Nota publicada online

lunes 5 de mayo, 2014
PArC 2014,
Lima Floreciente
por Carlos García Montero
PArC 2014,

Con excelente afluencia de público y muy buenas ventas cerró la segunda edición de PArC, Perú Arte Contemporáneo. De la feria participaron las galerías argentinas Del Infinito, Rolf Art, Aldo de Sousa, Document Art, Ignacio Liprandi y Miau Miau.

En su segunda edición, PArC, Perú Arte Contemporáneo reunió 34 galerías, seis más que el año pasado y también la visitaron más coleccionistas internacionales, hechos que se vieron reflejados directamente con un aumento de las ventas en la feria. Un esfuerzo increíble para una nueva escena artística como es la de la vibrante ciudad de Lima y una feria que se consolida positivamente gracias a ello. Cabe destacar, sin embargo, la necesidad de un objetivo curatorial común en dicho evento, que equipare las propuestas de todas las galerías participantes, a fin de procurar el nivel de excelencia estética esperado. Por ello y en un afán de superación, la organización ha decidido nombrar un director artístico para su próxima edición de 2015, que aúne criterios estéticos y conceptuales. Una excelente decisión que llega con la maduración de este proyecto de arte contemporáneo para la ciudad de Lima.

Uno de los mayores activos de esta feria es el espacio pedagógico que el Foro PARC abre en una escena contemporánea incipiente como la de Perú. Coleccionismo, espacios alternativos, historia del arte contemporáneo, mecenazgo y la curaduría contemporánea se revisan desde una perspectiva multidisciplinaria que se acopla con la escena local. Todavía es difícil de aceptar por el público no especializado que espera que el formato de conferencia se rompa para ampliar y participar con ellos, una tarea que los organizadores deben considerar importante. No obstante artistas, profesionales de museos, agentes culturales independientes y estudiantes de arte pueden encontrar un espacio abierto para la reflexión y de intimidad con el mundo del arte.

La respuesta masiva del público es algo que se destaca, la edición del año pasado recibió a más de quince mil personas, y es obvio que la intensa afluencia de público este año podría destronar a las cifras de la última. Es muy importante destacar la labor democratizadora que las ferias de arte están haciendo en la sociedad actual ya que genera reflexión en torno a qué es el arte y el objeto artístico hoy para un público que está dispuesto a entender que en nuestro siglo el arte es una forma de pensar y no solo un objeto decorativo.

Carlos García Montero

Lima, Perú