Nota publicada online

jueves 13 de junio, 2019
“La hija del torturador”de Mildred Burton
Una de las portadas del libro editado por Manuela López Anaya
“La hija del torturador”de Mildred Burton

Atormentada y mordaz es el título del libro publicado por Manuela López Anaya -a modo de homenaje- con ensayo de Victoria Verlichak

La talentosa y audaz Mildred Burton creó un mundo artístico de leyenda y libertad, con una imaginería fantástica y detalles salvajes, sagaces asociaciones y ocasionales apropiaciones. Lo real maravilloso se halla, mayormente, en todo su trabajo de apariencia tan sosegada como revulsiva; delicada y siniestra.

En esta obra “ La hija del torturador”, la delicada cara femenina e inocente contrasta con el impacto que produce al detenernos en el detalle de su briche: Una falange de un posible torturado.

Desde 1998, era un lugar común mencionar que la inagotable Mildred había realizado más de cuatrocientas cincuenta exhibiciones colectivas e individuales; al momento de morir, en 2008, la suma había ascendido a por lo menos quinientas. Su avidez por presentarse a todos los certámenes y por responder positiva e indiscriminadamente a todas las invitaciones a exhibir, ¿era una revancha o una justificación de sus inicios rebeldes? Asimismo, obtuvo innumerables premios y distinciones. Su gran talento la hizo brillar pero su trayectoria también fue alumbrada por su constancia, concentración y capacidad de trabajo. Fue creativa y meticulosa; muchas de sus bellas y, a la vez, sombrías obras se encuentran en los principales museos del país e integran colecciones privadas de la Argentina y del exterior.

Portada

El libro, tratado desde el diseño como un libro de cuentos, es un homenaje de la editora a una artista que conoció y admiró a través de su padre. ¡Impecable e imperdible!