17 junio 2019

Nota publicada online

jueves 6 de junio, 2019
|
El universo expandido de Avakián
En la nueva sede de Galería Azur

Galería Azur abrió en noviembre su nueva sede en la calle Arroyo. En el imponente espacio exhibe Alejandro Avakian sus pinturas recientes y litografías hasta el 10 de junio.

Grandes pinturas expresivas y coloridas se adueñan de las altísimas paredes del local donde por años ocupó el anticuario Della Signoría. “La expresión es todo y cada vez está mas a flor de piel; tiene que ver con lo emocional,” confiesa Avakian. “Como artista vas tomando riesgos, lo importante es reconocer la propia energía. Hay días que siento la necesidad de pintar con las manos, dejar impresa mi huella y surgen estas pinturas llenas de contenido, apasionadas y coloridas.”

Cada obra es un viaje distinto; es una experiencia vital que termina convertida en obra. Después llega la calma y, con ella, la necesidad de crear obras minimalistas donde el blanco -el de la tela o el papel- es el principal protagonista. En el binomio blanco y negro de sus tintas y litografías aparece la síntesis y, como el mismo dice, “la precisión del espíritu.” La música es su cómplice a la hora de crear y esto se ve reflejado en cada trazo.

Hace unos años el destino lo llevó a New York, la energía de sus calles y sus bares lo cautivó. Desde entonces su vida y su creación van de su estudio de Brooklyn a su galpón de Barracas.

Avakian en Azur

Lucas, Nadia y Tamara Kokogian son los responsables de Azur, una casa de subastas de arte argentino que abrió sus puertas en Callao y Guido en 2010. Desde entonces fueron acomodando y expandiendo su negocio familiar hasta abrir, en noviembre pasado, la segunda sede en el emblemático local de la calle Arroyo 981. “El local de Arenales 867 queda destinado a subastas y en éste organizamos exposiciones de artistas argentinos contemporáneos”, afirma Nadia. Los proyectos siguen creciendo y la idea es poner, próximamente, un pie en Nueva York. Brindemos por el universo expandido del arte.