Nota publicada online

jueves 11 de noviembre, 2021
Finalistas Premio Azcuy 2021
Edición Donna Reggia
Finalistas Premio Azcuy 2021

Cada uno los artistas seleccionados está trabajando en sus de los proyectos para que sean evaluadas en detalle sus posibilidades materiales y las implicancias de sus procesos de producción. ¡El Jueves 27 de noviembre conoceremos al ganador!

UN BESO PERFECTO, de Valeria Maggi

Sobre el proyecto

“Un beso perfecto consiste en una gran roca sedimentaria que estará sometida a erosión hidráulica por el impacto de gotas de agua, hasta formar una escultura abstracta previamente diseñada. (…) Imagina la persistencia de la percepción estética humana hacia un futuro sumamente distante. Un beso perfecto es la fantasía de un ritmo sostenido, constante; un presente continuo de creación hacia un futuro inmensamente lejano. Un acto heroico en el que gotas de agua persisten en titánica acción para esculpir una roca. Este pulso persistente de incidencia como proceso creador, resulta ser el núcleo centrípeto del proyecto: un tiempo expandido que impacta en escala radicalmente distinta de la limitada percepción humana, situándonos en registro geológico.”

TIERRA CIELO, de Francisco Vázquez Murillo

Sobre el proyecto

Tierra Cielo es una oportunidad para repensar formas en las que el arte se mixtura con la arquitectura para mejorar la calidad habitacional de las personas y los seres vivos. El primero de los proyectos consiste en una alfombra ovalada de color azul pleno que cuenta en su reverso con un cableado de un fino alambre de cobre que recorre a modo de telaraña toda su superficie y que termina conectada a la toma a Tierra del edificio. Esta conexión eléctrica permite a los cuerpos que allí pasen o se detengan, la posibilidad de descargar su voltaje sobre esta superficie. La segunda obra consiste en una escultura realizada en acero inoxidable clavada en la tierra que asciende hacia el cielo en forma circular y se prolonga en un diámetro de 270 cm hacia el último piso del edificio. Esta estructura ocupa su lugar entre las plantas del jardín y puede ser vista desde la planta baja y en diferentes perspectivas a lo largo del recorrido ascendente y descendente desde los ascensores. Ambas funcionan como máquinas que establecen relaciones y direcciones energéticas para los habitantes del edificio, a partir de entender que su comunidad es un cuerpo colectivo que “vive” y crece en este espacio en medio de una gran ciudad."

SOBRE FRANCISCO VÁZQUEZ MURILLO

BIO
Francisco Vázquez Murillo (Rosario 1980) estudió Filosofía en la Universidad Na- cional de Rosario. Recibió la Beca Creación en 2019 para la realización de su muestra “Los Movimientos alrededor del sol”. Formó parte del programa de Ar- tistas de la Universidad Torcuato Di Tella (2016) y se le otorgó la beca FNA – CON- TI (2015). Realizó talleres y clínicas de obra con Diana Aisenberg, Silvia Gurfein, Mónica Girón, Eduardo Basualdo, Santiago Villanueva, Graciela Esperanza, Leti- cia Obeid, Diego Bianchi y Santiago Garcia Navarro entre otrxs.
Realizó proyectos e investigaciones en las residencias Kaus Australis en Rot- terdam, Holanda, RSDNART – Kankabal en Yucatán, México, Nido Errante en su edición de El Chalten, Patagonia Argentina, Marble House Project en Vermont, U.S.A, Swatch Art Peace Hotel Artist Residency en Shanghai, China y Monson Arts en Maine U.S.A.
Algunas muestras colectivas destacadas son “Territorio” en Fundación Proa, “Ojos en el cielo” de Fundación Klemm, “Simbiología. Prácticas artísticas en un planeta en emergencia” en el Centro Cultural Kirchner y “Adentro no hay más que una morada”, en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires.
Ha realizado exhibiciones individuales en Argentina y en México, Holanda, China y Estados Unidos.

