Nota publicada online

martes 4 de octubre, 2022
Jessica Trosman
Temporada en Gachi Prieto
por Juana Alzamora Cabred
Jessica Trosman

La diseñadora de indumentaria Jessica Trosman presenta en la galería Gachi Prieto su primera muestra individual,Temporada.

Hoy en día es característico en el mundo artístico, tal vez incluso imperativo, abogar por una práctica interdisciplinar. Lo que queda se compone por el nexo, la fusión, la asociación y la apropiación. Individual o colectivo, es innegable que para seguir encontrando sentidos y lecturas en el mundo contemporáneo, la práctica florece a partir del libre juego.
De esta manera Jessica Trosman se presenta en galería Gachi Prieto, con una nueva faceta de su identidad, partiendo de sus conocimientos ligados al diseño de indumentaria, la propuesta se despoja de funcionalidad para enunciarse como objeto artístico. Temporada es el título de la primera exposición individual de Trosman con curaduría de Diego Bianchi en donde presenta un conjunto de piezas escultóricas en las que viene trabajando desde hace tres años.

La fusión entre sus mundos, el diseño y el arte, se codifica en el título de la muestra y su diseño expositivo que se asemeja a una de las tantas pasarelas por las que mostró sus trabajos en el pasado Jessica Trosman. El montaje de la exposición fue un trabajo colaborativo entre la artista, su curador Diego Bianchi y el productor Emiliano Miliyo, quienes pensaron la puesta influenciados por el ritmo de las “pasadas” de las modelos por la pasarela. Con alternancias, diferentes niveles visuales y pesos volumétricos, la narración se cierra con las sensaciones englobadas por la artista en sus piezas. Utilizando títulos como Bronceada, Maratónica, Alérgica o Insegura las obras encapsulan los sentimientos que conviven en su creadora, pudiendo ser pensadas como una extensión de sus vivencias y estados anímicos. La materialidad de la que parten sus esculturas, es otro ejemplo de la coalición de universos artísticos. Trosman comenta cómo parte primero de la exploración y el trabajo con la tela, luego pasa a la moldería para después reparar en la confección y, por último, inflar las piezas hasta lograr el volumen deseado.
En Temporada lo asociativo aparece para entramar otra arista de una mente creadora desde sus inicios y explorar las múltiples facetas posibles del acto creativo. Porque finalmente, como menciona su curador “Así, como una especie de intercambio perfecto... de repente otra vez las cosas son iguales a sí mismas…”