Nota publicada online

jueves 20 de mayo, 2021
Humectaria de Rita Simoni
En la esquina de Humahuaca y Bustamante, CABA
Humectaria. Gentileza de la artista
Humectaria. Gentileza de la artista

"Una Obra Un Artista" es un sitio muy especial, coordinado por la artista Milagro Torreblanca, que consiste en una vidriera dispuesta para mostrar sólo una obra durante tres semanas. El público es el transeúnte que circula, tanto peatones como motorizados, visitantes invitados por los artistas, o gente de barrio que ya sabe que siempre se va a encontrar con una ventana abierta al arte, permitiendo una interacción variada y democrática con la obra.

En esta oportunidad la obra de Rita Simoni, Humectaria podrá verse hasta el 2 de junio.

Una vidriera es una ventana que permite a los transeúntes ver una puesta en escena abierta hacia la ciudad. Con más perspectivas si es en una esquina.

Un cuadro es una ventana. Una ventana en una pared, que lleva a algún lugar imaginario.

Aquí, en Humectaria, la ventana está exenta de la pared y es un marco de madera rústica, que contiene una imagen de la selva, 

tomada desde la ventanilla húmeda y sucia del ómnibus en movimiento; en plena Yunga tucumana, productora de nieblas en el corazón de la montaña. Captura escurridiza que intenta eternizar la intensidad de la experiencia.

La vida en el planeta está en crisis. Somos exceso, la maquinaria humana insiste en seguir esquilmando los recursos y seres vivos, incluida nuestra propia existencia. 

Si todo deseo fuese reducido a lo esencial, serían mínimas nuestras verdaderas necesidades.

En estos tiempos pandémicos globales, una escena selvática con vestigios deconstruidos, plantada en una vidriera de arte del Abasto porteño, se nos presenta como pregunta.

¿Es posible la reversión?

Aquí en Humectaria, lo que brota trasciende el límite, se desparrama y extiende por el espacio circundante, más allá de nuestra voluntad. Y crece.

Rita Simoni