Nota publicada online

miércoles 17 de junio, 2020
Gestores que hacen camino: Maria Rosa Andreani
"La Fundación será una antena, nuestra ambición es ser parte de la época"
Costa Peuser, Marcela
por Marcela Costa Peuser
Gestores que hacen camino: Maria Rosa Andreani

A pocos días de abrir virtualmente las puertas del nuevo espacio de Fundación Andreani entrevistamos, desde Arte Online a su directora para conocer su mirada en este mometo en que cambiaron todas las reglas de juego en lo que a exposiciones se refiere.

Ubicada en el Distrito de las Artes, en el barrio de La Boca, la Fundación Andreani se propone como un espacio con propuestas innovadoras con diferentes actividades de cruce interdisciplinario, de espíritu experimental, lúdico, didáctico, inclusivo, espontáneo y reflexivo.

Fachada de la nueva sede de Fundación Andreani en La Boca

Contanos un poco sobre este espacio que estaba listo para abrir sus puertas y que, debido a la pandemia, lo hará en forma virtual en los próximos días.

-Este espacio es una casa que adquirimos ya hace muchos años, con el sueño de que fuera la sede de Fundación Andreani. El proyecto arquitectónico fue ideado en 2009, por Clorindo Testa y plantea un edificio en cuatro plantas que mantiene y refuerza el valor patrimonial de la fachada. Previo a su fallecimiento, Clorindo creó los diseños de los espacios con su sello, preservando también la esencia característica de la zona, con la utilización de materiales, y colores en patios y balcones internos. El 18 de marzo íbamos a inaugurar. Desde ese día estamos trabajando, cada uno desde su casa y vamos a inaugurar el miércoles 24 de junio de manera virtual. La idea es que este sea un espacio de cultura viva, con propuestas innovadoras e interdisciplinarias, amplias, diversas y de excelencia.

¿Cuáles son los artistas invitados para esta muestra inaugural?

-Mariano Sardón y Mariano Sigman son los encargados de inaugurar el espacio; ocupan dos pisos (PB y 1° Piso) de la nueva sede con muestras interactivas que unen arte y ciencia. Hace varias unas semanas que estamos produciendo material para nuestro canal de YouTube en donde los artistas hacen un recorrido por las obras. En el 2° piso se exhibirá una muestra de Gian Paolo Minelli, un artista muy ligado a nuestro barrio de la Boca y a quien convocamos para hacer el registro desde las excavaciones arqueológicas, reformulación y la construcción del nuevo edificio. Sus fotos son hermosas y poéticas. 

A partir de la imposibilidad de abrir -por el momento- físicamente ¿están pensando en nuevas producciones/ nueva modalidad?

-¡Claro! Entendemos que el mundo entero está repensando el modo en que se organizará la relación con los públicos. Desde la Fundación ya tenemos las muestras del año programadas pero tendermos que ver cómo se sigue. Por lo pronto en julio, arrancamos con nuestra programación virtual. Pondremos en marcha "Residencia en residencia," -un programa innovador de residencias de artistas-, habrá un ciclo de danza y música, entrevistas con artistas y todo lo que ya veníamos trabajando. Deseamos mucho que vengan a conocer el edificio de Clorindo Testa, pero en el mientras tanto, vamos a proponer acciones y pensamiento y nos vamos a comunicar a través de las redes. Por más que la afluencia a espacios vuelva a ser la de antes, hemos aprendido la lección, lo que hagamos debe quedar registrado y quedar como archivo en la web para todos aquellos que deseen acceder y conocerlo.

¿Qué estrategias están pensando para adelante?

-Estamos volando alto y tengo un equipo de lujo. Por ahora no te puedo adelantar mucho pero espero sorprenderte. 

¿Cómo crees que se debería mantener “visibilidad” ante tanta oferta de contenidos online?

- Uno de los problemas que tenemos es que la muestra de Sardón y Sigman es totalmente interactiva y pensada para estar junto a la obra; sin embargo, los artistas están trabajando para ver si es posible replicar esos efectos en un teléfono. No creo que sea sólo cuestión de interactividad lo que te permita entrar en conversación con nuestros públicos. En estos días todos parecen estar hartos de las pantallas, pero cuando las propuestas son interesantes, encuentran a sus públicos. Quizá vitalidad sea algo más importante que interacción.

¿Qué cambios crees que se vienen? Para la Fundación y para el mundo.

Creo que es imposible responder a esa pregunta. Sólo puedo decir que la Fundación será una antena, nuestra ambición es ser parte de la época, discutirla, criticarla, entenderla; los cambios siempre sorprenden.