertas-ventanas sobre Av. Del Libertador se reflejan sobre tres arcos simétricos cubiertos por espejos, simulando la continuidad del Salón hacia el exterior. Al abrir las puertas dobles, se comunican con el Salón de Madame y el Jardín de Invierno.

Las arañas y los apliques con bronces forjados por Bagués con caireles de cristal de Baccarat completan la magnificidad del Salón Dorado.

El deterioro por el paso del tiempo sumado a la polución ambiental hizo que los delicados elementos que componen el Salón, tuvieran que ser intervenidos con tecnologías específicas y criterios museológicos claros, además de contar con significativos recursos económicos.

“Con la restauración del Salón Regencia culminan el trabajo general de  conservación  y restauración del Museo Nacional de Arte Decorativo”, sostuvo el arquitecto Alberto Bellucci, director del MNAD. “Quiero agradecer en forma especial la esforzada y eficaz gestión de la Asociación Amigos del Museo y el patrocinio económico fundamental de American Express”, agregó.

Es un orgullo para nosotros haber podido contribuir a la puesta en valor del Salón de Baile de un museo tan emblemático de Buenos Aires. Y es además una nueva oportunidad para reconfirmar nuestro apoyo al patrimonio histórico de los argentinos”, afirmó a su vez Henry Seeber, presidente de American Express.

Anteriormente, American Express apoyó al MNAD en la restauración de la gran cúpula estilo Luis XVI (2015), el trazado original del jardín diseñado por Duchêne en 1918 del MNAD (2015) y el aspecto exterior de la fachada (2012) en el marco de su programa de Responsabilidad Social Empresaria, cuyo  pilar fundamental es la preservación del patrimonio cultural e histórico