Nota publicada online

martes 19 de enero, 2010
Pablo Atchugarry, la pasión de crear
Costa Peuser, Marcela
por Marcela Costa Peuser

Este verano, una muestra dedicada a Le Corbusier y una nutrida programación, hacen de la Fundación Pablo Atchugarry, un destino insoslayable para disfrutar del arte y la naturaleza en Punta del Este

Conducir desde la Barra hacia José Ignacio, con el bravísimo mar a la derecha, bajo ese majestuoso cielo del atardecer, internarse en la ruta
104, rodeada por suaves lomadas a la altura de Manantiales para llegar a la Fundación Pablo Atchugarry puede ser, para aquellas personas que
disfrutan del arte y la naturaleza, una experiencia única e inolvidable.
A la altura del kilómetro 4,5 sobresale, en medio del verde, el blanco y moderno edificio de la Fundación del escultor uruguayo, que reside desde
hace 30 años en Europa. En este espacio cultural no convencional, Atchugarry tiene su taller, tres salas de exposiciones y un auditorio,
rodeado por un Parque de Esculturas, donde están emplazadas piezas suyas y otras de importantes escultores uruguayos e italianos como Octavio
Podestá, Bruno Munari, Enrique Broglia, Miguel Battegazzore, Adela Neffa y Verónica Vázquez, entre otros.
El artista y su obra
Pablo Atchugarry es el artista uruguayo contemporáneo de mayor reconocimiento a nivel internacional. Es escultor y el material que elige
para expresarse es el mármol blanco proveniente de las canteras de Carrara, cerca de Pisa. Descubrirlo fue para el artista como haber encontrado el verdadero amor.
Cuando se enfrenta al sólido bloque, Atchugarry siente una emoción indescriptible, "saber que un hijo de la montaña vive en un fragmento de
ella, y que a través de un trabajo de tensión y precisión, voy a ayudar a nacer esa criatura". Para el artista es importante poder percibir el
latir de la presencia de la forma, "un palpitar que nos convence de su existencia y de la necesidad de que ésta salga a la luz." El verdadero
escultor es aquel que sabe escucharla y quita sólo aquello que está demás, desnudando así el alma del mármol. "Llega un momento en el que la obra se aleja y se independiza, en ese preciso instante comprendo que la obra está terminada y no me pertenece."
La fuerza expresiva del mármol blanco, combinada con la sutileza de las formas que el artista logra y la luz que las envuelve, producen en el
observador un impacto que quita el aliento. Estar frente a una de esculturas provoca un estado de respetuoso silencio primero y nos invita a
recorrerla con la mirada despertando en nosotros la imperiosa necesidad de tocarla para comprobar que nada es lo que parece. Atchugarry logra en el mármol, torsiones y puntos de inflexión impensables cambiando la naturaleza rígida del material. Así, el bloque se pliega sin esfuerzo, como si en realidad fuera una tela traslúcida, etérea y cantarina que se derrama plácidamente y nos descubre un mundo posible: musical, frágil y flexible.
La Fundación
En el año 2007, siguiendo el pensamiento de sus padres, Atchugarry arma la Fundación homónima; un lugar sin fines de lucro, donde todas las artes conviven, se conectan y se desarrollan. Nace, al mismo tiempo, la necesidad de realizar un parque de esculturas, donde artistas de todas
partes del mundo participan del proyecto, creando obras especialmente para el lugar."Otro objetivo muy importante de la Fundación es dar espacio a
jóvenes creadores y a maestros que han dedicado toda su vida al arte."
Su sueño consiste en que se convierta en un lugar de encuentro, para artistas y público en general; un lugar donde estén presentes la pintura,
la escultura, la literatura, la música, la danza y todas las demás artes. Y en esto está trabajando ya que su sueño como artista es poder dejar un
signo, "un mensaje, una expresión, tal vez atemporal, donde la luz sea protagonista de la presencia y de la ausencia. Marcar una especie de
camino una dirección hacia un mundo desconocido, pero tal vez presente en todos nosotros".
Programa verano 2010
La Fundación Pablo Atchugarry conjuntamente con el Heidi Weber Museum – Center Le Corbusier de Zurich tiene programada para esta temporada una muestra inédita para la región, con más de 120 obras del artista Le Corbusier que incluyen: óleos, esculturas, tapices, litografías, grabados,
mobiliario y dibujos de la Colección Heidi Weber que por primera vez llegan a Sudamérica.
La Colección Heidi Weber se encuentra radicada en Zurich donde parte de ella es exhibida en el museo que el propio Le Corbusier proyectó para este fin y que constituye su última obra y una síntesis genial de sus exploraciones artísticas.
A 80 años de su visita a Uruguay la Fundación Atchugarry y el Heidi Weber Museum proponen revisar su obra, su lado mas intimo, su refugio espiritual cargado de una poderosa estructura llena de simbología. La muestra busca presentar a Le Corbusier como un artista universal mostrando el trabajo de sus ideas en diferentes disciplinas; será un lugar de encuentro y reflexión sobre la influencia para nuestro país y el mundo contemporáneo de este fenomenal arquitecto, pintor, escultor, urbanista, escritor, editor y diseñador de muebles.
La muestra se complementará con un ciclo de música, films, conferencias, seminarios y talleres donde participarán diferentes historiadores,
arquitectos y universidades de la región y el mundo.
...............
INFO
Le Corbusier, EL ARTISTA
2 de enero al 25 de marzo de 2010
Fundación Pablo Atchugarry
Ruta 104 Km 4,500 / Punta del Este/ Uruguay
Tel.: [598] 042-77 55 63
Curaduría:
Heidi Weber
Coordinación:
Arq. Leonardo Noguez
...............
Enero
SABADO 23 DE ENERO, a las 21 hs: RECITAL DE VIOLIN Y PIANO (XAVIER
INCHAUSTI Y ESTEBAN URTIAGA)
SABADO 30 DE ENERO, a las 21 hs: TANGO - TRIO MARCONI
Febrero
Sábado 6 de febrero, a las 21 hs: RECITAL DE ADRIANA MASTRANGELO
(MEZZOSOPRANO) E IGOR HERZOG ( LAUD)