STATEMENT
Mis obras exploran la relación entre el cuerpo y el territorio como premisa funda- mental y también reflejan la posibilidad de representar el paisaje en relación con nosotrxs como humanxs en la tierra. Pienso desde un vínculo primario y olvidado a través de las formas y los movimientos que organizan lo que vemos.
En mis instalaciones incluyo diferentes materiales como vídeo y esculturas, en interiores o exteriores, para crear un espacio que juegue con la presencia/aus- encia del ser humanx en el paisaje. Intento aportar una poética que pueda resta- blecer un vínculo terrestre olvidado que hemos perdido debido a las formas he- gemónicas en el uso de los recursos naturales y en nuestras formas de habitar el planeta.

ASCENSOS FORMALES, de Marcolina Dipierro

Sobre el proyecto

“Ascensos formales se presenta como un recorrido sistémico inspirado en la noción de ascenso y descenso, donde formas y cuerpos que revelan una mecánica absurda, un funcionamiento ficticio o ficcionado, se adaptan a este particular espacio vacío para transformarlo y resignificarlo a lo largo de 40 metros de altura. Bajo la forma de instalaciones o grupos escultóricos, y pudiendo referir o aludir a poleas, sistemas mecánicos o insinuaciones móviles, estas agrupaciones formales operan y se efectivizan indirectamente solamente al ser visualizadas en movimiento. Partiendo de esta morfología potencialmente dinámica y la propagación de su energía en el espacio, la propuesta también reflexiona acerca de ciertos aspectos gravitacionales en las composiciones de formas y cuerpos, explorando nociones de peso y fuerza, tanto material, como visual.»

SOBRE MARCOLINA DIPIERRO

CV
Nace en Chivilcoy, Provincia de Buenos Aires, el día 10 de Abril de 1978. Profesorado de Pintura, egresada de la Escuela Nacional de Bellas Artes «Prilidiano Pueyrredón» (dependiente del IUNA dec.1404/96).

JARDÍN DE JUEGOS, de Paula CastroSOBRE EL PROYECTO

“Mi propuesta para esta edición del Premio Azcuy es realizar una serie de esculturas/juegos para el área verde del piso 13. Tomo como punto de partida algunas situaciones lúdicas encontradas en fragmentos de pinturas argentinas (uno de mis objetos de estudio). A partir de ellas, realizo una abstracción geométrica, que en su nueva materialización las convierte en calesitas o trepadoras. Algunas de las escenas encontradas pertenecen a pinturas de los artistas Adolfo Ollavaca, Luis Centurión, Feliciano Centurión y Juan Grela. Como dijo Noguchi, la propuesta consiste en pensar ‘los parques infantiles como una cartilla de formas y funciones, simple, misteriosa y evo­cadora’.”

SOBRE PAULA CASTRO

BIO

Paula Castro es artista visual. Nació en 1978 en Buenos Aires. Estudió Diseño Gráfico en la Universidad de Buenos Aires (FADU UBA) y su formación plástica la desarrolló de manera autodidacta.

En 2020 recibió el 3er premio en la categoría escultura del Concurso de Artes Visuales del Fondo Nacional de las Artes. En 2019 ganó la Beca a la Creación del FNA. En 2018 recibió la Beca de viaje Colección Oxenford – Octava Edicion con la que viajó a Viena, Autria a realizar una investigación y residencia en el Museo Gugging, referente internacional del arte ousider. En 2015 participó del Programa de Artistas de la Universidad Torcuato Di Tella, Buenos Aires.
Realizó exposiciones individuales y colectivas en Argentina, Francia, Bélgica, España y Estados Unidos

LA MONTAÑA CONCRETA, de Fabián Bercic

Sobre el proyecto

“La montaña concreta toma la pared de concreto del hueco central del edificio y la transforma en un muro de escalada. A lo largo de ella, recorriendo toda su altura, sobresalen una serie de figuras poliédricas que nos recuerdan pinturas de los movimientos utópicos del arte del siglo XX en Argentina, más específicamente, la vanguardia constructivista de la década del 40, formada por los movimientos Arte Concreto Invención, Madí y Perceptivismo. (…) En mi versión, las obras de arte seleccionadas, están sobredimensionadas y puestas en relieve, obedeciendo al valor historicista que le otorgamos y funcionan como peldaños de una escalera que nos lleva hacia el cielo abierto.”

