Nota publicada online

miércoles 26 de febrero, 2020
“La Gloria” de José Fioravanti
En la Casa de Victoria Ocampo
Costa Peuser, Marcela
por Marcela Costa Peuser
La Gloria, Circa 1940 Alegoría del Monumento de Simón Bolívar (Estudio) Yeso 180 x 77 x 57 cm
La Gloria, Circa 1940 Alegoría del Monumento de Simón Bolívar (Estudio) Yeso 180 x 77 x 57 cm

Hasta el 8 de marzo, todo el “Clasicismo y Modernidad” de este notable escultor argentino está  presente en la Casa de Victoria Ocampo.

José Fioravanti (1896-1977), autodidacta e inquieto nunca fue un aficionado. Se formó en los talleres de escultura de Buenos Aires e inició su carrera en 1919 con un primer premio del Salón Nacional con la obra “Mi hermana María” y, muy pronto, llega a la escultura monumental.Viaja a Europa en 1924, donde expone en el Museo de Arte Moderno de Madrid; y dos años mas tarde en el Salón de Arte Moderno de París. Su estilo propio determinó que en ambos casos adquirieran una de sus obras. En 1927 regresó a su país por poco tiempo ya que retornó a Europa en 1929, instalándose en París. Su verdadera escuela fue la mirada, la observación: Conoció en Grecia el “no tiempo del arte, cercano a la eternidad que buscaron expresar los renacentistas” como destaca Martínez Quijano en su introducción al libro.

La actual muestra en la Casa que fuera de Victoria Ocampo y que hoy es sede del Fondo Nacional de las Artes, brinda un panorama del hacer de este artista cuyos notables monumentos podemos descubrir a lo largo y a lo ancho de nuestro país.

“La Gloria’” obra de 1942, que elegimos destacar, es una de la Alegorías del Monumento a Simón Bolivar, emplazado en el Parque Rivadavia. Tiene 3 m de altura y está relizada en Mármol Travertino Nacional.

Trabajó en el Monumento a la Bandera de Rosario, es autor del Monumento al Lobo Marino que custodia la Playa Bristol en Mar del Plata.

Con “Mujer con Libro”, excepcional talla directa realizada en Piedra de Francia, ganó en 1953, el Gran Premio Nacionalde Bellas Artes.

Desde sus comienzos Fioravanti se destacó como retratista; esto podemos comprobarlo en el primer piso de la casona ubicada en Palermo.

José Fioravanti fue profesor de talla directa de la Escuela Superior de Bellas Artes "Ernesto de la Cárcova" y también nombrado Académico de Número de la Academia Nacional de Bellas Artes. Sin embargo su obra no había sido reconocida en su justa medida. Hace cinco años, el coleccionista Tulio Andreussi decidió poner en valor su obra.

Acompañando la exposición se editó un excelente libro de 150 páginas con el resultado de la ciudada investigación de Ana Martínez Quijano, curadora de la muestra y con un valioso contenido fotográfico. Una muestra imperdible que propone poner en foco la obra de un grande. ¡Vale la pena!

 El miércoles a las 17,30, Ana Marínez Quijano, curadora de la muestra hará una visita guiada a la muestra como despedida.

Casa Victoria Ocampo.

Rufino de Elizalde 2831

Hasta el 8 de marzo de 2020