SOBRE FABIÁN BERCIC

Biografía: 

Fabián Bercic,1969, Buenos Aires. 
Estudia diseño gráfico en la UBA y trabaja en forma paralela en la empresa automotriz Ford Motors Argentina, siendo operario en línea de producción durante los primeros años y  auditor/analista en el departamento de calidad luego. 
Durante los últimos años de trabajo en fábrica comienza a asistir al taller de pintura de Héctor Medici y al taller de escultura de Betina Sor.
En 2001 deja su trabajo y se concentra en su producción artística, teniendo como modelo el taller medieval en contraste con su empleo anterior, aunque mantienen el diseño y el aspecto industrial como marca de su producción, convirtiéndose en un rasgo característico de sus obras.
En 2003 recibe el Primer Premio Fundación Federico Klemm
Durante los años 2004 y 2005 desarrolla su trabajo en el programa de talleres de la beca UBA Rojas/Kuitca.
Recibe el Primer Premio Directorio Concurso 50 aniversario FNA en 2008 y el Primer Premio de Escultura del Salón Nacional de Artes Visuales en 2017.

TREECO, de Luís Terán

Sobre el proyecto

“En sintonía con el enfoque al que atienden las nuevas propuestas urbanísticas y arquitectónicas de responder a la demanda de respeto y cuidado medioambiental (…) propongo la instalación de un conjunto de esculturas que trabajen de manera simbiótica con vegetación viva, aumentando los metros cúbicos de espacio verde, generados desde el edificio Donna Reggia hacia el barrio de Caballito. (…) Se trata de un conjunto de columnas biomorfas de capiteles redondeados cuyo diseño estructural será habitado y revestido por vegetación trepadora. Los capiteles serán, además, luminarias decorativas que podrán encenderse por la noche, pudiendo ser ésta una característica distintiva visual del edificio dentro del barrio. (…) Cada conjunto escultórico que se instale aportará al edificio y su entorno treinta y dos metros cúbicos (32 m3) de espacio verde que, además de purificar el aire y absorber dióxido de carbono, proporcionarán espacios semicubiertos que funcionarán como refugio tanto para otras plantas como para lxs a habitantes de Donna Reggia.”

SOBRE LUÍS TERÁN

Educación

Escuela de Bella Artes Regina Pacis
[Profesor Nacional de Escultura]
2003

Escuela de Bellas Artes Regina Pacis
[Maestro Nacional de Dibujo]
2000

SIN TÍTULO, de Tomás Espina

Sobre el proyecto

“El objetivo del proyecto es crear un museo popular de arte argentino contemporáneo. Una suerte de compendio inconcluso y festivo que dé cuenta de una comunidad artística singular que fue y es responsable del imaginario visual argentino. Una versión carnavalesca, satírica y grotesca de sus protagonistas, textos e hitos más significativos del arte argentino. (…) El proyecto está dividido en 5 cuerpos de obras que serán distribuidos en los espacios destinados por Azcuy para ser emplazados: cerámicas utilitarias (jarrones) grabadas con textos, manifiestos y decálogos escritos por artistas argentinos; dibujos en hollín sobre papel, de las cartas natales de 126 artistas fallecidos; títeres que representan obras relevantes, elementos recurrentes e hitos en el arte argentino contemporáneo; xilografías; y máscaras de 161 artistas argentinos vivos. Es constitutivo de este proyecto que los elementos que lo componen sean manipulados y cobren vida antes de ser parte del museo.”

SOBRE TOMÁS ESPINA

Tomás Espina nació en Buenos Aires en 1975, y vivió en su niñez y adolescencia entre México, Mozambique, Santiago de Chile y Córdoba. En 1997 se instaló en Buenos Aires para cursas sus estudios de pintura en el Instituto Universitario Nacional de Arte (actual UNA). Ha recibido becas de la Secretaria de Cultura de la Nación (ACA) y Atlantic Center of Art Fundation, EEUU (2004). Obtuvo el Primer Premio, Petrobras/arteBA 6ª